Lo que realmente hace una diferencia para bajar tu factura de la luz

electrodomésticosHemos visto que este invierno el precio de la luz volvió a subir, lo que supuso un gasto adicional muy notable, sobre todo teniendo en cuenta que en invierno, lógicamente, se gasta más electricidad. Hace ya tiempo publiqué un artículo con una lista de consejos para ahorrar en la factura de la luz, pero hoy quería recordar cuales son las cuatro cosas que tienes que hacer para reducir tu factura.

Voy a suponer que tienes una casa donde la única energía que usas es la eléctrica. Si no es tu caso, algunos de los consejos que pongo te pueden servir para ahorrar en gas o lo que sea que tengas como suministro energético, así que puedes leerlos igualmente. También supongo que a esas alturas, la iluminación de tu casa es de bajo consumo, si no lo es, corre y cámbiala.

Minimiza tu tiempo de uso de los aparatos que gastan más

Así de obvio y de fácil. En invierno, hace frío y puedes tener tentación de poner la calefacción durante muchas horas. Pero los radiadores eléctricos consumen muchísimo. Suelen tener dos potencias: 1000 y 2000W. Que sepas que una hora de un calefactor eléctrico que funciona a 1000W cuesta aproximadamente 15 céntimos (IVA e impuestos eléctricos incluidos). Es decir, si durante los tres meses de invierno usas de media un radiador a 2000W 8 horas al día, al final de la temporada te habrás gastado 216€ en electricidad. Si en lugar de eso usas una buena bata y pones el calefactor solo dos horas al día a 1000W, te habrás gastado solo 27€. La diferencia es abismal.

Los radiadores (o la bomba de calor del aire acondicionado) no son los únicos electrodomésticos que gastan mucho, tienes más cosas que vigilar como cuánto tiempo pasas en la ducha con el grifo abierto, porque reponer toda el agua caliente del calentador cuesta bastante tiempo usando mucha potencia, es decir que supone mucho gasto en tu factura de la luz.

ahorrar con la luzAjusta el termostato de los aparatos que siempre están conectados

En unos segundos puedes ahorrar mucho dinero cada mes y para mucho tiempo. Basta que te dirijas primero a la nevera, y compruebes que potencia de refrigeración estás usando. La nevera consume mucha luz porque siempre está funcionando. Si bajas un poquito la potencia, el impacto sobre tu factura puede ser notable, aunque solo sea 1€ al mes, ya es algo, sobre todo que una nevera la puedes usar durante 15 años o más. Al final te habrás ahorrado 160€ como si nada.

Y volvemos al calentador de agua. La mayoría de las marcas te permiten graduar la potencia, o la temperatura a la que se mantiene el agua caliente. Evidentemente, cuesta mucho menos energía calentar y mantener el agua a 40 grados que hacerlo a 60 o 80 grados. Prueba a bajar la temperatura hasta un nivel adecuado para tu uso. Si tienes un calentador pequeño y sois mucho en casa, puede que elegir la menor potencia no te compense porque te quedarás sin agua caliente demasiado a menudo.

Apaga lo que no usas

Toma la costumbre de apagar las cosas que no usas. Lo primero son las luces, que no sirven de nada si no hay nadie en la habitación. También apaga el resto de electrodomésticos. La verdad es que los móviles o incluso los ordenadores y televisores recientes no gastan mucho cuando están en modo hibernación, pero aun así no cuesta nada apagarlos sistemáticamente. Quizás quieras comprarte una regleta con interruptor para mayor facilidad. Y también puedes apagar el router cuando estés durmiendo. Así seguro que nadie te roba el Wifi.

Revisa tu potencia contratada

Si nunca te ha saltado el diferencial en casa, ni siquiera cuando tenías la calefacción eléctrica, la lavadora, el horno, la vitrocerámica, el calentador de agua y la plancha encendidos a la vez, entonces lo más probable es que tengas una potencia contratada muy superior a tus necesidades reales. Es mejor que de vez en cuando te salte la luz porque lo tienes todo en marcha a la vez que pagar muchos euros de más cada mes para nada. Cuando digo de vez en cuando, me refiero a una vez al mes o asi. No se trata de pasarse y estar todo el tiempo con cortes.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)