Como ahorrar en la compra de un coche

como-ahorrar-compra-cocheComprar un coche debería ser una decisión basada en criterios racionales (precio, tamaño, consumo, comodidad) sin embargo muchas veces se rige por criterios emocionales y de imagen. En este artículo vamos a dar algunas pautas para elegir el coche adaptado a su economía y descubrir como ahorrar en su compra. Es nuestro artículo nº26 de nuestra lista de consejos para ahorrar.

 

1º- Ahorrar para comprar el coche

Ya hemos comentado en otros artículos que los créditos son los enemigos del ahorro. Antes de comprarse un coche, debería ahorrar el dinero correspondiente, sino pagará muchos intereses (hoy entorno al 9 o 10%) y sobre todo, se hipotecará para el futuro.

Si compra a crédito a 8 años por ejemplo, dentro de 4 le quedará más de la mitad del coche por pagar, pero su coche posiblemente valga muchísimo menos, por lo que si tuviera que venderlo, todavía debería dinero a la financiera.

Lo de ahorrar para comprar el coche implica comprar un coche adaptado a nuestra economía. Si no nos llega para un coche pequeño de una marca barata nuevo, tendremos que comprar uno de segunda mano. Si no nos llega para uno coche nuevo de gama mediana, compraremos uno de una marca barata, etc.

 

2º- Valorar racionalmente la compra

Siendo racionales, la estética del coche debería ser el menor de los argumentos de compra, y sin embargo suele uno de los más importantes. Las marcas nos venden imagen y diferenciación, pero debemos aprender a hacer una compra más racional.

Primero hay aspectos objetivos que se pueden comparar muy fácilmente, usando páginas como cochesyconcesionarios.com o similares:

– El precio (aunque será solo un valor indicativo, porque en la negociación podemos conseguir diferencias importantes).
– La capacidad del coche (número de asientos, tamaño del maletero, etc)
– La potencia (dependiendo de si lo usamos para la ciudad o si vamos a hacer grandes distancias)
– El consumo (fundamental, será el principal gasto después de la compra)
– La duración de la garantía y lo que incluye
– El coste de la post venta (también muy importante para el futuro)
– La seguridad (Airbags, ABS, EPS, etc)
– El tamaño total del coche (para aparcar más fácil)

Siguiendo estos criterios, las marcas líderes en venta deberían de ser las más baratas, como Dacia o Hyundai, pero también hay que tomar otros aspectos más subjetivos:

– La comodidad del coche. Es obvio que un Mercedes de alta gama será más cómodo que un Seat de gama baja, pero si no vamos a esos extremos las diferencias son mucho más subjetivas y la aportación de algunos elementos tecnológicos no siempre añade a la comodidad.
– La calidad. Nadie quiere encontrarse en la situación de ir cada mes al taller para arreglar algo aunque no tenga que pagar nada porque el coche está en garantía. Sin embargo la calidad es difícil de comparar objetivamente. Aunque salen estudios de calidad más o menos independientes en revistas especializadas, la calidad sigue siendo un criterio muy vinculado a la imagen de marca. Para entrar en tópicos, se suele pensar que los coches alemanes son más fiables y probablemente una marca china o india nos generaría desconfianza.

 

3º- Elegir dos o tres modelos e ir a visitar todos los concesionarios de la zona para negociar:

Una vez que tenga claro cuales son los coches que más se adaptan a su presupuesto y a sus necesidades de conducción, lo recomendable es ir a visitar los concesionarios que los venden, e incluso varios concesionarios de la misma marca si es posible. Cada empresa tiene sus objetivos, sus campañas, su situación particular de stock, y le pueden ofrecer dos precios bastante distintos por un mismo coche.

Pida un presupuesto detallado y mire los conceptos que se facturan. Como va a pagar en efectivo, los vendedores serán más receptivos porque ya no dependen de la financiación (que hoy en día rechaza bastantes expedientes).

Una vez que tenga los distintos presupuestos, lléveselos para su casa y analicé las ventajas e inconvenientes de cada coche para hacer la compra más racional posible.

 

4º- Una última negociación:

Una vez elegido el coche, vuelva al concesionario e intente arañar alguna cosa más. Si no es el precio, puede ser un seguro, una garantía adicional o cualquier otra cosa. Como comprador está en su derecho de intentar hacer la mejor compra posible, sin abusar por supuesto.

Hay una partida que puede ahorrarse con relativa facilidad. Se trata de los gastos de gestoría para matricular el coche. Si lo hace usted mismo (media mañana basta si se sabe como hacerlo) puede ahorrarse más de 200€. En otro artículo explicaremos un poco más en detalle como proceder.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)