La banca online de ING Direct ya no se puede acceder por la web

acceder web ing aplicacionA los muchos usuarios de ING quizás les haya sorprendido el cambio que ha efectuado el banco en su estrategia digital. A partir de ahora ya no se va a poder a acceder a sus servicios digitales mediante la web. Tan solo se podrá consultar y operar operaciones si te descargas la app en el móvil, si te desplazas a una oficina, o si llamas por teléfono. Te cuento todo sobre este cambio.

¿Por qué ING obliga a pasar a su app?

El año pasado, se adoptó una nueva normativa (PSD2) que obliga a las entidades financieras a ofrecer más seguridad en las conexiones a sus servicios.

Cada banco tiene libertad para poner en marcha un sistema de identificación en dos pasos. La mayoría de las entidades optaron por mandar mensajes de confirmación al móvil.

Pero ING optó por una política diferente.

Para garantizar la seguridad de sus usuarios, la entidad holandesa ha decidido obligarles a bajarse la última versión de su aplicación para el móvil.

De esa manera, permite asegurarse de la identidad del usuario que se intenta conectar.

¿Significa eso que ya no puedo conectarme a la web de ING?

No. Puede seguir operando mediante la web.

Pero necesitas tener la app instalada igualmente.

Ahora lo que ocurre cuando te conectas a la página web de ING es que te manda una notificación mediante la app instalada en tu móvil. Tienes que confirmar en el móvil que eres tú la persona que está iniciando sesión en la web. Después de esa verificación, puedes seguir usando la plataforma como siempre lo hiciste.

¿Qué hago si no tengo un smartphone o no tengo espacio en el móvil para otra app?

Honestamente, hoy en día la inmensa mayoría de los usuarios tienen un móvil inteligente y usan diariamente aplicaciones como Whatsapp, Google Maps o cualquier otra. Pero si no tienes un smartphone, no te queda espacio para instalar otra app o simplemente no quieres tener tu información bancaria en el móvil, tienes cuatro alternativas.

  1. La primera es que te instales un emulador de Android en tu ordenador. El más conocido se llama Bluestacks. Una vez lo tengas instalado, simplemente instalas la aplicación de ING y operas desde allí. Pero te aviso que el emulador usa bastante recursos y espacio en el disco duro.
  2. La segunda es que renuncies a usar la banca online de ING, y pases a operar con el banco naranja por su servicio telefónico o acudiendo a su red de oficinas físicas. Pero entiendo que no es muy práctico.
  3. La tercera es que decidas cambiarte de banco. De momento, las otras entidades han optado por soluciones de identificación diferentes.
  4. Finalmente, puedes adaptarte y comprar un smartphone. Y si no tienes espacio en el móvil, prueba a borrar aplicaciones innecesarias y cómprate una tarjeta de memoria para almacenar los contenidos multimedia.

¿Dará marcha atrás ING?

Desde un punto de vista de usuario, haber optado por obligar a todos tus clientes a bajarte la aplicación del banco me parece un poco excesivo.

Si todas las entidades hicieran lo mismo acabaríamos con 3 o 4 aplicaciones bancarias en el móvil.

Y ni te digo la preocupación en caso de pérdida o robo del dispositivo. Ya sé que los teléfonos modernos tienen mucha seguridad (el PIN, el código de identificación del banco) pero aun así, uno no se quedaría tranquilo.

Veo bastante factible que ING rectifique y dé marcha atrás en unos días o semanas.

Ahora mismo creo que muchos usuarios ni se han dado cuenta de lo que sucede. Porque mucha gente tiene ING como otro banco (ellos mismos se anunciaban así antes).

Cuando la gente vaya intentando conectarse y no pueda, es posible que reciban muchas críticas.

Pero lo veremos, porque tampoco instalarse una aplicación es el fin del mundo.

¡Cuéntame tu experiencia!

¿Eres cliente de ING?

¿Te has quedado sin acceso?

¿Instalaste la app?

¿Te vas a cambiar de entidad?

Me interesa tu opinión. Cuéntame tu experiencia en la sección de comentarios. Pero no olvides que modero cada mensaje antes de publicarlos, así que refrena cualquier tentación de hacer spam. 😉

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

  • No se encontró ningún artículo relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)