Como ahorrar en teléfono: 11 consejos prácticos

llamadaUsar más el fijo que el móvil, aprovechar programas como Skype, las mensajerías instantáneas, Facebook o Twitter son algunas de las formas para aprender como ahorrar con el teléfono. Hay bastantes más y las detallamos a continuación. Es el octavo artículo de nuestra serie de como ahorra dinero día a día.

 

1º- Analizar el consumo

El primer paso para reducir la factura de teléfono es analizar el consumo que hacemos tanto con el teléfono fijo como con el móvil. Para eso es bastante sencillo, ya que los operadores suelen poner a nuestra disposición el detalle de nuestras llamadas. Incluso algunos tienen herramientas que nos permiten trabajar con estos datos exportándolos a Excel.

De estos datos podremos determinar nuestras pautas de consumo: llamadas cortas o largas, a muchas personas o a pocas muy identificadas (familia, amigos), en España o en el extranjero, a fijos o a móviles, uso de Internet móvil o no, por la mañana o por la tarde, etc.

2º- Elegir la oferta que mejor se adapta al consumo

En el mercado de las telecomunicaciones, las compañías importantes y las pequeñas tienen numerosos planes (prepago, contrato, consumo mínimo o no,…) con muchos productos especializados (números preferidos, llamadas a ciertos países más económicas, horarios, etc.). Lo que tenemos que hacer es estudiar estas ofertas y ver cual se adapta mejor a nuestro consumo habitual.

Por ejemplo, si la mayoría de nuestras llamadas las hacemos a pocas personas y siempre las mismas (familia, pareja, amigos) podemos optar por alguna oferta con números preferidos. Si tenemos familia fuera de España, buscaremos la compañía que nos ofrezca un plan o un producto adaptado. Si hacemos llamadas cortas buscaremos la compañía con el menor coste de establecimiento de llamada.

3º- Acostumbrarse a usar el fijo en lugar del móvil

Aunque la telefonía fija está perdiendo mucho peso, sigue teniendo grandes ventajas respecto a la telefonía móvil. En especial la posibilidad de llamar gratis a cualquier otro fijo en España (opción que tiene la inmensa mayoría de los planes de telefonía fija, sobre todo cuando están asociados con Internet).

Una vez que haya analizado su consumo de móvil, podrá darse cuenta de que probablemente haya hecho muchas llamadas a fijos (que le habrían salido gratis desde el fijo) y a móviles de personas que tienen línea fija. Estamos tan acostumbrados a la comodidad de llamar por el móvil que no nos damos cuenta que podríamos esperar un poco y hacer la mayor parte de nuestras llamadas desde el fijo. Evidentemente, no podremos remplazar todas las llamadas, pero si conseguimos tener el reflejo de esperar cuando pensamos “voy a llamar a tal para saber que pasa con su vida” ahorraremos. Otro reflejo que tenemos que tener es preguntar a las personas con quien hablamos si tienen un teléfono fijo.

como ahorrar telefono4º- Skype, WhatsApp, etc…

Para aquellos que no tienen el fijo gratis para llamadas nacionales, o que tienen que hablar con familiares y amigos en otros países, sin duda la opción más barata es usar las posibilidades de Internet, llamando de ordenador a ordenador. Skype es la aplicación más conocida, y permite llamar a otras personas que también lo tienen instalado sin coste, además de tener tarifas interesantes para llamadas internacionales (en general más baratas que las ofertas de operadores locales, pero esto hay que comprobarlo por cada caso).

En los últimos años, la generalización de los teléfonos inteligentes hizo que fuera posible llamar con esos dispositivos usando datos en lugar de voz, con la misma Skype o muchas otras aplicaciones, como WhatsApp, Viber, Facetime y muchas más. Sin embargo hay que tener cuidado en no pasarse con el consumo de datos.

5º- Mensajes electrónicos en lugar de SMS

Mandar SMS se había convertido en una costumbre importante, pero hoy en día está en declive, sobre todo porque ahora es mucho más fácil mandar un mensaje por WhatsApp o Facebook a todos nuestros amigos a la vez, o mandar un correo electrónico. A pesar de haber bajado de precio, los SMS siguen costando alrededor de 10 céntimos, mientras sus nuevos competidores son gratuitos.

6º- SMS en lugar de llamadas cortas

Sin embargo, hay momento en que el SMS puede servir para ahorrar. En caso de que queramos llamar a alguien para casos puntuales (confirmar una dirección, una hora, avisar de un retraso), suele ser más interesante el SMS que una llamada (nos evitamos el coste de establecimiento de llamada, las múltiples llamadas si la otra persona está ocupada y no coge, la posibilidad de hablar mucho más tiempo de lo necesario, etc.)

7º- No más 900

Otra fuente importante de gasto son los números especiales (aquellos que empiezan por 8 y 9). Si quitamos los 800 y 900 que son gratuitos, el resto van de precios aceptables (llamada local) a precios prohibitivos (más de un euro por minuto).

Por desgracia, los servicios de atención técnica o de atención al cliente de muchas empresas suelen ser así. Para evitar pagar estas llamadas existen dos opciones. La primera es buscar una alternativa, generalmente por Internet (algunas empresas tienen un chat gratuito online, o un correo electrónico de información).

Como no siempre se puede encontrar alternativa, la segunda opción es visitar la web de No más números 900, una página con formato Wiki que intenta indicar los números fijos que corresponden a los de pago. La información no siempre está actualizada, pero merece la pena probar, ya que una sola llamada a estos números cuesta varios euros.

8º- Ponerse un objetivo de consumo y revisar la situación

Otra buena idea una vez que se ha identificado el tipo de consumo que tenemos es fijarse un objetivo de gasto. Por ejemplo, si sé que llamo de medias 6 horas al mes, y que con la tarifa que más se ajusta a mis necesidades gastaría 30€ (contando con los distintos servicios contratados), puedo ponerme como objetivo 25€ al mes e ir controlando como voy (se puede consultar el consumo por Internet gratis en la mayoría de las compañías).

Esta es una idea que vamos a comentar a menudo en el blog: la de ir controlando el gasto sobre la marcha y no esperar a final de mes o a los recibos. Este control nos acostumbrará a estar pendiente de lo que gastamos y en consecuencia a gastar menos.

9º- ¿Nuevo teléfono y compromiso de permanencia o precio más barato y libertad?

Muchas compañías nos atraen con un teléfono de última generación, que nos regalan a cambio de permanecer 12 o 24 meses. Si la compañía tiene unas tarifas competitivas y que se ajustan a nuestra necesidad, optar por comprometerse y coger el teléfono puede ser una buena opción, pero también hay que valorar la posibilidad de comprar el móvil y optar por una compañía más barata, a la larga nos puede compensar. También se valora la libertad para cambiar de operador.

10º- Tarjetas para llamar fuera

Si acostumbra a llamar a otros países, una alternativa a usar Skype o las mensajerías instantáneas es comprar una tarjeta de prepago. Hay muchas tarjetas, normalmente especializadas por países. Se pueden encontrar en locutorios. Las mejores son las que permiten llamar a un teléfono fijo, ya que entonces se consiguen más minutos. Con este tipo de tarjetas se puede hablar por 1 euro la hora para países fuera de la Unión Europea. El principal inconveniente es que tienen una duración limitada (un par de meses), por lo que si nos descuidamos perdemos el saldo.

11º- Usar la libre competencia

Las compañías telefónicas (y muchas otras empresas de servicios) están dispuestas a negociar y a ofrecernos mejores condiciones, pero solo en un caso: si decimos que nos vamos. Y no vale con una simple amenaza. Hay que ir en serio. Pedir que nos den de baja oficialmente. Normalmente enseguida nos proponen alguna oferta, un móvil nuevo o darnos acceso a una promoción reservada a nuevos clientes.

Si usamos esta técnica (muy recomendable) tenemos que prepararnos por el caso en el que no protesten y no digan nada. De hecho lo mejor es usar una oferta real de la competencia como argumento. Normalmente funciona y no tenemos que darnos de baja, pero si tuviéramos, tampoco pasaría nada, ya que nos pasaríamos a la otra compañía.

Esperamos que estos consejos les sirvan, y ya saben que pueden usar los comentarios para compartir sus propios consejos y trucos.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

2 pensamientos en “Como ahorrar en teléfono: 11 consejos prácticos

    1. Sofia

      Buenos consejos!

      Si sirve de ayuda, tenemos un software que sirve para analizar tu factura, y en base al gasto te dice cual sería la mejor opción de tarifa para ti

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)