Consejos para evitar gastos excesivos en una vivienda

gastos de una viviendaSiempre es buena idea repasar soluciones para ahorrar en casa, y en una época de inflación como la que estamos viviendo, todavía con más motivos. Para ayudarte, hemos preparado una lista de consejos para controlar los gastos de tu vivienda. Hablaremos de los suministros, de seguros, de la comunidad, del ocio, e incluso de temas más complejos como el alquiler o la hipoteca. Con dedicarle unos pocos minutos a este artículo, puedes tener pistas para mejorar tus finanzas personales, así que no lo dudes y descubre esas recomendaciones.

Los suministros, entre los principales gastos de una vivienda

La factura de la luz

Con el incremento espectacular del precio de la energía, los hogares tienen que tomar medidas para rebajar el recibo de la luz. Eso pasa principalmente por dos estrategias. La primera es aprovechar la competencia, para buscar una compañía que ofrezca mejores tarifas. Hay mucha diferencia entre los proveedores y el tipo de tarifa, así que merece la pena investigar. La segunda es, como no, tener un consumo más bajo. No vamos a entrar mucho en detalle, y te remito al artículo sobre como bajar la factura de electricidad.

El recibo del agua

Generalmente, las posibilidades de ahorro con la factura de agua son menores que con la electricidad. No suele haber competencia, y el término fijo representa una parte notable de la cantidad que se paga en cada recibo. Sin embargo, es posible reducir el consumo, especialmente cuidando la duración de las duchas.

Factura de gas

Si tienes gas natural en casa, y sabiendo los problemas de suministros que estamos teniendo en Europa últimamente, lo mejor es que hagas un uso muy racional de la energía. Eso significa tomar duchas más cortas y, sobre todo, usar la calefacción de forma muy razonable. En la práctica, no tiene sentido tener más de 19 grados en casa en invierno.

Ahorrar con el seguro de hogar

Ya lo sabes, con las pólizas de seguro, tienes dos grandes vías de ahorro.

  • La primera es que un seguro, cuando se contrata con las coberturas adecuadas, es una muy buena manera de evitar grandes gastos, a cambio de pagar una póliza cada año. En el caso de una vivienda, te ahorras pagar un cerrajero, o algunas reparaciones, además de estar protegido en caso de robo.
  • La segunda es que puedes contratar una póliza económica, si analizas la competencia. Muchas veces, con un seguro básico de hogar tienes las coberturas más importantes, y a un precio competitivo.

Los gastos de telecomunicaciones y ocio en tu vivienda

Acceso a Internet

Hay quien podría argumentar que el acceso a Internet se ha convertido en algo tan imprescindible en una vivienda que debería haber incluido esta sección en el párrafo sobre suministros. Y no le faltaría razón. Sin embargo, por temática, me parece más interesante hablar de Internet junto con la oferta de ocio, puesto que ambas cosas van muy asociadas.

De nuevo, puedes ahorrar mucho dinero si te pones a comparar las ofertas de los distintos operadores. Generalmente, sale bastante más barato juntar fibra y móvil en un solo contrato, pero tendrás que ver qué te encaja mejor.

Servicios de suscripción

Entre los abonos a paquetes de televisión que siguen ofreciendo los operadores de telecomunicaciones, y otros servicios como la oferta de streaming o la suscripción a plataformas de gaming, es muy fácil gastarse una cantidad mensual significativa en ocio.

Para ahorrar, tienes varias opciones. Una de las estrategias más interesantes es aprovecharse de que la mayoría de los servicios permiten una suscripción mes a mes. Así, puedes activar una plataforma por un mes, ver todo lo que te interesa, y luego darte de baja, para hacer lo propio con otro servicio. Otra opción es compartir un servicio multiusuarios con amigos, para dividir el coste entre varios.

Y, por supuesto, tendrás que valorar si realmente esos servicios te aportan valor. A menudo los miramos por inercia, solo porque los tenemos contratados, más que por real interés.

Gastos de una vivienda en propiedad

El recibo de la comunidad

Uno de los principales gastos asociados con ser propietario de una vivienda es tener que pagar cada mes los gastos de comunidad, más las eventuales derramas que puedan surgir en el camino.

Mucha gente piensa que no hay forma de rebajar el gasto en comunidad, pero pensamos que es un error. Se puede, pero supone que te impliques en la gestión. Si tienes una actitud pasiva, es bastante probable que la comunidad gaste en cosas que no consideras necesarias. Si te involucras, en cambio, podrás procurar orientar la gestión hacia prácticas más eficientes. De eso hablé hace tiempo en un artículo dedicado.

Gastos de mantenimiento de la vivienda

Si tienes la vivienda en propiedad, te toca renovar los electrodomésticos y los muebles cuando dejan de servir, además de hacer algunas obras de reparación o mejora de la vivienda. ¿Y se puede ahorrar en esos apartados? Claro. Simplemente teniendo especial cuidado en algunos aspectos ¿Quieres ejemplos? Mover los muebles con cuidado, no sobrecargar la lavadora, respetar las recomendaciones de los fabricantes para el mantenimiento de los electrodomésticos, y, en general, tener un poco más de delicadeza.

Luego, hay soluciones para gastar menos, haciendo algunas reparaciones por tu cuenta, u optando por soluciones más baratas. Por ejemplo, pintando muebles o paredes puedes dejar un nuevo estilo a tu casa sin gastar mucho dinero.

La hipoteca

Aunque parezca un gasto inamovible, lo cierto es que en algunas condiciones se puede reducir la cuota de la hipoteca. Ahora mismo, con la subida de tipos, no parece el mejor momento, no obstante. Pero se podría imaginar que a una persona con hipoteca variable le interese hacer una novación y cambiarse a una fija, para resguardarse de la posibilidad de mayores subidas de tipos en los próximos meses.

Gastos de una vivienda en alquiler

La mensualidad de alquiler

Un inquilino siempre tiene dos opciones a su disposición para pagar menos alquiler, aunque en una época de inflación puedan resultar difíciles de aplicar. La primera es hablar con el casero para acordar que no se actualice la renta en función del IPC o incluso se baje. Si bien es verdad que, ahora mismo hay una moratoria obligatoria de los alquileres por orden del gobierno, hablamos más allá de esas medidas coyunturales. Porque, si siempre has pagado debidamente y te llevas bien con el propietario, es posible que te escuche y llegue a un acuerdo contigo.

Otra opción a tener en cuenta sería valorar otros alojamientos. Aunque tengas que incurrir en algunos gastos para la mudanza, te puede salir bastante rentable si encuentras una buena oportunidad.

Pequeños gastos de mantenimiento

Otro gasto que tiene que asumir el inquilino son los pequeños gastos de mantenimiento que no son responsabilidad del propietario. Ya sabes, cuando rompes algo en casa y no se debe a un deterioro por el uso. De nuevo, se puede ahorrar mucho, simplemente teniendo cuidado con las cosas.

 

Con esas recomendaciones, muchas de sentido común, puedes ahorrar mucho en los gastos de tu vivienda. No dudes en aplicarlos.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)