Ahorrar con un bebé en casa: algunos consejos

ahorrar con un bebeTodo el mundo sabe que tener un bebé en casa supone un fuerte incremento del presupuesto de gasto familiar. Por eso, vamos a dar unos trucos para ahorrar con un recién nacido, mientras por supuesto se garantiza su salud y bienestar.

1º- Antes de la llegada: no te pongas a comprar demasiado

Como es lógico, cuando se espera a un bebé, y especialmente cuando se espera al primero, los padres se preocupan por tener todo lo necesario en casa. Lo que pasa es que cuando se adelanta demasiado, se acaba comprando cosas que no son necesarias, sin contar con los regalos de la familia, que en muchos casos serán duplicados con lo que ya se tenía. Por eso, mejor limitarse a las cosas esenciales, ya habrá tiempo de comprar cuando el bebé este aquí.

2º-La leche materna no solo es sana, sino también muy barata

En la medida de lo posible, optar por la leche materna es una excelente opción, no solo al nivel de salud (muchos pediatras recomiendan amamantar hasta los seis meses), sino también por el ahorro que supone. La leche de fórmula es cara, y los materiales como biberones, tetinas o esterilizadores tampoco son baratos. Claro que no siempre se puede optar por la leche materna (hay circunstancias particulares para cada madre), pero es sin duda la opción más económica.

3º- No hace falta bañar al bebé todos los días

Puede parecer extraño, pero en realidad, bañar al bebé a diario no solo es inútil, sino que puede ser dañino para su piel. Por eso, muchos pediatras recomiendan que se le dé un baño solo cada dos días, al menos hasta los 12 meses. Y esto implica un ahorro bastante significativo, no tanto en agua, sino en energía.

4º- Usar un portabebés

En lugar de invertir en un cochecito, que suele ser bastante caro, una posibilidad es optar por un portabebés, un equipo que no solo es barato, sino que permite un contacto más cercano con el bebé. Claro que habrá que ver si la situación lo permite. Porque si al final en contados casos hace falta un cochecito, entonces el ahorro es nulo.

5º- Pedir prestado

Es un consejo que hemos repetido varias veces en el blog respecto a los niños, pero que es todavía más importante para los bebés. Gran parte de las cosas necesarias para un bebé se usan durante un lapso de tiempo muy corto, en particular la ropa. Por eso, lo mejor es prestarse cosas entre amigos y familiares, lo que permite ahorrar mucho dinero a todos.

6º- No cambiar el pañal cuando está limpio

Puede sonar a tontería, pero muchos padres, probablemente por automatismo, cambian sistemáticamente el pañal a su bebé. Pero si está limpio no hace falta, evidentemente. Los pañales cuestan mucho dinero, y es mejor no desaprovecharlos.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)