Ahorra en el mantenimiento de tu coche con esos consejos

bujiaCuando compras un vehículo, es un desembolso significativo, y tu coche va perdiendo valor con el tiempo y el uso. Sin embargo, si haces un buen mantenimiento, puedes hacer que tu vehículo te cueste menos dinero y conserva más valor durante más tiempo. Es lo que tiene cuidar las cosas.

¿Cómo cuidar un coche?

No se trata solamente conducir con prudencia, de forma progresiva y anticipada. Tampoco es únicamente evitar rozamientos y accidentes innecesarios. También significa cumplir con una serie de mantenimientos imprescindibles, que si cuestan dinero cuando les haces, a la larga le dan más valor a tu coche y evitan que tengas que hacer grandes reparaciones.

Una proporción muy significativa de los conductores no llevan sus vehículos a revisión en los plazos estipulados por los constructores, en la mayoría de los casos, por el alto coste que suponen llevar el coche al taller. Sin embargo, al prescindir de esos mantenimientos, esos conductores aumentan drásticamente la probabilidad de sufrir una avería.

El mantenimiento preventivo es la mejor opción

Esperar a que las cosas vayan mal con el coche es la forma menos ahorrativa de gestionar el vehículo, ya que cuando aparecen ruidos extraños, humos o vibraciones, suelen haber una reparación importante que efectuar. Evidentemente, al menor indicio de que algo no funciona normalmente, es recomendable ir al taller para solucionarlo y evitar una avería grande, pero lo que realmente ahorra dinero es efectuar un mantenimiento preventivo, al menos una vez al año.

Verificar el nivel de aceite con frecuencia, revisar el líquido anticongelante, cambiar los limpiaparabrisas en cuanto se nota que funcionan peor, mirar el estado del líquido de dirección hidráulica, ver mensualmente el nivel del líquido de frenos, o comprobar el estado de los neumáticos con frecuencia son algunas medidas que podemos adoptar. Es especialmente importante hacer esas verificaciones antes de un desplazamiento largo en carretera.

ahorrar mantenimiento cochePedir varios presupuestos y hacer funcionar la competencia

Si el vehículo está en garantía, normalmente lo recomendable es ir a la marca oficial, pero aunque se opte por eso, no todos los talleres oficiales cobran lo mismo por el mantenimiento, y con un par de llamadas se puede ahorrar mucho dinero. Cuando el coche ya no está en garantía, entonces se puede contar también con talleres multimarca, que suelen ser mucho más económicos. Como solemos aconsejar en el blog: no hay que ir a un sitio sin comparar precio, pedir varios presupuestos siempre es una excelente forma de ahorrar.

Comprar los repuestos por tu cuenta

A veces los talleres aplican unos precios de repuestos bastante elevados, y por lo tanto, una buena estrategia para ahorrar es comprarlos por tu cuenta. Hoy en día, es bastante fácil informarte por internet y comparar precios de diferentes marcas y distribuidores. Puedes optar por el proveedor de recambios para coches que te ofrezca el mejor precio y calidad, como por ejemplo Endado, que además tiene envío gratis y en 24 horas.

Aprender un poco sobre mecánica te puede hacer ahorrar mucho

Hay muchas tareas sencillas vinculadas con el mantenimiento de nuestro coche que puedes realizar por tu cuenta sin ayuda profesional, siempre que te informes bien antes de cómo funcionan. Cambiar el filtro de aire, revisar el estado de los neumáticos o comprobar el estado de la batería son cuestiones sencillas que, con un conocimiento básico de mecánica puedes resolver por tu cuenta. Cualquier curso de mecánica básica o libro serio sobre el tema con buenas imágenes ilustrativas será suficiente y te permitirá ahorrar dinero en el cuidado de tu coche. También hay muchos tutoriales en Youtube.

Si le coges gusto y vas aprendiendo más de mecánica, puedes ir alquilando un box y hacer tus propias reparaciones. Comprando las piezas al mejor precio y alquilando el sitio por horas te sale mucho más barato que ir a un taller. Eso sí, tienes que asegurarte de saber hacer las cosas bien. El estado de tu vehículo y tu seguridad merecen que te lo tomes muy en serio.

Como puedes ver, cuidar de tu vehículo y de tu bolsillo al mismo tiempo no es una misión imposible. Tomar las decisiones adecuadas y realizar un mantenimiento preventivo de tu vehículo es un buen comienzo.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)