¿Qué son las apuestas cruzadas y cómo funcionan?

apuestas cruzadasSi eres un lector habitual del blog, sabes que desaconsejamos los juegos de azar, como loterías, apuestas y otros casinos. Pero, al mismo tiempo, consideramos que informar sobre algunos de esos mecanismos es una labor de divulgación que puede ser útil para entender mejor sus peligros. Hoy vamos a tratar el caso de las apuestas cruzadas, también conocidas como Back and Lay o intercambio de apuestas. Su principal característica es que no se juega contra una empresa, sino contra otros particulares.

¿Qué es un intercambio de apuestas?

Creo que la mejor forma de explicar qué son las apuestas cruzadas es mediante un ejemplo.

Imagínate dos amigos, Paco y Juan, que son aficionados de dos equipos de fútbol rivales. Ambos están en casa de un amigo común, Pepe, un día que coincide con un partido del equipo favorito de Paco.

En la conversación, sale el tema del fútbol. Juan empieza a pinchar a Paco diciendo que su equipo no va a ganar. Paco sostiene lo contrario. Al final, deciden apostarse 10€. Paco apuesta que su equipo ganará, y Juan dice que no será así, es decir que empatará o perderá. Le piden a Pepe que custodie los 20€ de las dos apuestas hasta el final del partido.

Transcurre la noche, termina el partido. El equipo  de Paco ha empatado. Pepe le da los 20€ a Juan, menos 1€ por las molestias.

  • En este ejemplo, Paco es el creador de la apuesta cruzada. Ha creado el “Back” de la victoria de su equipo.
  • Juan es el usuario que acepta la contrapartida de la apuesta, y opta por el “Lay” (es decir la opción contraria).
  • Pepe hace la labor de la casa de apuestas y gestiona el dinero a cambio de una comisión

Diferencia entre apuestas cruzadas y apuestas clásicas

La gran diferencia entre los dos sistemas es que en una apuesta tradicional, la casa de apuestas es la que gestiona todo. Elige el evento, las opciones para apostar, las cuotas, los importes máximos y mínimos, y todo lo demás.

En las apuestas Back and Lay, la empresa es simplemente una intermediaria entre los usuarios que proponen apuestas y aquellos que las aceptan. En consecuencia, los usuarios eligen el evento, el resultado sobre el cual se apuesta, la cuota y el importe.

Cómo funciona este tipo de apuestas

Si lo que quieres es crear una apuesta (Back) con ciertas condiciones, vas a una página que permita el intercambio de apuestas y defines los criterios que te interesan. Normalmente, eso lo hacen los usuarios porque no les gusta la cuota que ofrecen las casas sobre un evento en particular.

Si lo que quieres es optar por la apuesta opuesta (Lay), visitas el portal y miras si hay alguna propuesta que encaja con lo que estás buscando.

La casa de apuestas custodia el dinero hasta el final del evento, y paga el premio a quien haya acertado.

Voy a ponerte 3 ejemplos típicos

  1. Primer caso. Se enfrentan dos tenistas muy igualados. Un backer crea una apuesta diciendo que el jugador 1 ganará, y establece una cuota de 2. Volvemos al ejemplo de Paco y Juan. Ambos jugadores apuestan 10€ y el que haya acertado se ganará 20€, menos una comisión (normalmente un 5%).
  2. Segundo caso. Se enfrentan dos tenistas con mucha diferencia en el ranking, por lo que uno es mucho más favorito que el otro. Un jugador crea la apuesta back con una cuota de 1.30. Él apuesta 10€. Si otra persona acepta la apuesta, solo tendrá que apostar 3€. El ganador se llevará 13€.
  3. Tercer caso. Esa vez el creador de la apuesta piensa que el jugador más débil va a ganar. Establece una cuota de 5, y apuesta 10€. Cualquiera que quiera aceptar el reto tendrá entonces que apostar 40€. El ganador se llevará 50€ menos la comisión.

En realidad es más complicado, porque una vez que está creada una apuesta, se pueden apuntar muchos jugadores del lado del Back o del lado del Lay. El sistema informático de la casa de apuestas se asegura de gestionar los intercambios.

¿Por qué no recomiendo este tipo de juegos de azar?

Simplemente, porque las apuestas, al igual que las loterías y otros juegos de dinero nunca son rentables a largo plazo, salvo para quienes viven de las comisiones que gestionan.

Además, en muchos casos son adictivas, lo que hace que los jugadores pierdan el sentido común y acaben arriesgando mucho dinero, perdiendo a menudo hasta la camisa.

¿Es menos peligroso el intercambio de apuestas que el sistema tradicional?

Hay quien dice que las apuestas cruzadas son más justas que las demás, porque tú pones las condiciones. En realidad, yo creo que eso en una gran parte una ilusión. Porque necesitas que otra persona acepte la contrapartida, y en la mayor parte de los casos, las cuotas no son muy diferentes de las que ofrecen las casas de apuestas.

Me explico. Imagínate que el Barça está arrollando en la Liga. El próximo partido es contra el último de la clasificación. Y tú vas y creas una apuesta con una cuota de 10 a la victoria del Barça. O sea, que si alguien acepta tu apuesta y finalmente el FC Barcelona gana el partido, embolsarás 10 veces lo que apuestes.

Eso en teoría es posible. Siempre puede haber alguien muy tonto que acepte ganar muy poco apostando a un evento bastante improbable. Pero en la realidad, no va a suceder. Si quieres encontrar contrapartida, tendrás que poner una cuota más interesante que las de las casas de apuestas, es decir menos interesante para ti.

El único uso que le veo a las apuestas cruzadas

Si recuerdas, hace unos meses expliqué en el blog como podías llevarte buena parte del bono que ofrecen algunas casas de apuestas. La base del truco era apostar para un evento en la casa que regala el bono, y para el evento contrario en otra casa de apuestas.

La dificultad era encontrar eventos con cuotas similares y resultados del tipo pierde o gana, como por ejemplo en tenis.

Con una apuesta cruzada, puedes hacerlo mucho más fácil. Primero buscas un evento que tenga una cuota de 2 en la casa que te regala el bono. Luego creas una apuesta contraria en un portal de intercambio de apuestas. O mejor aún, buscas la apuesta Lay que corresponde a tu apuesta inicial en la otra casa.

Así te aseguras un resultado nulo, menos las comisiones de los portales. Y te llevas el bono menos esas comisiones.

Vas a ganar poco dinero, pero no vas a arriesgar nada. Es el único uso que le veo a las apuestas cruzadas, aprovecharse de los bonos.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)