¿Hipoteca fija o variable? ¿Cuál te compensa más contratar?

hipoteca fija o variableSi estás pensando en hipotecarte, seguramente habrás pensado en la posibilidad de optar por un tipo de interés fijo en lugar de la referencia del Euribor. En este artículo, voy a analizar si te compensa más escoger una hipoteca fija o una variable, repasando las ventajas e inconvenientes relativos de cada opción. Es una pregunta que poca gente se hacía unos años atrás, pero que se ha convertido en relevante.

Uno de los factores más importantes cuando pides una hipoteca

Cuando quieres financiar una casa, te preguntas muchas cosas. A lo mejor no tienes muchos ahorros y buscas bancos dispuestos a financiar el 100% más gastos,  y de paso no tienes que aportar la entrada. O quizás te estés preguntando sobre la duración ideal de una hipoteca, o sobre el importe del préstamo que deberías solicitar a tu banco.

Dentro de todas esas dudas, está por supuesto la elección del tipo de interés. ¿Es mejor optar por el Euribor y sus variaciones? ¿O quizás es más recomendable asegurarte de pagar siempre lo mismo?

El auge de las hipotecas a tipo fijo

Según el INE, en los últimos meses entre un 30 y un 40% de las nuevas hipotecas constituidas se hacen con un tipo de interés fijo. Es mucho menos que en otros países de nuestro entorno, como Francia, pero es un incremento muy significativo. Hasta hace poco las hipotecas fijas eran residuales en España. Y te preguntarás: ¿qué ha cambiado? Probablemente la crisis haya influido en la mentalidad de consumidores y entidades financieras.

¿Hipoteca fija o variable?

Veamos factor por factor las ventajas de cada opción.

Coste de la hipoteca

  • Hoy por hoy, sale bastante más económico contratar una hipoteca variable basada en el Euribor. Con el índice de referencia que incluso llega a situarse en negativo, el tipo de interés es bastante interesante, pese a diferenciales importantes. Si nos vamos a los mismos datos del INE que mencionaba antes, últimamente el interés medio al inicio para nuevas hipotecas es de 2,2% cuando se opta por el tipo variable.
  • En cambio, quienes opten por una hipoteca a tipo fijo tienen que pagar un 3,25% de interés, una cantidad significativamente más alta.

Un dato interesante es que en Francia, se puede conseguir un tipo fijo por aproximadamente 1,2%. Es curioso que estando ambos países en la zona Euro, el precio del dinero sea significativamente más económico más allá de los Pirineos. Y con un coste tan bajo, no sorprende que  en Francia los consumidores no se interesen por las hipotecas variables.

Seguridad a largo plazo

Sin duda la gran ventaja de la hipoteca a tipo fijo es que se sabe desde el inicio el valor de las cuotas a pagar hasta el final del crédito. En el caso de la hipoteca variable, como hablamos de compromisos a largo plazo (la media son 23 años en estos momentos), existe un riesgo de encarecimiento del préstamo hipotecario. Todo depende de la evolución del Euribor, que puede bajar o subir.

Es interesante volver atrás y mirar las estadísticas históricas para tener una idea de en qué rango de valores ha estado evolucionando el Euribor. Poco antes de la crisis, el tipo de interés de referencia llegó a superar los 5%. Si eso volviese a pasar, las hipotecas variables llegarían a costar unos 7%. Los intereses a pagar se triplicarían. Y muchas personas podrían tener serias dificultades para pagar las letras.

Situación económica actual

Sin embargo, para tener una mejor visión de si es mejor elegir una hipoteca fija o una variable, hay que centrarnos en la situación económica actual y las previsiones. Es cierto que estamos con un Euribor muy bajo, y que en teoría solo podría mantenerse o subir en el futuro. Pero Europa está inmersa en una crisis importante. A corto y medio plazo es dudoso que el Banco Central suba los tipos de interés. La situación actual recuerda un poco la crisis japonesa. Es bastante probable que el Euribor no crezca mucho durante unos cuantos años.

Si a eso sumamos que la mayoría de los intereses de una hipoteca se pagan al principio, parece que el riesgo de se encarezca mucho una hipoteca variable no es muy alto. Eso sí, el futuro no está escrito, yo solo comparto mis opiniones. No aconsejo nada. Cada uno toma sus decisiones financieras y es responsable de sus actos.

¿Entonces? ¿Hipoteca variable o fija?

En estos momentos, las hipotecas variables son significativamente más económicas que las fijas, y el riesgo de una subida de tipos a corto plazo parece bastante bajo. Por lo tanto, si quieres ahorrar asumiendo un riesgo, puedes optar por la hipoteca variable. Es bastante probable que te salga más económica, pero una subida de tipos de interés podría complicar las cosas.

Si no quieres complicarte y prefieres saber exactamente lo que vas a pagar hasta el final del crédito, puedes optar por la hipoteca fija, aunque te salga un poco más cara.

Para que te hagas una idea, para una hipoteca de 120.000€ a 20 años, con el 2,2% de interés (Euribor actual) se pagaría un total de 28.400€ de intereses a lo largo del crédito. Con un 3,25% (tipos fijos actuales), se pagarían unos 43.400€ de intereses. Si quieres calcular costes y cuotas, puedes usar los simuladores de hipotecas de bancos que te han listado en calcular-hipoteca.net.

Ahora ya tienes más información para decidir qué hipoteca elegir. No dudes en comentar tus opiniones en la sección de comentarios.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)