La importancia de comparar antes de contratar un crédito

comparar créditosSi eres un lector habitual del blog, sabrás que en cuanto puedo te recomiendo comparar antes de comprar. Solicitar un préstamo es una decisión de compra. Es un servicio que tiene un coste, mediante las comisiones o los intereses. Así que cuando vayas mirando créditos urgentes online, hipotecas o cualquier otro tipo de préstamo, recuerda que es mejor comparar.

Comparar los préstamos rápidos

Hoy en día son muchas las entidades que operan en el sector de los créditos urgentes, especialmente aquellos de pequeñas cantidades para plazos cortos. Si por un lado una oferta tan amplia es buena para las personas que necesitan dinero inmediato, la verdad es que puede ser un poco complicado encontrar la mejor oferta.

Para tomar tu decisión deberías fijarte en algunos de esos criterios.

Los requisitos que pide la entidad

Algunas personas han pasado por momentos de dificultad económica que les han llevado a estar registrados en listas de morosos como el ASNEF. Estar registrado puede complicar significativamente la obtención de un nuevo crédito, ya que la mayoría de las entidades lo consideran totalmente incompatible. Pero no todas. Y por eso es interesante saber qué requisitos pide la plataforma.

Los plazos de puesta en marcha

Lo cierto es que normalmente los portales de préstamos rápidos hacen honor a su nombre y responden a las solicitudes en poco tiempo. Sin embargo, no está de más mirar en detalle con qué plazos trabaja cada uno, para ver si encaja con tus necesidades.

Los tipos de interés aplicados

Es un factor muy importante. Quizás el más significativo. Y lo cierto es que pese a la obligación de mencionar la TAE claramente, no siempre es fácil verla bien en algunos portales. Si no lo sabes te recuerdo que la TAE es un tipo de interés estándar anualizado, que te permite comparar el precio de diferentes préstamos. Cuanta más alta es la TAE, más caro es el crédito. Míralo siempre antes de contratar cualquier servicio financiero.

¿Qué sucede si algo sale mal?

Justo antes te hablaba del tipo de interés del préstamo. Pero también deberías analizar lo que ocurre en caso de que se te pase hacer la devolución a tiempo. En algunos casos, las entidades cobran unos intereses de demora muy superiores a las condiciones del crédito. No está de más analizarlo.

Comparar las hipotecas

Otro producto financiero con mucho éxito en España es la hipoteca. En muchos aspectos parece el servicio opuesto al crédito urgente:

  • Son cantidades muy grandes.
  • Es un préstamo que dura años, cuando no décadas.
  • El tipo de interés es muy bajo.

Pero sigue siendo un crédito, y el coste de una hipoteca en términos de intereses pagados a lo largo de los años es muy significativo, así que también merece la pena hacer algunas comparaciones.

Tipo de interés y coste

Más allá de elegir entre hipoteca fija y variable, es importante comparar los tipos que aplican distintas entidades. De nuevo, es mejor no mirar el tipo de interés nominal, sino ir directamente a la referencia de la TAE. De esa manera, otros costes como gastos de constitución o comisiones de apertura estarán contemplados.

Además, muchas entidades te obligan a contratar servicios adicionales para otorgarte la hipoteca. Esos servicios normalmente tienen un coste, que tienes que poder comparar igualmente.

Condiciones en caso de cambios

Dado que una hipoteca es un compromiso a muy largo plazo, no es imposible que surjan cambios en nuestra vida que tengan un impacto sobre la hipoteca. Por eso es muy importante saber qué condiciones aplica la entidad en esas situaciones. Hablo de los casos más comunes de novación de hipoteca, pero también de periodos de carencia o al contrario, cancelaciones anticipadas.

Requisitos exigidos

Algunas entidades piden más garantías que otras. A veces, vas a tener que elegir entre un precio más bajo pero muchas condiciones (varios avalistas) y un precio un poco más alto pero menos garantías. Eso ya es una decisión de cada uno, pero es importante comparar los bancos usando este criterio.

¿Lo ves? Cuando contrates cualquier préstamo, tienes mucho interés en comparar condiciones. ¡No lo dudes!

 

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)