De Homo consumus a Homo responsabilus

homo consumusHoy comparto en el blog un vídeo del SETEM de la Comunidad Valenciana, que sigue a un ejemplar de la raza humana llamado el Homo Consumus. Se trata de una caricatura de persona consumista y despreocupada por el medio ambiente o por las condiciones laborales en terceros países.

¿Quién es el Homo Consumus?

El vídeo empieza presentando a un hombre totalmente despreocupado por el efecto de sus acciones. En casa, deja los grifos abiertos cuando no necesita el agua, y despilfarra electricidad y energía. Para ir al trabajo, usa un coche individual contaminante. En su trabajo, despilfarra papel, vasos de plástico o la energía del aire acondicionado. También compra productos procedentes de países donde se explota a la mano de obra. Come comida preparada e industrial.

¿Cómo es el Homo Responsabilus?

A continuación se nos presenta la evolución posible del Homo Consumus, que han llamado Homo Responsabilus. Ese ejemplar de la raza humana tiene un comportamiento muy diferente:

  • Se preocupa por ahorrar agua.
  • Tiene cuidado con el ahorro eléctrico.
  • Usa el transporte público para ahorrar combustible.
  • Imprime en papel reciclado y se preocupa por el reciclaje del papel.
  • Evita los plásticos de un solo uso.
  • Colabora con causas solidarias y no compra productos de empresas explotadoras.
  • Busca soluciones de comercio justo y alimentación ecológica.
  • Se prepara su comida y opta por una alimentación sana.
  • Aporta su contribución para la separación de basuras.

Del Homo Consumus al Homo Responsabilus

Evidentemente, el planteamiento del vídeo es que todos tenemos una parte de Homo Consumus y que deberíamos evolucionar hacia el Homo Responsabilus. Si en general me parece un planteamiento correcto, creo que el vídeo peca en varios aspectos importantes.

Algunos aspectos más ideológicos que prácticos

El vídeo hace algunas afirmaciones que son por lo menos discutibles. Por ejemplo, cuando asocia directamente un producto barato a una producción fruto de la explotación laboral. Es un atajo muy atrevido. Porque hasta empresas como Apple o Nike han recibido críticas por las condiciones laborales de sus fábricas en Asia. Y venden productos no conocidos por ser muy baratos precisamente.

En general, a pesar de las buenas intenciones del vídeo, tiene un tono excesivamente moralizador. Por ejemplo, llamar egoísta al hombre por no usar el transporte público.

Algunos cambios tienen un efecto muy marginal

Después de ver el vídeo, parece que si dejamos de beber en vasos de plástico vamos a salvar el planeta. Pero, en realidad, la cantidad de plásticos que sirven para envasar y embalar los productos es infinitamente mayor que la de los productos de un solo uso. Es solo un ejemplo.

Por supuesto que hay que cuidar el consumo. Por supuesto que hay que proteger el medio ambiente. Pero muchas de esas medidas tienen efectos muy marginales.

También hay que decir que a menudo el Homo Consumus no tiene el presupuesto para comprar solo productos de comercio justo o ecológicos. No son baratos precisamente.

Finanzas personales

También echo de menos una parte sobre economía doméstica. El Homo Responsabilus debería controlar sus gastos y no endeudarse, por citar un ejemplo. De hecho, las personas responsables con sus finanzas personales compran menos productos inútiles.

Te puede interesar también el artículo que publicamos sobre la obsolescencia programada.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)