Consejos para optimizar la gestión de existencias en una Pyme

optimizar existenciasPara muchos autónomos y Pymes, gestionar los stocks es un asunto delicado, con un fuerte impacto económico. Vamos a ver diferentes soluciones para optimizar las existencias o ahorrar en los gastos de almacenamiento. Todo eso, por supuesto, sin perjudicar la buena marcha del negocio y la calidad del servicio.

Soluciones originales para almacenar tus productos

Trabajar con stocks implica dos impactos económicos. El primero, y más conocido, es el coste financiero de mantener dinero en forma de productos. Pero también hay un coste indirecto, que es de almacenar las existencias. Los productos ocupan lugar, y para muchos autónomos y Pymes, tener que alquilar un local grande para tener un almacén puede ser costoso.

Por eso quería hablar de dos alternativas para reducir este gasto de almacenamiento.

Almacén subcontratado

La primera opción es alquilar un almacén subcontratado. Es decir que, en lugar de guardar tus productos en tus propias instalaciones, pagas a otra empresa para almacenar tus existencias. Hay diferentes formas de hacerlo. Una de las más interesantes es alquilar un box a pie de calle con acceso directo, con servicios como los que ofrece Trastering.es.

En este tipo de servicio, tienes un acceso práctico y diario a tus productos. Además, puedes ajustar el tamaño del almacén según tus necesidades, por lo que siempre pagas por el espacio que realmente necesitas. Y, por supuesto, puedes usarlo para almacenar herramientas, lo que lo convierte en una solución muy buena para profesionales que trabajan sin local.

Existencias en consignación

Se trata de un acuerdo con un cliente. Colocas tus productos en sus instalaciones, pero el cliente solo te paga cuando los vende. Mientras tanto, las existencias siguen siendo tuyas, y sigues teniendo que financiarlas. Pero te ahorras tener que almacenarlas físicamente. Además, el cliente se beneficia de una disponibilidad inmediata de producto, lo que facilita mucho las ventas.

Como optimizar el valor de tus existencias

En la mayoría de las actividades comerciales y de distribución, el valor de las existencias implica dedicar una grande parte de los recursos económicos para financiar los stocks. La consecuencia lógica es procurar encontrar una forma de optimizar el valor de las existencias sin perjudicar la buena marcha del negocio. Aquí tienes unas pistas.

Programa de optimización

Lo ideal es tener en stock aquellos productos que sabes que vas a vender. Al iniciar un negocio, es bastante difícil de predecir. Sin embargo, a medida que va pasando el tiempo, empiezas a disponer de datos de ventas que te permiten extrapolar el comportamiento de los clientes. Y eso es lo que hacen algunos programas de optimización de existencias. Se basan en tus ventas y pedidos para saber cuánto tienes que comprar. Usan el Big Data, y, aunque no son perfectos, sus algoritmos suelen acertar más que la intuición humana.

Modelo de suscripción

Otra forma interesante de optimizar tus existencias es pasando a un modelo de suscripción. En este tipo de negocio, el cliente te paga una cuota fija y le mandas el producto con una periodicidad establecida. La ventaja del modelo es que es mucho más fácil saber cuantos productos necesitas tener en stock en todo momento, y por lo tanto optimizar el valor de existencias.

Dropshipping

¿Y si no tuvieras que tener existencias? Una solución muy interesante para lograrlo es el dropshipping. En este caso, estableces un acuerdo con tus proveedores de dropshipping  para que entreguen el producto directamente a tus clientes. Es decir, que cuando recibes un pedido, informas a tu proveedor, y esa empresa hace la entrega. Tu proveedor te factura a ti al mismo tiempo que tú facturas al cliente. No tienes existencias, ni necesitas espacio para almacenarlas.

Aun así contar con un almacén puede ser ventajoso para guardar el material de promoción de tu negocio dropshipping o parte del stock propio que muestres en ferias o eventos.

En general, es un sistema que funciona muy bien para el comercio electrónico. Para otro tipo de actividades comerciales, es un poco más difícil de poner en marcha, pero no imposible.

Fabricación bajo demanda

Otra forma de evitar tener stocks es fabricar el producto solo cuando tienes un pedido del cliente. Es algo interesante, pero hay que reconocer que solo es aplicable en unos pocos sectores. Porque implica que el cliente esté de acuerdo con esperar bastante para recibir su producto. En muchos sectores, este modelo no es viable ya que perjudicaría demasiado las ventas. Por ello, contar con un almacén con tus productos puede agilizar el proceso de entrega.

 

Lo ves, aunque tu negocio sea pequeño, hay soluciones para reducir el coste de tus existencias. ¡No dudes en aprovecharlas!

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

  • No se encontró ningún artículo relacionado

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)