Renovar un seguro (coche, hogar): lo que tienes que mirar

casa cespedEn muchos casos, la estrategia de captación de clientes de las aseguradoras es ofrecerte un precio atractivo para que contrates sus pólizas, y luego, aumentar progresivamente el precio en las sucesivas renovaciones. Por este motivo, es importante que tomes en cuenta esas recomendaciones antes de renovar tu seguro de coche, de hogar o la póliza que tengas.

La renovación suele conllevar un aumento

En mi experiencia personal con los seguros de coche o de hogar, cuando se acercaba la fecha de renovación, intentaba comparar el precio que me iba a cargar mi compañía con las tarifas que podía ver en los comparadores de aseguradoras. Y ocurrían dos cosas:

  • El precio de la renovación mi póliza de seguro siempre era más alto que el año anterior, y eso sin haber tramitado ningún parte.
  • Al comparar precios de seguros en un buscador de precios me encontraba con qué había muchas compañías que ofrecían un precio más barato para las mismas coberturas, y lo más divertido era que mi aseguradora solía estar dentro de las ofertas más baratas que la renovación.

La explicación del aumento se puede mirar desde dos perspectivas. Por un lado la aseguradora puede argumentar que el año anterior hizo un descuento comercial importante para captarte, y que el segundo año solamente te está cobrando el precio normal. Sin embargo, para el cliente, tal aumento parece simplemente una forma para la compañía de ganar más dinero sin ofrecer más servicio.

Mira cuando vencen tus seguros

Dado que renovar el seguro de hogar o el del coche suele implicar pagar más, lo recomendable es actuar antes de que la renovación se produzca. Para eso, el primer paso, evidentemente, es estar al tanto de cuando vencen tus seguros. Tampoco hay tantos, así que no te tomará demasiado tiempo repasarlo.

Una vez que lo sabes, apunta un recordatorio en tu agenda de papel o electrónica, dos meses antes del vencimiento. La compañía te tiene que avisar con este preaviso de los cambios en tu póliza, y tú tienes entonces hasta un mes antes del vencimiento para decir que no vas a renovar. Si tu compañía no te da ningún aviso, llámala o consulta tu póliza online para ver cuál es el precio de renovación.

renovar el seguroTus opciones una vez que has consultado el precio de renovación

  • No hacer nada. Si el precio te parece aceptable, o si es igual o inferior al del año anterior, es posible que no quieras hacer nada. Pero al menos sabes cuánto vas a pagar de seguro. Personalmente, incluso si el precio ha bajado, te recomendaría que consultarás ofertas de la competencia, por estar al tanto de los precios del mercado.
  • Negociar con la aseguradora. Si no te apetece cambiar de compañía, para evitarte las molestias, puedes llamar a la compañía y decirles que el precio de renovación te parece demasiado alto. Si tienes el resultado de una consulta en un comparador, mucho mejor, porque no solo te da argumentos para justificar que te bajen el precio, sino que además la compañía entenderá que si no hace ningún gesto, podrías irte a otra aseguradora que aparece en el comparador.
  • Cambiar de compañía. A veces la aseguradora no quiere bajar el precio, o la rebaja que te propone te parece insuficiente. En este caso, tienes la opción de cambiar de compañía. Con el seguro del coche, a menudo compensa cambiar cada año. Como además los comparadores recuerdan los datos de tu vehículo y demás, solo tienes que rellenar los datos una vez, y luego para las renovaciones tienes poco trabajo. Yo recuerdo haber cambiado 3 años seguidos de aseguradora para la póliza de mi coche. Y compensaba bastante, ya que cada vez me ahorraba más de 50€ respecto al precio de renovación.
Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)