Trucos para calentar barato la casa en invierno

calentar barato casa inviernoCon los precios altos de la energía, son muchas las personas que buscan consejos para calentarse barato. Lo cierto es que hay alternativas a gastarse una fortuna en las facturas de la luz o del gas. Pero, también tengo que avisar que no existe una solución milagrosa. Aquí tienes una lista de trucos para calentar barato tu casa en los meses más fríos del invierno. Sumándolo todo, puedes bajar bastante tus costes.

Calentar barato la casa aprovechando el calor del sol

Al igual que en verano se puede refrescar mucho una casa abriendo las ventanas por la noche, en invierno se puede aprovechar el sol para calentar la casa. En las habitaciones en las que da el sol directo, se pueden dejar abiertas las ventanas al mediodía para que entre el aire caliente.

El inconveniente de esa estrategia es que exige estar muy pendiente del clima, sin contar que hay que estar en casa en las horas más calientes del día, algo imposible para muchas personas que trabajan.

Dormir en una habitación más pequeña

Es mucho más fácil, rápido y barato calentar una habitación pequeña que una grande. Por lo que no es mala estrategia cambiar de dormitorio en invierno para ocupar una de menor tamaño. Por ejemplo, si tienes una habitación de invitados, puedes aprovecharlo durante la temporada más fría, y lo notarás en tus facturas energéticas.

Calentarse barato con una buena bata

Hace ya unos años publiqué un post en el blog explicando los beneficios de la bata. Pero, en general, la idea es llevar ropa bien abrigada en casa. Demasiadas personas suben en exceso el termostato de la calefacción, como queriendo recrear un ambiente de verano en la casa en los meses más fríos del año. Obviamente eso sale muy caro. Con ropa caliente, puedes aguantar unas temperaturas mucho más bajas, y por lo tanto ahorrar mucho en calefacción.

Calentar barato la casa con una estufa de butano

Cuando hice la comparativa de las soluciones más económicas para la calefacción de casa, la opción más barata era un calentador de butano, y lo sigue siendo ahora mismo. Sé que a muchas personas no les gusta la idea de tener unas bombonas de gas en casa, o les puede molestar el olor, pero es una solución segura, si se cumple con las normas, y que permite ahorrar muchísimo comparando con la calefacción eléctrica.

Aislar la casa con soluciones baratas

Si quieres poder calentar barato tu casa en invierno, te ayudará mucho evitar las pérdidas de calor que se producen por un mal aislamiento de tu casa. La mejor solución a largo plazo es invertir en ventanas modernas y quizás incluso poner una capa de aislante térmico en las paredes que dan al exterior, detrás de unas placas de pladur. Pero aquí estamos hablando de soluciones baratas, así que puedes comprar cortinas gruesas y colocar burletes en puertas y ventanas. También repasar todos los lugares en los que se puede estar escapando el aire caliente, y tapar agujeros y grietas.

Eso sí, si las paredes de tu casa son de ladrillo fino, como suele ocurrir en España, sin una estrategia de aislamiento más cara no reducirás mucho las pérdidas. Pero todo suma.

Usar la bomba de calor para calentar barato la casa

Otra enseñanza de la comparativa sobre soluciones de calefacción que mencioné antes es que la bomba de calor tiene una eficacia energética mucho mayor a la de un radiador eléctrico convencional. Por lo tanto, para calentar lo mismo, gastas menos electricidad. Eso se debe a que la bomba de calor no transforma la electricidad en calor, sino que extrae el calor del aire de fuera para meterlo dentro de tu casa. Eso sí, eso solo funciona bien con temperaturas exteriores superiores a los 5 grados.

Olvídate de las velas

Por último, quiero decirte que te olvides de los vídeos que has visto que te explican que puedes calentar una habitación por unos céntimos al día usando unas velas. La física es muy tozuda. La energía que puede aportar una vela es muy pequeña. Si quisieras producir la misma cantidad de calor que la que genera una estufa de butano, te gastarías una barbaridad en velas.

Además, no es una solución muy segura. El riesgo de incendio con un sistema casero con velas es bastante mayor que si usas un calefactor especialmente diseñado. Y las velas también producen CO2, por lo que es necesario airear la habitación para evitar respirar gases tóxicos. Eso último, también lo tienes que hacer si usas el butano, por supuesto. Y uno podría argumentar que, dado que las velas producen muy poca energía, la cantidad de dióxido de carbono es relativamente baja, pero eso es solo porque consumen y producen poco.

Si quieres saber más sobre esas velas léete ese artículo de la web Consumer.

 

¿Tienes algunos consejos que funcionan para calentar la casa en invierno por poco dinero? No dudes en compartirlos en la sección de comentarios.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)