¿Tiene sentido mandar currículum a empresas que no han publicado ofertas?

mandar curriculum no solicitadoHace unos años comenté en el blog como suelo recibir currículums no solicitados a mi dirección de correo electrónico profesional. Aquella vez había centrado el artículo sobre lo malo que era mandar una hoja de vida sin personalizar ni haberte informado sobre la empresa. Pero esta vez quiero plantear la pregunta de si tiene sentido mandar currículum a empresas que no han publicado ofertas de trabajo.

Mucho trabajo para poca probabilidad

Si quieres que tu currículum tenga una posibilidad de ser visto y de atraer la atención de los reclutadores, ya sabes que te tienes que esforzar en personalizar. El problema con empresas que no han publicado ofertas es que ni siquiera sabes qué tipo de puestos de trabajo pueden llegar a ofrecer en un futuro cercano, por lo que cuesta personalizar tu currículum en función de esos puestos. Lo único que puedes hacer es informarte bien sobre la empresa y hacer buena impresión mostrando que sabes con quien estás tratando.

El problema de eso es que supone bastante trabajo, y como la inmensa mayoría de las empresas a las cuales vas a escribir no tienen vacantes que encajen con tu perfil ni la van a tener en un futuro cercano, todo este trabajo sirve de bien poco.

Pero, cuidado, peor aún sería mandar currículums genéricos a las mismas empresas, porque, aunque te cueste mucho menos trabajo, en realidad en los pocos casos de que esas empresas tengan una vacante no se van a fijar en tu currículum.

Mi consejo entonces es que si vas a mandar hojas de vida a empresas que no están publicando ofertas de trabajo, que selecciones compañías que de verdad te gustan mucho y que te esmeres en cada envío personalizado. Con un poco de suerte, destacarás y tendrás una oportunidad de trabajar para esa empresa que te gusta.

Mejor en persona que por correo

Hablando de empresas que no han publicado ofertas, lo ideal es entregar tu currículum en persona a las personas que toman las decisiones. Puede ser muy complicado en esos tiempos, pero también es algo bastante más efectivo. Si consigues empatizar con la persona que recibe tu hoja de vida, a lo mejor te recuerda en un futuro. O quizás tengas suerte de aparecer en el momento justo en el que necesitan a alguien, y de saltarte todo el proceso de selección (pasa más a menudo de lo que crees).

Céntrate en la ofertas

Pero, realmente mi consejo es que te centres en las ofertas publicadas.

  • Primero por lo obvio: las empresas a las que escribes realmente buscan a alguien, y por lo tanto, el trabajo de preparación que haces para destacar entre los currículums tiene más sentido.
  • Y segundo, también muy importante: te darás cuenta de cómo está el mercado laboral. Si no hay trabajo en lo que te gustaría hacer, si ninguna empresa publica ofertas de este tipo, entonces puede ser un indicador para el resto de las empresas. Mandando tu hoja de vida a diestra y siniestra sin que hayan publicado ofertas solo te hará perder el tiempo si en realidad nadie busca tu perfil. En estos casos la realidad es que tienes que adaptarte: buscar otro tipo de trabajo (posiblemente formándote para ello) o irte a otra zona (a menudo otro país), donde sí hay ofertas.

 

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)