La visibilidad de tu negocio es fundamental

destacarEn este blog, uno de los ejes importantes es hablar de formas de ganar dinero, que incluyen evidentemente la opción de crear tu propio negocio. Pero una empresa no puede vender si no es visible, porque tus clientes potenciales tienen que saber que estás aquí, y también conocer lo que les puedes ofrecer. Esa visibilidad se puede conseguir de varias formas, y hoy me voy a centrar en la publicidad exterior.

No todo es presencia online

Quizás porque el formato de comunicación que uso es un blog, tiendo a hablar muchas veces de estrategias online, pero hoy en día, ni todo es digital, ni la única forma de promover un negocio es por la presencia online. Tienes que analizar cuáles son las mejores herramientas para llegar hacia tus clientes, y te puedo asegurar que en muchos casos, tu visibilidad pasa por formatos físicos.

Es evidente si tu negocio es una tienda o un establecimiento que da servicios a pie de calle. Tu rótulo, tu vitrina, tu ubicación, son elementos fundamentales para que la gente de la zona te vea. Pero la publicidad exterior no solo sirve para este tipo de comercio.

Publicidad externaUna campaña multicanales para promover tu negocio o un servicio

Si quieres que te vean, una buena opción es lanzar una campaña en varios soportes. Pero en este artículo me voy a centrar en la parte de publicidad exterior. Imagínate por ejemplo que montas un stand en una feria, o en el hall de un centro comercial. Es una forma muy rápida y directa de llegar a tus consumidores.

¿Cómo llamas la atención? Muy simple, cuidas tu stand y dispones unas banderolas llamativas con tu logo o en nombre de tu producto, para captar la vista de los clientes. Es muy fácil conseguir estos soportes, con productos como la gama que te ofrecen desde saxoprint.es y que puedes personalizar en función de la imagen que quieras transmitir. Ya verás que así llegará mucha gente a querer descubrir tu producto y servicio.

Folletos, carteles, tú decides el formato físico que te sirve

Cada tipo de negocio tiene un tipo de comunicación externa que le puede funcionar mejor que otra. Por ejemplo, un gimnasio podrá colocar unos anuncios en algunas paradas de metro o carteles paradas de autobuses, elegidos en función del público que quiere captar. Un restaurante quizás prefiera repartir folletos a las personas que pasan por la zona, o en los buzones de los vecinos. Antes de invertir en publicidad, tienes que valorar qué formato te conviene mejor, para crear marca o vender más. Midiendo el impacto de cada campaña podrás ir acertando cada vez más en tu estrategia.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)