Como venderte en una entrevista de trabajo

sonrisaLa apariencia es mucho más importante que el fondo en esta fase de un proceso de selección. Durante la entrevista, tienes una oportunidad, y la tienes que aprovechar. Tus interlocutores deben percibir una serie de emociones positivas que les influirán luego a la hora de elegir el candidato más cualificado. No es una decisión tan racional como parece, pero si lo sabes, puedes sacarlo provecho.

¿Para qué sirve una entrevista de trabajo?

Cuando tu candidatura ha gustado, te hacen venir a hablar con tu futuro jefe o el equipo de recursos humanos. Obligarte a comentar sobre tus experiencias pasadas y tus habilidades profesionales es una forma de comprobar que el currículum en el qué basaron su elección es correcto, y que no te lo inventaste para conseguir el puesto. Pero este es solo un motivo que explica la necesidad de una entrevista personal.

El otro objetivo, que para mí es más importante (porque no creo que haya muchos candidatos que mienten o exageren sus currículums), es llegar a conocerte como persona y como profesional. Es decir, que quieren ver lo que no aparece en el papel. Si les vas a caer bien, si les inspiras confianza, si sabes lo que quieres…

venderse entrevista trabajoLos tres sentimientos que tienes que transmitir

  • Seguridad. Esto es fundamental. No puedes aparecer como una persona insegura, porque nadie confía en alguien si esa misma persona no confía en sí mismo. Para aparentar seguridad tienes que trabajar en tu actitud y por supuesto en tu lenguaje corporal.  Cuando hables, no minimices ni matices demasiado los temas de los que hables. No expreses dudas. No tengas una actitud pasiva o defensiva cuando te están hablando.
  • Simpatía. Las personas que tienes delante van a ser tus próximos compañeros de trabajo, o al menos eso quieres. Por eso, tienes que generar un sentimiento de cercanía y empatía desde el momento de la entrevista. Obviamente, no te digo que te pongas a dar palmaditas a la gente ni a hacer bromitas. Pero tienes que hablar como lo haría un presentador de programa con sus invitados: pretendiendo que te importa.
  • Confianza. Creo que la confianza es el sentimiento resultante de la comprobación de que tu currículum es real y de las dos sensaciones que describía justo antes, de seguridad y simpatía. Si tus interlocutores piensan que tu experiencia y tus habilidades te capacitan para el puesto de trabajo, y además les pareces una persona segura y simpática, a partir de este momento hay lugar para confiar en ti, y es lo que necesitan para contratarte.

¿En qué consiste lo de venderse?

En una entrevista de trabajo, o cuando quieres vender un piso o un coche, lo que funciona siempre es lo mismo: destacar los aspectos positivos del producto y olvidarse casi por completo de mencionar las pegas. Entonces, céntrate en tus puntos fuertes y habla de ellos. Si encuentran algunas de tus debilidades, explica cómo estás trabajando sobre ella.

Para algunas personas, venderse es un ejercicio molesto porque les parece que no están siendo honestos. Pero tienes que darte cuenta que no estás haciendo un ejercicio de honestidad. No se trata de mentir, sino de ser práctico. Los demás saben que no eres perfecto, no hace falta que se los recuerdes. Para elegirte, tienen que quedarse con una sensación muy positiva, igual que cuando se compra cualquier producto. Y si no te escogen a ti, escogerán a otros. Si crees que este trabajo es para ti y que vas a demostrar que eligieron bien, no lo dudes, y pon todas las posibilidades de tu lado.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)