¿Por qué no encuentro trabajo?

manos alzadasEsa es una pregunta que muchas personas desempleadas se hacen. Normalmente la responden culpando al mercado de trabajo, pero, sin minimizar la dificultad de encontrar un empleo, hay que reconocer que en muchos casos, el motivo principal de no encontrar trabajo viene de uno mismo. Por eso he preparado una lista de preguntas que deberás responder honestamente, y que te ayudarán a cambiar para lograr tu objetivo.

Un comentario previo

No quiero que se me malinterprete. En un país con una altísima tasa de paro, para nada mi intención es echar la culpa a los desempleados. En muchos casos encontrar trabajo es muy complicado. Además, para algunos colectivos, como personas sin estudios, o sin experiencia, o mayores de cierta edad, las cosas pueden ser francamente arduas. Pero también veo muchos casos de personas que están mucho tiempo buscando, cuando otras personas con un perfil similar encadenan los trabajos. Allí la diferencia no la hace el perfil profesional, sino la actitud y las acciones tomadas.

porque no encuentro trabajoLas preguntas que tienes que responder honestamente

¿Sabes lo que quieres?

Para conseguir un trabajo, tienes primero que saber en qué quieres trabajar. A partir de allí, vas diseñando tu estrategia para conseguirlo. Si tu formación académica y tu experiencia profesional previa encajan perfectamente con tu objetivo, perfecto. Pero si no, tendrás que formarte y quizás pasar por unos trabajos que no te gusten tanto pero que te aportarán la experiencia requerida para el puesto que ambicionas.

Muchas personas no tienen claro lo que quieren, y eso hace que su búsqueda de trabajo no tenga constancia ni lógica. Van postulando a muchas ofertas, porque piensan que es un trabajo que podrían hacer, pero no se dan cuenta que las empresas seleccionan solamente los currículums que encajan perfectamente.

Una consecuencia de lo anterior es que tienes que diseñar un currículum adaptado a lo que estés buscando. Recuerda: quieres destacar respecto a los demás.

¿Cuánto tiempo dedicas a buscar trabajo?

Está claro que lo más rápido y aparentemente eficiente cuando buscas un empleo es meterte en las páginas de ofertas de trabajo y aplicar a todas aquellas propuestas que crees que encajan con tus objetivos. Muchas personas se limitan  a hacer eso cada día. Otras muchas solamente lo hacen semanalmente.

Tengo una noticia para ti: cuando estás desempleado, tu trabajo es buscar un trabajo. Y te lo tienes que tomar como un empleo a tiempo completo. No vale con pasar unos minutos cada día para responder a ofertas.

¿Cuántas estrategias tienes para buscar trabajo?

Como decía antes: responder a ofertas no basta. De hecho, no es la forma más eficaz de encontrar un trabajo. Las cosas funcionan muchísimo mejor si desarrollas una red de contactos.

La cuestión es que tienes que diversificar tus tareas dentro de tu “trabajo” de buscar un empleo:

  • Dedica tiempo a responder ofertas cada día.
  • Dedica tiempo a mejorar tu perfil profesional en función de tus objetivos, formándote y leyendo contenidos con valor añadido para el tipo de trabajo que buscas.
  • Dedica tiempo a conocer a profesionales y empresas del sector donde buscas trabajo.
  • Desplázate personalmente. Visita empresas, como si fueras a venderles un producto: y que ese producto fueras tú.
  • Dedica tiempo a mejorar tu currículum, a personalizarlo para cada tipo de oferta, a personalizar tu carta de motivaciones en función de la empresa.
  • Prueba cosas que nunca has probado para encontrar trabajo. Si lo que has hecho hasta ahora no ha funcionado, puedes hacer cosas adicionales, no tienes nada que perder.

¿Qué límites te pones a la hora de buscar trabajo?

Hay que reconocer que muchas ofertas de trabajo proponen sueldos muy bajos, y es muy respetable que no quieras presentarte a una oferta porque piensas que el sueldo no es suficiente. Pero tienes que ser práctico. Ser demasiado estricto a la hora de seleccionar las ofertas no te ayudará a conseguir un empleo. Mejor preséntate a la oferta, y si finalmente ofrecen contratarte, siempre estarás a tiempo de intentar negociar, o de rechazar el empleo. Pero habrás pasado un proceso de selección y aunque solo sea eso, te ayudará para futuras selecciones, sin olvidar el beneficio para tu autoestima.

Lo mismo vale para empleos situados en ubicaciones poco prácticas para ti (que te obligan a varias conexiones en transporte público, o a un largo trayecto en coche). Puede que sea molesto, pero al final te compensa más presentarte al trabajo y probar. Si te gusta lo que haces, puede que la molestia del transporte sea menor.

He citado esos dos aspectos, pero cualquier criterio que te haga descartar ciertas ofertas lo tienes que mirar desde una perspectiva más abierta, recordando lo que dije antes: si consigues un trabajo que no te convence por alguna cosa u otra, siempre puedes dejarlo. No descartes oportunidades antes de tiempo.

¿Cómo está tu autoestima?

A muchas personas les cuesta encontrar trabajo porque tienen una autoestima baja, y eso lo trasladan a las personas que hacen la selección de personal, especialmente en el momento de la entrevista.

Pero todo tiene solución. Las entrevistas de trabajo son como una actuación. Algunas personas son como grandes actores innatos, otras, la mayoría, tienen que ensayar una y otra vez. La clave es transmitir seguridad y buen rollo. No te focalices tanto en el contenido de la entrevista. Normalmente si han seleccionado tu currículum es porque les gustó tu perfil. El juego consiste en caer bien y transmitir seguridad. Los que te entrevistan en realidad están buscando a la persona con quien les apetecería trabajar. Solo tienes que parecer simpático y normal, y eso se suele conseguir yendo a varias entrevistas para coger experiencia, y practicando en casa.

¿Cuánto tiempo llevas sin trabajar?

Cuanto más tiempo lleves sin trabajar peor, evidentemente, por varios motivos:

  • Tu economía se resiente.
  • Hay un agujero en tu historial de trabajo que puede llamar la atención.
  • Tu autoestima va bajando.
  • Tu motivación para buscar trabajo baja también.

De hecho, la combinación de los tres últimos factores es como un círculo vicioso, pero no te preocupes, porque lo puedes romper.

La cuestión es que si llevas mucho tiempo sin trabajar, tienes que esforzarte más para buscar, y también ampliar el espectro de búsqueda. A medida que va pasando el tiempo, tu prioridad de “trabajar en lo tuyo en un sitio cerca de casa” tiene que evolucionar hacia un “cualquier trabajo es mejor que quedarte en casa”. Y no te confundas, no te estoy diciendo que aceptes cualquier trabajo ni que te vayas a quedar en un trabajo que no es ideal para ti por mucho tiempo.

Pero es mejor trabajar en algo que no te gusta, o que no te paga bien, que no trabajar. Es muchísimo mejor para tu economía, para tu autoestima, y para tu objetivo a medio plazo de conseguir un trabajo mejor.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)