Tips para ahorrar en vacaciones sin dejar de disfrutar

tips para ahorrar en vacacionesLas vacaciones pueden representar un presupuesto muy importante para las familias. Según los estudios disponibles, un año normal el gasto medio suele rondar los 2.000€ por familia, contando todos los conceptos (alojamiento, transporte, comida, actividades, y demás). Por eso viene bien tener unos tips para ahorrar en vacaciones, sin que por ello dejes de disfrutar de una gran experiencia.

¿Cuánto gastan las familias en vacaciones?

No he encontrado ningún dato oficial sobre el gasto en vacaciones de los hogares españoles, ya que la encuesta de presupuestos familiares del INE no separa específicamente los gastos vacacionales. Están repartidos entre los grupos “restaurantes y hoteles”, “transporte”, “ocio y cultura” o incluso “alimentos y bebidas no alcohólicas”.

Para saber cuánto gastan las familias españolas en vacaciones, hay que remitirse a estudios de empresas privadas como los 1.800€ que indicaba Home Away en 2017, los 2.100€ que mencionaba American Express el mismo año o los 1.200€ calculados por Cetelem para el año 2019.

Lo cierto es que cada familia tiene un gasto diferente, que depende evidentemente de los ingresos disponibles. Pero lo importante no es tanto la cantidad media, sino saber que constituye una parte muy relevante del gasto anual. Dicho de otra forma, 2.000€ son el 80% de la renta mensual media de un hogar. Por eso es tan importante conocer tips y consejos para ahorrar en vacaciones.

Porque, mientras disfrutamos de nuestra estancia fuera de casa, todavía tenemos que pagar la hipoteca o el alquiler, los suministros, los seguros y muchos más gastos.

Los primeros tips para ahorrar en vacaciones tienen que ver con la planificación

La anticipación permite ahorrar mucho

Cuanto más esperes para reservar un sitio para tus vacaciones de verano, menos opciones tendrás. Eso repercutirá tanto en la calidad de los alojamientos disponibles como en su precio, y lo mismo ocurre con las opciones de transporte (trenes y vuelos). Así que, si quieres pagar menos, es mejor que te anticipes.

Invierte tiempo en comparar opciones

Un poco más de dedicación buscando opciones te puede permitir ahorrar mucho dinero. Por ejemplo, si compras cuatro vuelos de ida y vuelta para toda tu familia, una diferencia de 25€ por trayecto, que no parece mucha, acaba siendo un ahorro de 200€. Lo mismo pasa con el alquiler del alojamiento turístico o las noches de hotel.

Tienes muchos comparadores a tu disposición, y portales que te permiten filtrar por múltiples criterios incluyendo el precio, pero también todas las características que te parecen importantes. Así puedes conseguir una muy buena relación calidad precio.

Busca los supermercados baratos de la zona

Un clásico del verano, es que en la zona donde te vayas a quedar el precio de los alimentos sea más elevado que la media. Suele haber menos competencia, y muchas pequeñas tiendas de conveniencia. Si quieres ahorrar en la compra, puedes estudiar la situación antes de viajar, y comprar comida en el camino. Incluso puedes llevar algunas cosas no perecederas desde tu casa.

En muchos sitios hay supermercados baratos cercanos, pero si no los hay, es mejor anticiparte, porque luego no vas a querer hacer muchos kilómetros para ir a comprar. Querrás disfrutar de tus vacaciones, como es lógico.

Busca también las gasolineras baratas

Si vas a usar el coche, y tienes un desplazamiento largo, te interesa analizar el mapa para ver donde podrás repostar barato. Entre las gasolineras más baratas y las más caras de España, puede haber una diferencia de un 40%. En un recorrido largo, como una ida y vuelta de 2.000km, la diferencia puede ser de 50€.

Tips para ahorrar en vacaciones con el alojamiento

Escoge fechas diferentes a las de la mayoría

Sé que es un consejo difícil de aplicar para muchas familias con hijos jóvenes o para trabajadores que no tienen muchas opciones para las fechas de vacaciones. Sin embargo, son muchas las personas que viajan en julio y agosto cuando podrían hacerlo en otro momento. Si evitas la temporada alta, tendrás un alojamiento mucho más barato, y lo mismo ocurre con vuelos o trenes.

Intercambio de casas

¿Y si en lugar de pagar por el alojamiento te vas gratis a la casa de otra persona? Es un sistema que existe desde hace muchos años, pero ahora con Internet es mucho más fácil. Tienes varias plataformas, como Home Exchange o Home for Home, por citar un par entre muchas.

Descubre alojamientos atípicos

Otra forma de ahorrar es cambiar tus costumbres. Por ejemplo, si en lugar de un hotel optas por un alojamiento turístico, te ahorrarás posiblemente mucho en restaurantes. Pero, puedes ir más allá. Puedes alquilar un bungalow en un camping en lugar de una casa. Puedes experimentar con el alquiler de una autocaravana. Hay muchas opciones que puedes averiguar, y normalmente salen más económicas.

Comparte con amigos

Los alojamientos más grandes salen más baratos por persona que los pequeños. Entonces, en lugar de reservar un apartamento, ¿por qué no te juntas con unos amigos para alquilar una villa con todas las comodidades? Está claro que implica que te lleves muy bien con las personas con quien vas a compartir. Además del ahorro, suele ser más divertido para los niños, cuando van varias familias.

Aprovecha plataformas como Airbnb

Voy a contradecir un consejo que cité antes sobre la anticipación. Una de las ventajas de Airbnb es que se van registrando nuevos alojamientos frecuentemente. No es como la oferta de los hoteles, que es más estática. En Airbnb tienes personas que deciden alquilar su vivienda por un mes, porque les viene bien, o que han decidido probar si les compensa.

Los usuarios nuevos, que no tienen referencias, suelen poner precios más económicos, así que es posible conseguir un alojamiento barato con poca antelación. Pero tendrás que ser flexible sobre el destino. Recuerda que si nunca has usado la plataforma, consigues saldo gratis.

Tips para ahorrar en vacaciones en el resto de gastos

Comer más en casa y hacer picnics

No es solo que comer fuera cuesta más que la comida casera, sino que, en verano, en los sitios turísticos los precios de los restaurantes son más elevados de lo normal. Así que es mejor reservar las comidas en restaurantes para ocasiones especiales, y preparar tu propia comida el resto del tiempo. Si no quieres comer en el alojamiento, puedes hacer picnic en la playa, en el monte, o en el río. Tienes muchas opciones.

Mira cuando los museos son gratuitos

¿Te gusta la cultura? Lo cierto es que muchos museos son gratuitos algunos días. En Valencia, por ejemplo, hay entrada gratuita en muchos sitios los domingos o los sábados, dependiendo del lugar. Estoy seguro que en otros lugares hay iniciativas similares.

Usa páginas con cupones de descuento para actividades

No dudes en aprovechar los cupones de descuento de páginas como Groupon o similares. Normalmente, conseguirás un descuento muy importante sobre el precio habitual. Lo que más hay son productos de ocio, como restaurantes, actividades, paseos, catas, sesiones de spa, y mucho más. Seguro que encuentras una opción barata.

Disfruta de las actividades más económicas

Muchas de las actividades más placenteras del verano no cuestan nada, o tienen un precio muy económico. Hablo de pasear, hacer senderismo, una ruta en bicicleta, y cosas similares. Se puede perfectamente disfrutar del verano sin adoptar una actitud consumista.

 

 

¿Qué te parecen esos tips para ahorrar en vacaciones? ¿Tienes algunos consejos más? No dudes en compartirlos en la sección de comentarios.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)