Consejos para emprender un negocio y ganar dinero

emprender un negocio

En periodos de crecimiento es buena idea emprender un negocio porque abundan las oportunidades. En épocas de crisis también puede ser una buena idea montar un negocio, siempre que lo hagas con precaución y preparación. Te he preparado 7 consejos para emprender y ganar dinero. Presta atención.

1º- ¿Te conviene emprender un negocio?

Mi primer consejo es una advertencia. Crear tu propia empresa es un gran reto, y creo que no todo el mundo tiene el perfil requerido.

Montar un negocio de la nada no es tarea fácil. Exige mucho trabajo y resolver problemas muy diversos a diario. Además, y sobre todo, exige una gran labor comercial para ir a buscar tus futuros clientes. No, no vienen solo, por desgracia. Si el estrés diario no va contigo, o si te cuesta meterte en la piel de un vendedor, quizás deberías volver a plantearte la idea de emprender un negocio. En cualquier caso, si te animas, deberás ser consciente de lo que implica.

2º- Empieza gastando el menor dinero posible

¡Cuidado! No he dicho que lances tu negocio con poca financiación. Cuanto más dinero consigas, mejor. Me refiero a gastar e invertir. Deberías ser muy prudente con como usas el dinero. Es un recursos muy escaso, pero de eso seguramente ya te habías dado cuenta.

Analiza cada gasto que vas a hacer y valora cuantos ingresos te va a poder generar. Conseguir clientes es mucho más difícil de lo que normalmente se piensa. Por otra parte, los costes siempre llegan a ser mayores de lo que imaginabas inicialmente. Por eso busca todas las alternativas para gastar lo mínimo necesario, dando prioridad a los gastos que te puedan generar ventas.

Además, la realidad del negocio suele ser siempre diferente a tus planes. Si no te gastas todo el dinero, tendrás margen para adaptar tu planteamiento. Y eso puede hacer toda la diferencia entre un proyecto fallido y un éxito.

3º- No puedes emprender un negocio haciéndolo todo solo

Apóyate en tu familia, en tus contactos profesionales más cercanos y no dudes en contar con el conocimiento de expertos. Por ejemplo, puedes visitar la web de Avalon, red de profesionales, cuyo propósito es precisamente poner talento a disposición de las empresas. Lo importante es reconocer que una persona, por muy válida y valiente que sea, no lo puede hacer todo sola. Siempre necesitará ayuda en algún momento.

Dedícate a las tareas más estratégicas, y organízate para delegar las demás, con recursos internos o externos. Sólo tú puedes saber qué es lo más importante para el éxito de tu negocio, y a eso deberías dedicarte.

Entiendo perfectamente la tendencia que tienen muchos emprendedores en intentar hacerse cargo de todo. Por un lado escasean los recursos financieros. Por el otro, es lógico querer tener control sobre todo los aspectos de tu proyecto. Pero la verdad es que no puedes hacerlo todo.

4º- Escoge un sector que conoces a fondo

Generalmente, somos mejores haciendo lo que ya sabemos hacer. Parece obvio, pero aplicado a la creación de empresa, significa que tendrás muchas más posibilidades de éxito si te lanzas en un sector que ya conoces muy bien. Podrás aportar mucho valor añadido, y no perderás tiempo partiendo de cero y aprendiendo las cosas más básicas. Recuerda que tus competidores no esperarán a que estés listo.

La conclusión lógica es que, si no tienes los conocimientos suficientes para emprender un negocio en un sector en concreto, debes tomar medidas antes de lanzar el negocio. Lo idea es combinar una formación académica con una experiencia profesional. Sí, trabajar de empleado unos meses puede ser el mejor truco para emprender luego.

5º- Adáptate, pero persevera

Aparentemente puede parece contradictorio, pero no lo es. Tienes que ser consciente que la adaptación es fundamental en una economía en un cambio constante. Adaptarte, no es renunciar a tu proyecto, sino reconocer que tus previsiones no pueden ser perfectas y que los consumidores pueden tener necesidades distintas que las que anticipabas.

Al mismo tiempo, tienes que perseverar en tu trabajo. No puedes dejar que los obstáculos (inevitables) te desanimen. Tendrás que intentarlo muchas veces de distintas formas, pero al final, si perseveras y tienes un poco de suerte, lo lograrás.

Reconozco que a veces es difícil diferenciar empecinamiento y perseverancia. Emprender un negocio suele tener una carga emocional importante, y esos sentimientos pueden nublar el juicio. El miedo te puede empujar a abandonar antes de tiempo. La pasión te puede cegar y no dejarte ver que tu proyecto no va a ninguna parte.

La única solución, en mi opinión, es buscar indicadores objetivos. Si ves que hay una tendencia positiva, y que el negocio puede llegar a ser rentable, quizás merezca la pena seguir adelante. Si pese a tus esfuerzos, no se ven una mejora, quizás sea tiempo de cambiar.

6º- El equipo es más importante que la idea

Eso es un aspecto fundamental. La mayoría de las personas cree que los negocios rentables son el resultado de buenas ideas de negocio. En realidad no es así. Las empresas son aventuras humanas, y lo que más influye sobre los resultados es la calidad del equipo promotor.

Un equipo buenísimo convierte una idea mediocre en un negocio rentable. Un equipo mediocre matará cualquier posibilidad de éxito de cualquier idea, por brillante que sea.

7º- Decidir y corregir pronto, clave para emprender un negocio con éxito

Muchos emprendedores caen en el “análisis parálisis”. Se quedan estudiando y repasando cada una de las decisiones que tienen que tomar. Se demoran mucho, hasta tener la seguridad de que han elegido bien.

Pero es un error. Por supuesto, no se pueden tomar las decisiones a la ligera. Es necesario analizar y reflexionar un poco antes de tomar una determinación. Pero ese tiempo tiene que ser el menor posible, si quieres emprender un negocio con éxito.

Esa es una gran diferencia entre líderes exitosos y el resto. Un buen líder piensa, toma una decisión y la pone en marcha. Si se equivoca, corrige pronto. Mientras tanto, el emprendedor prudente sigue pensando. Cuando finalmente toma su decisión, el otro ya ha cogido mucha ventaja.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)