Ahorrar no siempre es la solución

pilas monedasEn un blog que hace del ahorro su bandera y de los trucos para recortar gastos sus contenidos más frecuentes, creo que era importante hacer una matización, que alguna vez he dejado caer tratando de otros temas. No creo que el ahorro siempre sea la solución para tus finanzas personales. Porque, evidentemente, el ahorro en sí no tiene importancia, lo que la tiene es como el ahorro puede ayudarte a mejorar tu vida.

Cuando ahorrar es aconsejable

Sinceramente, creo que cualquier persona si se fija un poco más en lo que gasta cada mes puede ahorrar algo, recortando aquellos gastos menos importantes, o a veces tontos. Pero cada uno es distinto, y hay gente que tienen una excelente gestión de sus finanzas personales, y optimizan muy bien sus gastos, mientras otros gastan sin contar ni priorizar nada. Para esa segunda categoría de personas, es aconsejable ahorrar y ponerse serio con el tema.

  • Si gastan mucho pero los ingresos superan los gastos, aprender a ahorrar puede permitir de una forma mucho más holgada, invertir, y demás, pero es algo opcional.
  • Si gastan mucho y esos gastos superan los ingresos, entonces ahorrar es obligatorio.

El límite del ahorro

Volvamos ahora a la primera categoría de personas, las que saben optimizar sus presupuestos. Nos encontramos con la misma diferencia entre los que cobran más que lo que gastan y los que están en la situación contraria, pese a tener cuidado con el gasto.

Esas personas probablemente podrían seguir recortando más, y probablemente llegarían a equilibrar el presupuesto, pero el coste no sería financiero sino personal: un sacrificio importante.

ahorrar no siempre es la solucionSolo se tiene una vida

Ahorrar está bien siempre que esto no implique un perjuicio para la calidad de vida. Porque el dinero no es la cosa importante. Lo que realmente cuenta es poder disfrutar un máximo de cada día, porque esa aventura un día termina. A menudo, para conseguir este bienestar hay que invertir tiempo y esfuerzo, pero siempre se hace con el propósito de mejorar la calidad de vida, no para ser el más rico del cementerio.

¿Qué hacer cuando no basta con el ahorro?

Cuando ahorrar más se vuelve difícil, cuando implica bajar tanto tu calidad de vida que no te merece la pena, pero, que sin embargo, tienes que hacerlo porque tus ingresos no llegan, entonces la conclusión es evidente: tienes que enfocarte a aumentar el dinero que recibes, no a reducir el que gastas.

Tiene muchas maneras de hacerlo. Puedes conseguir unos ingresos adicionales, como por ejemplo alquilando una habitación de tu casa, o puedes hacer cambios más profundos, replanteando tu carrera. Eso último, muchas personas lo descartan enseguida, pero realmente es algo que tiene varias ventajas: puedes escoger un camino que te guste más que lo que estás haciendo ahora, y puedes conseguir mayores ingresos. No he dicho que sea fácil, pero es mejor dedicar tus esfuerzos a conseguir ganar más que seguir recortando. Todo eso lo digo en el contexto en el que el ahorro no basta.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)