Como Invertir Ahorros

Como invertir los ahorros: 3 claves para mejorar su patrimonio

En la vida, hay solo tres factores con los cuales se puede jugar para aumentar el patrimonio: los ingresos, ahorrar y como invertir los ahorros. Es preciso aprender dominar cada uno, aunque hoy nos centraremos más en el último punto.

Los ingresos

Son un elemento fundamental y necesario (sin ingresos no puede haber ni ahorro y por consiguiente tampoco puede haber ahorros para invertir), pero no es el elemento más importante a la hora de aumentar el patrimonio.

En efecto, una persona que tiene ingresos pero gasta más de lo que ingresa se endeudará y se hará más pobre, mientras aquella que tenga una gestión mucho más racional podrá conseguir sacar un excedente (llamado ahorro) con unos ingresos mucho menores que la primera.

El ahorro

Es como lo vemos a diario en este blog, saber como ahorrar dinero es un elemento fundamental, ya que permite constituir una reserva de dinero, destinada a cubrir varios objetivos (emergencias, compras importantes, inversión para el futuro).

Sin embargo, de nuevo lo que se hace con el ahorro es muy relevante. Si dejamos el dinero dormir en una cuenta no remunerada (o muy poco) o lo tenemos por debajo del colchón, no solo perdemos la oportunidad de aumentar nuestro patrimonio, sino que en términos reales pierde valor, ya que la inflación probablemente sea más alta que la rentabilidad que le damos.

Las inversiones

Como invertir los ahorros conseguidos es por supuesto una decisión muy importante. En general responde a un gran principio financiero: a mayor riesgo, mayor rentabilidad. Pero no tenemos que ver el riesgo con miedo, sino como un hecho. Existe un riesgo en cada inversión, sea la que sea, igual que existe un riesgo a la hora de subirnos al coche. Lo importante es ser conscientes de los riesgos de cada inversión. Incluso tener el dinero por debajo del colchón tiene riesgos (robo, devaluación de la moneda), y no deja ninguna rentabilidad.

Tradicionalmente, existen cinco grandes formas de rentabilizar los ahorros.

 

1- Invertir en activos inmobiliarios (ladrillo).

Hasta hace unos años, la mayoría de la gente lo consideraba la inversión más inteligente y más segura, y normalmente no suele ser una mala elección, aunque tiene varios inconvenientes. Se necesita mucho dinero para invertir, los inmuebles tienen gastos importantes cada año, y encontrar un inquilino fiable que pague a tiempo no siempre es muy fácil. Sin embargo es un bien de primera necesidad e históricamente ha sido una inversión con una rentabilidad un poco superior a la inflación.

Pero en España dejo de ser una inversión inteligente hace años, cuando la obsesión de los compradores por el ladrillo creo una tremenda burbuja inmobiliaria que propició que los precios se alejaran totalmente del poder adquisitivo de las familias españolas. Todavía faltan unos años de ajuste, y entonces se podrá volver a considerar como opción de inversión.

 

2- Invertir en empresas.

La inversión en empresas se puede dividir en dos grandes opciones.

En primer lugar la inversión en el capital de una empresa que no cotiza en bolsa, como socio participativo o como simple inversor (Business Angel). Está opción necesita un buen conocimiento de las perspectivas de esas empresas y puede ser muy rentable y muy arriesgada.

La segunda opción y la más habitual es invertir en bolsa, directa o indirectamente (fondos de inversión). Tiene muchas ventajas, ya que se puede diversificar el patrimonio, hay pocos gastos asociados y tanto comprar como vender es muy rápido. Si se elige bien la cartera de valores y se trabaja a largo plazo, ha demostrado ser una muy buena opción de aumentar el patrimonio.

En otros artículos hablaremos más en detalle de la bolsa.

 

3- Invertir en divisas o en materias primas

Los mercados financieros permiten invertir en prácticamente todo, especialmente en divisas y en materias primas. Aquí tenemos dos perfiles de inversores. Los que quieren ganar un máximo de dinero (con un riesgo importante) en operaciones sobre mercado muy volátiles (por ejemplo el Forex para las divisas). Pero también están las personas que quieren comprar algo concreto, y como ya no pueden comprar ladrillo, invierten en valores refugios como el oro y la plata.

 

4- Prestar a otros particulares

Mucha gente se pregunta si es legal prestar dinero a otros particulares, y en España lo es. Lo que pasa es que esta actividad muchas veces se ve de forma muy negativa. Sin embargo puede ser la oportunidad para ganar algo de dinero ayudando a otras personas que tienen dificultades para obtener un crédito. Pero evidentemente existen muchos riesgos de impago, y más en estos momentos de extrema dificultad económica.

 

5- Invertir en arte

Está última opción es algo frecuente para las personas con mucho dinero, pero necesita muchos conocimientos y en general no se adapta al perfil inversor de un ciudadano medio. La citamos pero no insistimos más.

Volviendo al punto central del artículo: si quiere hacer crecer su patrimonio, saber invertir su dinero es al menos tan importante como saber ahorrar, por lo que recomendamos que analice las distintas opciones que se le presentan. Mientras no tenga claro que hacer con su dinero, al menos póngalo en una cuenta remunerada.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

(Spamcheck Enabled)