¿Qué es un SWAP y para qué sirve? Usos y mecanismos

qué es un swapSeguramente habrás escuchado el término más de una vez en programas de finanzas o películas hollywoodenses ambientadas en Wall Street. Pero, ¿Qué es un SWAP y para qué sirve? Te voy a contar lo que tienes que saber sobre ese producto derivado, que se usa como protección contra algunos riesgos y también como herramienta de especulación financiera. Es un poco técnico, pero tampoco tan complicado. ¡Vamos allá!

¿Qué es un SWAP?

La palabra inglesa “swap” se traduce por intercambio o permuta. Se refiere a cambiar una cosa por otra. Y, concretamente, la definición de un SWAP es un contrato financiero entre dos partes en el que se estipula el intercambio de un flujo financiero contra otro, de acuerdo a un calendario determinado. Entra en la categoría de los productos financieros derivados.

Los hay de diversos tipos, pero lo más habitual es encontrarte con un SWAP de tipos de interés o con un SWAP de divisas. Voy a contarte cómo funcionan, pero si quieres saber más, Economipedia explica los SWAP de forma sencilla en su web, así que no dudes en ampliar la información.

¿Qué es un SWAP de tipos de interés?

Es el contrato más habitual en este tipo de operaciones. Consiste en intercambiar los flujos financieros correspondientes a los intereses de una cantidad definida. Por lo general, se hace entre un tipo de interés fijo y un tipo de interés variable. La entidad que tiene el tipo de interés variable paga los intereses correspondientes al tipo fijo a la entidad con el tipo fijo, mientras esa le paga los intereses correspondientes al tipo variable.

En la práctica, han intercambiado sus tipos de interés, de allí que se hable de permuta, intercambio, o SWAP de tipos.

¿En qué consiste un SWAP de divisas?

En realidad, se trata de un SWAP de tipos, pero con una variable adicional. En lugar de tener operaciones en la misma divisa, cada entidad opera en monedas distintas. Imagina que una tiene un crédito en euros con un tipo de interés asociado, y la otra tiene un crédito en dólares con el respectivo tipo. De nuevo, cada entidad paga los intereses del otro. Así que a las variaciones de tipos se suman las del cambio entre las divisas.

Un acuerdo entre dos partes

Otra cosa importante que hay que destacar es que se trata de operaciones entre dos partes, que no están en un mercado cotizado. Además, no hay intercambio de dinero inicial, es decir que no se venden los respectivos créditos, por ejemplo. Solo se intercambian los flujos de dinero asociados con los intereses. La ausencia de un intercambio de nominal permite usar el apalancamiento.

¿Para qué se usa el SWAP?

Protección contra algunos riesgos financieros

Lo que motivó originalmente la creación de este producto financiero derivado es poder proteger a las entidades (bancos y empresas) de algunos riesgos financieros. El caso más claro es el tema de los tipos de interés variables.

Imagina que tienes una empresa con un crédito basado en un tipo variable, como el Euribor, y por algún motivo, anticipas que ese indicador pueda subir notablemente en los próximos meses y años. Digamos que ahora estás pagando un 1%, pero crees muy factible que a partir del año que viene vayas a pagar por encima del 4%.

Si encuentras una empresa que tiene un crédito a tipo fijo al 3%, quizás puedas llegar a un acuerdo para intercambiar los tipos. La otra empresa pagaría mucho menos que lo que paga ahora, y si piensa que los tipos no subirán por encima del 3%, le compensa mucho el acuerdo.

Entonces firmáis un SWAP de tipos de interés, y pase lo que pase, sabes que has eliminado el riesgo para tu empresa. Si te equivocaste, acabarás pagando más que si no hubieras hecho nada, pero habrás evitado la posibilidad de tener que pagar mucho en caso de una subida de tipos importante.

Como ves, es un mecanismo de seguridad. Cancelas el riesgo por un precio. Es algo muy parecido a lo que ocurre con hacer una opción sobre divisas para asegurar un pago en otra moneda que la que usas habitualmente.

Al nivel macroeconómico, las líneas SWAP de divisas se usan por parte de los bancos centrales como el BCE para garantizar cierta estabilidad financiera.

Especulación financiera

Viendo qué es un SWAP y cómo funciona, habrás visto que otro de sus posibles usos es la especulación. Porque permite apostar por unas evoluciones de mercado, y firmar contratos que encajen con esa visión. Por ejemplo, si anticipas una subida de los tipos variables, puedes ir intercambiándolos por tipos fijos, y viceversa, de tal forma que los flujos netos de dinero resultando de la operación te sean favorables.

Evidentemente, como cualquier estrategia especulativa, es un tipo de inversión que tiene sus riesgos, y tendrás que entender muy bien donde te metes antes de planteártelo. Sobre todo, si vas a operar con apalancamiento, multiplicando los posibles beneficios y pérdidas de la operación.

Otros tipos de SWAP

Ya hemos comentado que los dos tipos de SWAP más conocidos y usados son los que están basados en tipos de interés y en divisas. Pero no son los únicos, ni mucho menos. Antes de terminar el artículo tenía que citar al menos otras tres grandes categorías:

  • Los Credit Default SWAP (CDS) o permutas de incumplimiento crediticio, son herramientas que dan un seguro contra un posible impago. Tienen como contrapartida el pago de un interés periódico hasta el vencimiento del intercambio, que funciona de facto como el pago de una póliza.
  • Los SWAP de materias primas permiten intercambiar el precio fijo de una materia prima con un precio variable, que en la mayoría de los casos se calcula en base a un índice sobre un periodo futuro.
  • También hay SWAP sobre acciones, opciones, y más productos financieros. En realidad, por su diseño, se pueden hacer en un gran número de situaciones.

 

Creo que con esas explicaciones ya sabes qué es un SWAP, para qué sirve, y también has visto algunos ejemplos de aplicación práctica. Si quieres añadir algo, no dudes en compartir tus ideas en la sección de comentarios.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

  • No se encontró ningún artículo relacionado

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)