Tus derechos en caso de despido: indemnización, paro, readmisión…

derechos en caso de despidoUna buena gestión de las finanzas personales también implica conocer tus derechos en algunos momentos claves de la vida. En el mundo laboral, raros son los casos de personas que trabajan toda la vida en una misma empresa. A veces te vas, a veces te piden que te vayas. En ese último caso, es muy importante que conozcas tus derechos en caso de despido. Te voy a contar todo lo que tienes que saber sobre despidos, indemnizaciones, derecho a paro, e incluso la readmisión en la empresa.

No dudes en pedir asesoramiento

Sea cual sea el motivo del despido, siempre es posible que tus derechos queden vulnerados. Si te han despedido, lo recomendable es que hables con unos abogados laborales para que puedan asesorarte y ayudarte a reclamar si fuera necesario. También suele ser buena idea hablar con los sindicatos, ya que suelen tener mucha experiencia en el tema. Lo importante es no asumir que la empresa tiene razón y que no puedes hacer nada.

En muchos casos, tienes derecho a más dinero de lo que te están abonando, y en otros muchos, puede que las causas alegadas por la empresa no se sostengan. Sin ayuda, es difícil que lo puedas identificar, pero para eso están los especialistas. Así que antes de ponerte a buscar un nuevo trabajo, infórmate bien.

Tus derechos varían en función del tipo de caso de despido

La normativa española diferencia tres grandes grupos de despidos: disciplinario, objetivo y colectivo. Pero también tienes derecho si se ha finalizado tu contrato temporal.

  • Un despido disciplinario ocurre cuando la empresa puede alegar que el trabajador ha cometido un incumplimiento grave y culpable. Se contemplan muchos supuestos, como la indisciplina, las ausencias injustificadas, el acoso, la violencia, el robo, el abuso de confianza, el abuso de alcohol o estupefacientes, etc…
  • Un despido objetivo se produce por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. En otras palabras, la empresa no despide al trabajador por algo que hubiera hecho, sino que prescinde del puesto de trabajo, y por lo tanto del trabajador.
  • Los despidos colectivos (expedientes de regulación de empleo, o ERE), ocurren cuando la empresa despide a un grupo de trabajadores. Normalmente sucede cuando la empresa atraviesa dificultades económicas.
  • Si tienes un contrato temporal y no se renueva al vencimiento, no es un despido, pero tienes derecho a indemnización, como veremos a continuación.

En caso de impugnar un despido, se puede llegar a dos resoluciones:

  • Si el despido cumplía las condiciones, se considera procedente, y se aplica la normativa correspondiente.
  • Si no cumplía, se convierte en despido improcedente, y eso da derechos adicionales al trabajador, como veremos a continuación.

Tus derechos a indemnización en caso de despido

En todos los casos de despido, el trabajador tiene derecho a cobrar un finiquito, que incluye los importes a los que tiene derecho por haber trabajado hasta la fecha, además de una posible indemnización.

En otras palabras, en todos los casos, el trabajador cobrará como mínimo:

  • El salario hasta la fecha efectiva del despido.
  • La parte proporcional de las pagas extraordinarias (cuando se abona el salario en más de 12 pagas).
  • Las vacaciones no disfrutadas.
  • Las horas extras pendientes de cobrar.

¿Qué indemnización se cobra en caso de despido?

Además de lo anterior, el trabajador suele cobrar una indemnización que es proporcional al tiempo trabajado en la empresa y depende del tipo de despido.

  • En caso de un despido disciplinario, no corresponde indemnización.
  • La finalización de un contrato temporal da derecho a 12 días de indemnización por año trabajado, sin límite de cantidad.
  • Un despido objetivo o un despido colectivo dan derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.
  • Si un despido es considerado improcedente, la indemnización pasa a ser de 33 días por año trabajado (45 días para lo trabajado antes de 2012), con un máximo de 24 mensualidades.
  • En caso de que la empresa se declare insolvente, y que la indemnización recaiga en el FOGASA, la indemnización máxima en todos los casos será de un año, y el salario base para el cálculo será como máximo el doble del SMI. Se aplicarán 12, 20 y 30 días por año según si es finalización de contrato temporal, despido objetivo o ERE, o despido improcedente, respetivamente.

¿Tengo derecho a prestación por desempleo después de un despido?

Para poder cobrar el paro se necesitan cumplir dos requisitos. Estar en una situación legal de desempleo y haber acumulado los derechos correspondientes.

En caso de despido, y no importa si fue disciplinario, objetivo, colectivo o improcedente, te encuentras en situación legal de desempleo porque no has elegido la situación. Hay un pequeño matiz, sin embargo. Como explicaré después, cuando el despido se declara improcedente, el empresario puede optar por reintegrarte en la empresa. Si te niegas a hacerlo y te quedas con la indemnización, no tienes derecho a paro.

En caso de finalización de contrato temporal, también estás en situación legal de desempleo.

Pero, como decía antes, también necesitas haber acumulado derechos. Significa haber trabajado y cotizado al menos 12 meses en los últimos seis años. Si no llegas a ese mínimo, no tendrás derecho a paro.

La duración de la prestación es función del tiempo trabajado. Si solo trabajaste 12 meses, tendrás derecho a 3 meses de paro. Si has estado cotizando seis años, podrás cobrar hasta 24 meses de paro.

El importe de la prestación depende de tu sueldo de los últimos seis meses. No voy a entrar en detalle, que ya nos alejaría un poco del tema del artículo.

Tus derechos a ser readmitido en caso de despido

¿Sabías que, en algunos casos, podrías volver a tu puesto de trabajo tras un despido? No es lo más habitual, pero puede ocurrir. Eso sí, eso solamente puede suceder tras una impugnación y una resolución judicial. Y pueden ocurrir dos cosas.

  • Si el despido se considera improcedente, la empresa puede elegir entre reincorporarte, o pagarte la indemnización. Si opta por readmitirte, te puedes negar y cobrar la indemnización igualmente.
  • Si el despido se considera nulo, el empresario tiene la obligación de readmitirte en tu puesto de trabajo.

¿Y que ocurre con los meses transcurridos? La empresa tiene la obligación de pagártelos, ya que, si vuelves a tu puesto de trabajo, es porque en realidad nunca tendrías que haberlo dejado. Eso sí, no tienes derecho a indemnización, salvo que alegues daños morales y te den la razón.

 

Espero que con este artículo sintético te haya quedado más claro cuáles son tus derechos en caso de despido. Como puedes imaginar, cada caso tiene sus especificidades, y no es fácil generalizar, por lo que es recomendable buscar asesoramiento. Como mínimo, comprueba siempre que el cálculo del finiquito y de la indemnización es correcto, que suele haber errores y picardía al respecto.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

  • No se encontró ningún artículo relacionado

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)