No hace falta buscar canguro con un sistema de intercambio

buscar canguro niñeraLas parejas con hijos pequeños se ven a menudo con un problema logístico y económico cuando quiere salir de la rutina y tener una noche entre adultos. Al coste del plan de ocio se suma el importe a pagar a la canguro, sin contar la preocupación por dejar a los niños durante varias horas con una persona desconocida. Este es el consejo nº62 de nuestra lista de sobre como ahorrar dinero cada día, y te voy a explicar como no hace falta buscar canguro ni niñera.

¿Y si en lugar de buscar canguro haces una cadena de favores?

Una solución muy económica es encontrar a otras parejas con hijos de la misma edad con quienes establecer una relación de confianza mutua. A partir de allí, podéis establecer un sistema con un reparto de las tareas de custodia u recogida de los niños.

Evidentemente, no puedes confiar tus hijos a cualquiera. Pero lo mismo pasa cuando contratas a una niñera. Pero, si hay una relación de confianza, es algo muy beneficioso. Incluso puede ser bueno para los niños estar a cargo de otras personas. No es que vayan a tener una influencia sobre la educación, pero ayuda a socializar y a depender menos de los padres.

Es importante buscar personas con costumbres parecidas, ya que por supuesto no compensaría hacer equipo con una pareja que sale mucho más a menudo, lo que implicaría tener que cuidar a sus hijos con mucho más frecuencia que al revés.

Buscar niñera entre dos familias

Si la solución de la cadena de favores (o intercambio) no te parece viable, no te preocupes. Aquí tenemos muchas ideas para ahorrar, incluso cuando se trata de buscar canguro. Por ejemplo, existe una solución intermedia que consiste en contratar a una canguro entre dos familias. De esa manera, puedes dividir el gasto entre dos.

Este tipo de soluciones no está pensado para noches sueltas, salvo que siempre salgas con los mismos amigos y ellos tengan hijos. Creo que donde coge todo su potencial, es cuando contratas a una niñera para cuidar de tus hijos de forma habitual. Por ejemplo para sustituir la guardería, o para las horas entre la escuela y tu regreso del trabajo.

Como es un gasto recurrente y significativo, compartirlo con otra familia tiene mucho sentido.

La alternativa al campamento de verano

Lo de ir rotando el cuidado de los niños se practica a veces incluso para sustituir un campamento de verano. En lugar de gastar mucho dinero en este tipo de servicios, basta con que cada familia se encargue de cuidar a los niños y organizar actividades durante una semana. Los siete días siguientes pasan a ser responsabilidad de otra familia, y así sucesivamente hasta un límite logístico evidente. Está claro que una pareja puede encargarse de un cierto número de niños con garantías, pero más allá de cierto umbral se hace imposible.

Se trata de dedicar tiempo en lugar de gastar. Según la situación  y preferencia de cada uno puede compensar o no. Y por supuesto no podemos olvidar que en España se suele usar (y abusar) del recurso de la cercanía con los abuelos para que se encarguen de los niños. Por eso lo de buscar canguro no es tan frecuente. Pero, si no puedes recurrir a la familia, espero que esa alternativa te parezca útil.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)