Un 5% de la comida que compras acaba en la basura, puedes evitarlo

tomatesSegún un estudio del Ministerio de Agricultura, en 2015 el gasto en alimentación per cápita era de unos 1.500€ anuales, y la cantidad de comida desperdiciada en los hogares españoles representaba un 4,5% del volumen total. Aunque no se desperdician todos los alimentos de la misma forma, y por lo tanto el valor medio de lo desperdiciado no es necesariamente el mismo que la compra media, podríamos estimar grosso modo que se desperdician unos 70€ anuales por persona.

Frutas, verduras y pan, lo más habitual

La mayor parte de lo que se deshecha es comida sin procesar, es decir la típica situación de la comida que se almacena en la nevera y se pasa de fecha. También se desperdician platos cocinados, pero representan un volumen significativamente menor. Dentro de lo que más se echa a perder, la palma se la llevan las frutas, (27,6% de los alimentos sin preparar tirados a la basura), delante de las verduras (15,1%) y el pan (5,4%), siguen la leche, las sopas y cremas, los yogures y finalmente los zumos.

Como ves, en la mayoría de los casos, el problema es comprar unos productos perecederos y no consumirles a tiempo. Me ha llamado la atención que no figurase la carne en esa lista, probablemente porque si vemos que una carne está cerca de su fecha de vencimiento, la solemos poner en el congelador, cosa que no se hace con las frutas, verduras o los yogures.

no desperdiciar comidaComo evitar que pase

  • No compres demasiados productos perecederos en una sola compra. Si vas al supermercado y compras de golpe mucha fruta y verdura, es muy probable que no te dé tiempo de consumirlas todas. Mejor ve comprando y consumiendo poco a poco, unas cantidades que cubran unos pocos días.
  • Usa la técnica de los supermercados. Ellos suelen poner los productos cuya fecha de vencimiento es cercana en primera fila para que los cojas. Puedes hacer lo mismo en tu nevera, reorganizándola periódicamente para que los productos que vencerán pronto estén más visibles.
  • Haz una lista en función de los menús que vas a preparar. Sin duda es la mejor forma de no desperdiciar. Si ya sabes exactamente lo que vas a comer, no corres el riesgo de comprar alimentos que se vayan a quedar indefinidamente en tu nevera.
  • Intenta mirar cada día como están las frutas y las verduras. Mejor que te las comas ya si les falta poco para ponerse malas, antes que ponerte a preparar y comer otra cosa.

Las ventajas de reducir los deshechos

  • Ahorras algo de dinero. Esos 70€ anuales por persona (que pueden ser algo menos, en realidad), puede que no sean mucho, pero todo suma.
  • No tendrás que bajar tanto la basura. Si tiras frutas y verduras enteras, en un país como España, tienes que ir a bajar la basura enseguida, si no quieres que tu casa esté invadida por moscas y moscones.
  • Haces una pequeña parte para proteger el medioambiente. En el mundo se tira mucha comida, y, siendo realista, la parte que se deshecha en los hogares es muy pequeña comparada con las que se pierde en el resto del proceso, pero aun así aportas tu contribución a limitar los desperdicios y tener un consumo más responsable.
Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)