5 formas de ahorrar en tus viajes

vista avion¿Quieres viajar barato? ¿No tienes mucho dinero para gastar o simplemente quieres ahorrar? Te propongo una pequeña guía para conseguir la mejor relación calidad precio en tu viaje, pagando poco y consiguiendo buenas prestaciones.

1. Acertar con la elección del destino y la fecha del viaje

Seguro que hay más de un destino al que te gustaría ir, y seguro, si te organizas bien, que podrías viajar en fechas que no sean las típicas durante las cuales se desplaza todo el mundo (verano, Navidades, Semana Santa…). El primer consejo de esa guía es que elijas el destino y la fecha en función de los precios y que, a partir de ahí, te organices en consecuencia, no al revés. En ocasiones hay verdaderos chollos, y si eres flexible, puedes aprovecharlos.

Aconsejamos por ejemplo, que elijáis destinos que no estén de moda, o que no se encuentren en temporada alta, por ejemplo, para ir a Canarias, podríamos elegir ir a mediados de Septiembre, en vez de en pleno Agosto. También es aconsejable leer algunos blogs de viajes, a veces encontraremos numerosos destinos desconocidos anteriormente para nosotros y que puede que sean una alternativa ideal para conocerlos.

Una idea es hacerte con un mapa, marcar tus posibles destinos y ver cuales son los aeropuertos y ciudades cercanas. A partir de ahí ir probando fechas y horarios diferentes hasta que os cuadre alguno. Otra idea que a veces nos distorsiona es que siempre queremos viajar a destinos lejanos, y a veces a pocos kilómetros más allá tenemos la escapada perfecta y a un precio inmejorable.

guia de viaje2. Siempre Comparar opciones 

Si hay un mercado en el que la tecnología nos lo ha puesto fácil, esa es la del sector de los viajes. Hoy día todas las compañías de transportes poseen páginas webs y, aunque sería ideal poder comparar todos los medios de transportes en cada una de las webs, a veces es tedioso. Existen infinidad de compañías aéreas de bajo coste, multitud de compañías de ferrys, numerosas empresas de trenes y miles de empresas de autobuses. Por eso es súper útil hacer uso de comparadores que nos ayuden a encontrar la mejor opción entre el mayor número de transportes a ser posible en una sola búsqueda. Nosotros recomendamos que vayáis a google y escribáis en que transportes queréis viajar, seguido de la palabra comparador. Por ejemplo “comparador de vuelos y trenes”.

Busqueda google

A partir de ahí todo será más sencillo ya que estos comparadores te mostrarán el mejor resultado de entre todos los posibles para cada tipo de transporte, pudiendo elegir el más barato.

Ahora es momento de elegir entre las distintas combinaciones que nos muestran los comparadores; Usar los filtros es muy importante, ahí entran factores como viajar con o sin escalas, los horarios elegidos y por supuesto, distintas fechas para viajar. Por tanto, no debemos elegir el primer vuelo que nos muestre, ni tampoco elegir el transporte que nos de nuestra primera búsqueda.  Lo ideal es evitar volar los fines de semana, puentes o vacaciones, donde todo el mundo suele viajar y por tanto al haber más demanda, también sube el precio.

En definitiva para el transporte debemos seguir estos pasos:

  1. Comparar varios medios de transportes: avión, autobús, tren, ferry, coche.
  2. Mirar aeropuertos y estaciones de pueblos o ciudades cercanas, a veces es asequible la combinación.
  3. Evitar volar los fines de semana y festivos, procurando al menos ser flexibles entre varios días. A veces, siendo flexibles con los horarios, ya nos beneficiamos.
  4. Para el caso de vuelos, si es posible, solo volar con equipaje de mano, asegurándonos de tener las medidas correctas para cada aerolínea.
  5. Las escalas es algo que también origina una buena fuente de ahorro. Busca diferentes alternativas, aunque fijate en las horas que pierdes, ya que a veces nuestro tiempo vale oro, así que mejor no abusar de las escalas.
  6. Otro factor clave es saber que no todas las compañías aéreas operan igual ni vuelan a los mismos destinos, así que podemos buscar cuales son los mejores destinos para cada aerolíneas low cost. Así podremos ver cuáles son las ofertas y destinos más baratos para cada compañía y aprovechar para volar allí.

Cuando hablamos de viajes lo solemos asociar a transporte, pero, ¿qué hay del alojamiento? Pues bien, aquí también es recomendable que busquéis diferentes alternativas y se compare. Ya sabes que existen muchas posibilidades. Las más típicas son hoteles, hostales y alquiler de apartamentos. Sin embargo, no debemos dejar de lado los campings o medios de transportes en los que viajar durmiendo, ideales para gente jóven que no dispone de tanto presupuesto. Otras de las posibilidades es aprovechar sistemas gratuitos como quedarnos en la estancia de un amigo o familiares. Además cada vez es más frecuente usar redes de intercambio de alojamiento.

3. Cuidado con el desplazamiento hasta y desde los aeropuertos

Antes de viajar, infórmate sobre las formas alternativas de acceso a los aeropuertos. En muchos lugares, se promocionan medios de transporte bastante caros, pero en paralelo suele haber líneas de autobuses mucho más baratas que solo conocen los locales. Por ponerte un ejemplo: en el aeropuerto de Orly hay una forma de llegar a París que te permite ahorrar unos 20€ en la ida y vuelta respecto a las opciones que normalmente se promocionan. No te hará rico pero le puedes dar otro uso a ese dinero.

4. Come como un local 

Por lo general, las áreas más turísticas de cada ciudad suelen tener muchos restaurantes orientados a ellos, con precios altos y una calidad a veces cuestionable. Si quieres tener una buena experiencia al mejor precio, será mejor que huyas de esas zonas para comer o cenar, y busques los sitios donde van los habitantes. Para saberlo tienes dos formas: informarte por internet antes de viajar o buscar a una persona que conozca muy bien la ciudad y te pueda recomendar lugares autóctonos.

Y no tienes por qué comer fuera durante todo tu viaje, salvo que sea corto. A veces ir a un supermercado para comprar lo necesario para un sándwich es una opción totalmente válida, y económica.

5. Aprovecha el ocio al mejor precio

Aquí en Valencia los museos públicos son gratuitos los domingos y festivos. En muchas ciudades ocurren cosas similares. Con planificar un poco tu viaje, podrás elegir los días más adecuados para visitar monumentos y museos. También puedes mirar los paquetes turísticos que suelen combinar transporte público y acceso a museos y monumentos. No siempre merecen la pena, tendrás que investigar cada caso para ver si te sirven. Y por supuesto tienes que comprobar si tu situación (estudiante, jubilado, etc…) encaja con algún descuento especial.

Otra tendencia muy habitual últimamente es la de las visitas guiadas gratuitas. Se trata de empresas que ofrecen una visita de la ciudad sin pedir nada a cambio. Existen muchas ciudades en Europa con guias gratuitos en español, las cuales se financian por donativos al final de la visita, y puedes dar lo que te parezca justo, aunque suele haber un importe recomendado.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)