Las ventajas de contratar una hipoteca fija en esos tiempos inciertos

ventajas de hipoteca a tipo fijo incertidumbreSi estás pensando en pedir una hipoteca, probablemente en algún momento te preguntes si te conviene mejor un tipo de interés fijo o variable. Como ya dediqué un artículo sobre ambas opciones, no voy a repetirlo. El propósito de este post es que entiendas algunas de las ventajas de optar por una hipoteca fija en los tiempos inciertos que estamos viviendo.

¿Cuál es la situación de tipos de interés para hipotecas en estos momentos?

Para escribir el artículo, he mirado las condiciones que propone ING para las hipotecas.

  • En caso de optar por una hipoteca variable, el precio de la financiación es Euribor +0,89%, y calculan una TAE del 2,65%.
  • Para la hipoteca fija, la TAE es un 2,41%.
  • ING propone una hipoteca mixta, con un tipo fijo durante 10 años y luego variable, y les sale una TAE del 1,83%.

La Tasa Anual Equivalente (TAE) es el factor comparativo que tienes que mirar para valorar el coste de un préstamo. Si quieres saber más, te invito a leer el post sobre TIN y TAE que publiqué hace tiempo.

Pero, volviendo a lo que nos interesa. Sorprendentemente, en esos momentos la hipoteca a tipo fijo sale más económica que la variable, así que ya tienes una ventaja clara.

Ah, y para que no se me acuse de favorecer a ING, te enlazo también la página sobre hipotecas de EVO, y la que tiene Bankinter. Es curioso, parece que ahora mismo EVO es bastante más competitiva.

El riesgo de estanflación

Ahora mismo, la inflación está desbocada en Europa y Estados Unidos. Al principio, se decía que era por los cuellos de botella de la recuperación post pandemia. Ahora, se le echa la culpa al conflicto entre Rusia y Ucrania. Pero muchos economistas piensan que la causa real de la inflación podría ser la tremenda inyección de liquidez que han hecho los bancos centrales en la última década.

Si la causa de la inflación es la expansión monetaria, entonces es bastante probable que no sea temporal. Además, es bastante probable que la subida de precios se repercute en subidas de sueldos, que a su vez los empresarios tendrán que repercutir en los precios de venta.

¿Y qué ocurrirá si la inflación sigue alta? Los bancos centrales se verán obligados a subir los tipos de interés para reducir la liquidez. Como el crecimiento en nuestros países es frágil, podría llevar a una recesión. Y como para salir de las crisis el método habitual es bajar los tipos de interés, podría empezar una nueva secuencia de bajada de tipos, subida de inflación, subida de tipos, recesión, y así sucesivamente.

A esta situación de atasco económico, que ya se vivió hace unas décadas, se la conoce como estanflación. Y se caracteriza con un crecimiento económico débil, unos tipos de interés relativamente altos y una inflación también relativamente alta.

¿Qué ocurre si tienes una hipoteca a tipo fijo en un escenario de estanflación?

En un caso así, puesto que el tipo de interés de tu hipoteca se determinó cuando la firmaste, no se incrementará nunca. Es decir que podrías encontrarte pagando una hipoteca con un TAE del 2,41% en un entorno económico en el que los tipos han subido más allá del 5% y la inflación también.

Al mismo tiempo, es probable que tus ingresos aumenten en el futuro. Aunque no lo hagan en la misma proporción que la inflación, en la práctica la cantidad fija que pagues por tu hipoteca cada vez representará menos esfuerzo para ti.

Si la inflación se desboca, con un tipo fijo sigues pagando lo mismo, y la revalorización de tus ingresos hace que tu letra se reduzca muy notablemente.

¿Qué ocurre si los tipos de interés se quedan en niveles bajos?

Imaginemos que la situación económica no dura y las cosas vuelven a la situación de hace algunos meses. Los tipos de interés no suben y la inflación queda bajo control. Como los tipos fijos actuales son muy bajos, de todos modos, tendrás una hipoteca a un precio muy competitivo. Es posible que las hipotecas variables sean más baratas dentro de unos meses. Pero no tienen mucho margen para bajar, mientras en el caso contrario, podrían subir mucho.

Resumiendo las ventajas de contratar una hipoteca fija en esos tiempos inciertos

  1. Si los tipos de interés y la inflación se disparan, la jugada te sale muy rentable, y parte de tu casa se pagará sola, por el aumento mecánico de los salarios.
  2. Si la subida es más moderada, haber elegido un tipo fijo te sale muy bien, y tus letras serán un poco más baratas cada año, comparativamente.
  3. Si no hay subida de tipos, tienes un coste de la hipoteca razonablemente bueno.

Teniendo en cuenta que los mismos escenarios con una hipoteca a tipo variable serían respectivamente: malos, regulares y buenos, con la incertidumbre actual, la elección es rápida.

Hay que matizar que, si optaras por una hipoteca variable y subiesen mucho los tipos, siempre tendrías la opción de buscar cambiar a un tipo fijo, pero no te saldría barato igualmente.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)