Dos consejos de un Don Juan para conseguir trabajo

consejos-conseguir-trabajoLigar y conseguir un trabajo parecen dos cosas muy diferentes, pero cuando te lo piensas mejor hay muchos puntos en común entre la entrevista para un puesto de trabajo y una cita amorosa. Ambas situaciones implican cierto juego de seducción y de convencimiento, por lo que los dos consejos de mi amigo seductor te pueden ser de ayuda.

La receta para ligar

Hace algun tiempo hablaba con un amigo que tiene cierto éxito con las mujeres, y como le gustaba hablar del tema, quiso compartir su sabiduría conmigo. Me dijo que todo se resumía a dos cosas: confianza en si mismo y paciencia. Me pareció que eso también se podía aplicar perfectamente a la búsqueda de trabajo.

Confianza en si mismo

Esto es un elemento fundamental para triunfar en cualquier actividad que implique relaciones sociales. Puede que no sea algo muy justo, porque las cualidades necesarias para desarrollar de forma satisfactoria un trabajo no siempre tienen mucho que ver con esta característica, pero como conseguir un puesto pasa por convencer a una persona para que nos contrate, es indispensable.

Si naturalmente no tienes esta confianza, tendrás que practicar. Procura hacer el ejercicio con amigos, frente al espejo, grabándote con el móvil. Entrénate a hablar con seguridad, utilizando términos claros y concisos, y con cierta firmeza en el discurso. Tienes que transmitir que confías en ti mismo, porque sino, ¿cómo quieres que los demás lo hagan?

Paciencia

Precipitarse no suele ser bueno. Las ansias de conseguir algo son contraproducentes. El seductor sabe que si quiere ir demasiado de prisa, solo conseguirá asustar a la persona que le interesa. En el campo del trabajo es un poco distinto, pero la idea es la misma. Conseguir un puesto interesante toma tiempo. Hay que analizar muchas ofertas, mandar una cantidad impresionante de curriculums y además personalizar cada envío, pasar unas cuantas entrevistas y todo eso comprobando a medida del avance del proceso si la oferta realmente encaja con nuestros objetivos personales.

La paciencia puede parecer un lujo, pero al final es una inversión de futuro. Si optas por la rapidez, lo más probable es que encuentres un trabajo que no te satisface, por contenido de trabajo, ambiente o importe del sueldo. Si tienes paciencia y dedicas tus esfuerzos a una búsqueda en profundidad, puedes llegar a encontrar lo que realmente te convenga.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)