Mi experiencia con Cabify y mis opiniones sobre el servicio

cabifyHoy he probado Cabify por primera vez. La verdad que hasta hace poco no conocía en detalle las alternativas al taxi tradicional. No llegué a probar Uber antes de que se prohibiera en España (en su formato más conocido), aunque luego tuve la oportunidad de probarlo en otro país. Sin embargo, este artículo no tratade Uber, sino de mi experiencia con Cabify, así que voy a intentar resumir las ventajas y desventajas del sistema.

Nota: los enlaces hacia Cabify de este artículo vienen con un código que a fecha de redacción del post daba 6€ de crédito a los usuarios que bajen la App. A mi creo que también me dan lo mismo, pero solamente el día que la persona referida use Cabify.

¿Cómo funciona Cabify?

A diferencia de Uber, que está más pensado para que particulares usen sus coches personales para ganarse un dinero extra haciendo un trabajo de taxi, el concepto de Cabify es seleccionar conductores profesionales para un servicio de chófer privado a medida. De hecho, hasta la fecha este formato sigue operando y no ha sido prohibido en España como algunos competidores, ya que la empresa tiene como una de sus preocupaciones más importantes ofrecer una alternativa legal al taxi.

El principio es muy sencillo, tras bajar la App y registrar una tarjeta de crédito o una cuenta de Paypal, el usuario puede reservar un coche en el mismo momento (el tiempo estimado de espera figura en la pantalla) o reservarlo para más tarde. Indicando el destino, la aplicación da el precio del viaje, que se cobrará cuando se efectúe el desplazamiento.

Ventajas e inconvenientes de Cabify

Empecemos por las ventajas:

  • Es muy práctico. En unos segundos puedes reservar tu coche, y además ves en tiempo real como está llegando hacia tu ubicación. Una vez dentro, también puedes compartir tu itinerario con otras personas para que consulten en directo donde estás y cuanto te queda para llegar al destino.
  • Es rápido. Las veces que he consultado la disponibilidad de coches cerca de mí, solía tener uno a menos de 5 minutos. No puedo hablar para otras ciudades pero en Valencia parece que tienen una buena flota.
  • No hay sorpresa con el precio. El precio se calcula por distancia, usando el recorrido más directo entre la dirección de salida y de llegada que eliges. Y ese es el precio que pagarás al final, aunque haya atascos, o aunque el chófer decida coger otra ruta.
  • Es económico. En este punto solo dispongo de dos datos: mi propia sensación que pagué un precio inferior a lo que me hubiese cobrado un taxi tradicional para este mismo recorrido, y la afirmación del chófer, que me dijo que de media Cabify salía un 10 o 20% más barato que un taxi. Aconsejo al lector que aproveche la herramienta que calcula el precio para tener su propia opinión. Un viaje desde el aeropuerto hasta la catedral de Valencia costaba cuando lo miré algo más de 17,5€ mientras la tarifa única desde el aeropuerto hasta la ciudad es de 20€ para los taxis.
  • Es cómodo. Incluso los vehículos de la clase más económica (Lite) son bastante cómodos, y te ofrecen una botellita de agua y WiFi gratis. Hay hasta revistas. Se parece más a una experiencia de chófer privado que a un taxi.
  • No hace falta llevar dinero en efectivo. Basta con tener el móvil a mano.

cabify-opinionesSin embargo, hay algunos inconvenientes:

  • El precio mínimo es de 10€, por lo que no compensa usar Cabify para trayectos muy cortos. En Valencia, durante el día la tarifa mínima de taxi es de 4€ y por la noche es de 6€, así que en casos así el taxi tradicional tiene ventaja.
  • Si te quedas sin batería antes de poder reservar tu trayecto no puedes acceder al servicio. Quizás sea muy obvio, pero no por eso es menos cierto que puede pasar si estás todo el día fuera y se te agota la batería. Sin embargo, si te quedas sin móvil después de reservar no pasa nada, siempre que te presentes en el punto de recogida.
  • Si cancelas el trayecto reservado menos de una hora antes del tiempo previsto, te cobran 10€ de todos modos.
  • En ocasiones puedes tener prisa y puede que el vehículo más cercano esté a 15 min o más. En las veces que he consultado la App no ha sido frecuente, pero puede pasar.

Conclusión

En mi opinión, en términos de relación calidad – precio, Cabify ofrece un servicio muy cómodo y práctico a un precio competitivo. A partir de ahora, es una opción que usaré más a menudo como alternativa al taxi.

Me encantaría tener opiniones de lectores sobre Cabify, los pros y contras, o experiencias que han tenido. Podéis escribir en la sección de comentarios (se moderan).

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

  • No se encontró ningún artículo relacionado

6 pensamientos en “Mi experiencia con Cabify y mis opiniones sobre el servicio

  1. Pablo

    Cabify es arriesgado para los clientes porque obligan a trabajar a los conductores 60 horas a la semana con turnos de 12 horas sin derecho a descanso alguno porque tienes que estar disponible durante todo el turno. Sólo dejan 10 minutos de descanso para comer… sin apartarte del coche. Considero que es un abuso hacia el conductor, ya que hacen un contrato de 40 horas obligándole a trabajar 60 horas y no pagan nocturnidad y hay turnos que empiezas a trabajar a las 12 de la noche hasta las 12 del mediodía, vamos un auténtico peligro para el cliente…
    Es una buena opción pero se tiene que regular mejor, al fin y al cabo esto es un taxi bajo petición. Ojo con estas compañías hay que vigilarlas muy bien para evitar abusos y situaciones de riesgo

    Responder
    1. Ideas y Ahorro Autor

      ¿Tiene alguna fuente para justificar esas afirmaciones sobre esa empresa? No quiero ser ingenuo, sé que este tipo de situación ocurre en muchas empresas, pero al mismo tiempo me parece muy fácil afirmar eso, sobre todo usando el argumento del peligro para el cliente, olvidando el hecho de que muchos taxistas trabajan muchísimo más de 8 horas al día, por lo que si se habla de peligro en un caso, habría que hablar de peligro en el otro también.

      Responder
      1. Jonathan

        Yo tengo un amigo que precisamente ha sufrido un accidente iendo en un vehículo de Cabify porque el conductor se quedó dormido. No fue nada grave apenas fue un golpe con em de delante aboyando un poco el parachoques, pero fue el propio conductor el que le reconoció que levaba todo el dia pasando mucho sueño debido a tantas horas que trabaja. Hay que tener cuidado . A veces lo barato sale caro. Y si barato os referís a un 10 % de nada….

        Responder
        1. Ideas y Ahorro Autor

          Yo la verdad es que las pocas veces (3 o 4) que he usado el servicio ha estado perfecto. Normalmente con un taxi de toda la vida el servicio está bien, pero he visto también algunos casos de taxistas que conducían muy mal, de una forma muy peligrosa. Incluso alguna vez me di cuenta tarde que el taxista estaba bebido, y menos mal que era un trayecto corto por la ciudad. Con eso quiero decir que siempre puede haber percances, sea quien sea el que conduce.

          Responder
  2. carlos

    Cabify en Madrid es una empresa mal gestionada. En primer lugar la ultima vez que solicite el sevicio fui atendido por una persona que me preguntaba por donde debiamos ir al destino dando acelerones y frenazos bruscos…para que diga esto yo que me gusta l a velocidad…Explotan tanto a conductores (autonomos) como a sus propios trabajadores, los cuales muchas veces tienen contrato de practicas cobrando una miseria y trabajando mas horas de las que les corresponde. Se habla de 400 euros por un contrato de 30h que luego son 40…. En fin esta empresa perjudicar a todos que entran en contacto con ella tanto trabajadores en practicas como choferes y competencia, pero sobretodo no asegura de forma suficiente un servicio de calidad a los clientes.

    Responder
    1. Ideas y Ahorro Autor

      La verdad es que todo lo que cuenta sobre las condiciones laborales, lo desconozco. Yo me limito a valorar el servicio recibido. De momento, mi experiencia ha sido muy buena, aunque es verdad que solo usé el servicio 3 o 4 veces. Entiendo que cada uno puede tener una percepción diferente, y que las experiencias también pueden variar mucho según quien sea el conductor. Más de una vez he subido en taxis que conducían mal, y alguna vez el taxista tenía que seguir ciegamente el GPS porque no conocía aun la ciudad. Lo entiendo como algo normal cuando se empieza en este tipo de trabajo (lo de no conocer la ruta, quiero decir).

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)