Como ahorrar dinero comprando en las rebajas

compras-en-rebajasEn una economía familiar, la compra de ropa no es el puesto de más importe, sin embargo en algunas circunstancias hace falta sacar una cantidad importante de dinero, por distintos motivos. Puede ser porque ya toca renovar un vestuario antiguo, o porque los niños crecen, o incluso porque la prenda que necesitamos comprar es más cara de lo habitual. En este caso saber como ahorrar dinero comprando en las rebajas puede ser una solución interesante para comprar ropa de calidad a un buen precio. Este artículo es el nº17 de nuestra lista de formas de ahorrar dinero.

Sin embargo hay que respetar algunas normas básicas.

Lo primero y más importante es asegurarse de que las tiendas donde vayamos a comprar cumplen de verdad con los principios de las rebajas. Es decir que los productos que están rebajados hoy se vendían antes por un precio más alto y no han sido manufacturados especialmente para este momento del año. Aunque dicen que son pocos los establecimientos que hacen trampa, muchos consumidores (entre los cuales estoy), tienen la sensación de que muchos productos rebajados tienen una calidad peor que la habitual. Si tiene está sensación, no compre.

Un buen consejo es ir antes de las rebajas a visualizar los productos que nos podrían interesar, apuntar sus precios y no hacerse muchas ilusiones porque podrían desaparecer muy rápido.

Como en muchos aspectos, para ahorrar entra en escena el factor tiempo, que tenemos que gestionar con paciencia. En efecto las rebajas son un proceso largo (duran casi dos meses en invierno y lo mismo en verano), y los mejores precios no son los primeros, ya que los comerciantes van aumentando los descuentos a medida que pasa el tiempo y no se venden algunos productos. Pero la espera es un arma de doble filo. Cuanto más esperemos, menos probabilidad tenemos de encontrar la prenda seleccionada en nuestra talla. Por eso es bueno haber multiplicado las posibilidades seleccionando varios productos de varias tiendas.

Otro tema a tomar en cuenta es que en muchas ocasiones las tiendas mezclan los productos rebajados con la nueva temporada. Y siendo realistas, saben perfectamente organizar las cosas para que el producto de nueva temporada nos parezca mucho más atractivo. Evidentemente, si caemos en la trampa habremos conseguido lo opuesto de nuestro objetivo de ahorro.

Todavía quedan unos días de rebajas, y aunque muchos productos estarán agotados, sin duda quedan oportunidades. No dude en aprovecharlas. Y no se olvide que la ropa vieja no se tira, se le puede dar una segunda vida.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)