Como ahorrar para el futuro: consejos y métodos para hacer crecer tus ahorros

como ahorrar para el futuroPensar en el futuro es importante en muchos aspectos de tu vida, aunque en ese caso, me voy a centrar solamente en tus finanzas personales. Tanto si quieres disponer de un patrimonio y de unas rentas adicionales para tu jubilación, como si tu objetivo es comprar una vivienda, tienes que aprender a hacer crecer tus ahorros. Hoy te explico como puedes ahorrar para el futuro, aplicando unos principios y métodos sencillos.

Tienes tres grandes ejes para aumentar tus ahorros, y voy a explicarte como aprovechar cada uno de ellos.

  1. Optimizar tus gastos. Me refiero a gastar menos, pero sin que tenga un impacto significativo sobre tu calidad de vida.
  2. Encontrar nuevas fuentes de ingresos. Hay muchas formas de conseguir dinero extra, que podrás dedicar íntegramente a tu objetivo de ahorro.
  3. Sacar provecho a tus ahorros. Invertir de forma inteligente tu patrimonio te permite multiplicar tus activos a lo largo del tiempo.

Como ahorrar para el futuro: las tres cualidades que tendrás que cultivar

  • La paciencia. Las finanzas personales se gestionan a largo plazo. Muchas veces se trata de pequeñas decisiones que acaban pagando después de meses y años.
  • La constancia. Es la compañera de la paciencia. No solo tendrás que esperar para ver resultados, sino que será necesario que mantengas el esfuerzo a lo largo del tiempo.
  • La sangre fría. Esa cualidad es especialmente importante para las inversiones. Cuando tomes una decisión, hazlo de forma racional y calmada, no impulsiva. Y cuando veas que una inversión va mal, también necesitarás sangre fía para saber si cortar pérdidas o aguantar.

#1 Como ahorrar para el futuro aprendiendo técnicas de ahorro

Gasta menos de lo que ingresas

Lo sé, empiezo con algo muy básico y muy obvio. Pero ese blog va dirigido a un público muy amplio, y a veces las personas no han interiorizado que no se puede gastar más de lo que se ingresa.

El problema suele venir de la cultura de la deuda. Si ingresas 1.500 y te gastas 1.700 pero tienes una tarjeta de crédito con una línea de 1.200 euros, tardarás 6 meses en darte cuenta del problema. Como además, los gastos suelen fluctuar de un mes para otro, lo que ocurre es que se aumenta la deuda de forma paulatina, hasta llegar a deber a principios de mes lo mismo que se ingresa.

Llegado a ese punto, esas personas no pueden hacer otra cosa que gastar lo mismo que ingresan, porque ya no pueden gastar más, y se quedan en una situación de deuda, sin ahorrar nada.

Pero desendeudarse es sencillo, al menos en la mayoría de los casos. Basta con empezar a gastar menos de lo que se ingresa.

Establece una transferencia automática

En cualquier presupuesto familiar hay dos tipos de gastos: los imprescindibles y los que no lo son. Por ejemplo, ir a cenar a un restaurante no es un gasto esencial. Y si comprar alimentos lo es, no es absolutamente necesario comprar los productos más caros.

Cuento eso, porque muchos de los gastos prescindibles se hacen en función del dinero disponible en la cuenta. Como sé que tengo dinero, me puedo permitir un capricho. Y así, acabo gastándome todo lo que ingresé.

Por suerte, existe una solución sencilla para evitar esos gastos prescindibles. Es tan sencilla como establecer una transferencia automática mensual a una cuenta de ahorro. La programas unos días después de la fecha de cobro de tu nómina, y te olvidas.

Puedes empezar con un importe pequeño, como por ejemplo 50 euros, y luego irlo aumentando a medida que mejores tus finanzas personales. No lo notarás en tu presupuesto, pero irás ahorrando mes a mes, sin esfuerzo.

Liquida tus deudas

¿Tienes saldos de tarjetas de crédito o préstamos personales? Los intereses que estás pagando se comen buena parte de tu capacidad de ahorro. La solución es que vayas saliendo de las deudas. Dedica tu esfuerzo inicial a saldar todos esos créditos, y comprométete a no volver a usarlos.

Haz un repaso a todos tus gastos

Haz el esfuerzo de apuntarte lo que te gastaste en los últimos tres meses, detallando todo, incluso lo que compraste con dinero en efectivo (sobre todo si lo usas mucho). A medida que vayas haciendo la lista, vas a darte cuenta de cuales son tus hábitos de consumo, y van a aparecer patrones de gasto.

En base en esa lista, es muy fácil establecer nuevos objetivos de gastos, y recortar. La mayoría de las veces, apenas afectará tu calidad de vida. Una persona que no cuida sus finanzas personales suele gastar mucho en cosas que no le aportan nada importante. Tan solo tendrás que preparar un presupuesto.

Recuerda que el blog tiene cientos de consejos de ahorro

¿No sabes por donde empezar? ¿Por qué no lees mis artículos sobre como ahorrar en la compra semanal o como bajar el recibo de la luz? Tengo otros muchos que te explicarán como pagar menos por tus suministros, gastar menos carburante, y decenas de recomendaciones adicionales. Pásate por la página resumen del blog y descubrirás un mundo de posibilidades de ahorro.

#2 Como ahorrar para el futuro aumentando tus ingresos

Reducir gastos es posible hasta cierto punto. A veces la única forma de seguir mejorando la capacidad de ahorro es mediante el aumento de ingresos. Por cierto, también hay muchas formas de conseguir ingresos extras para completar tu sueldo o renta actual.

Opciones para incrementar tu sueldo

Si tu empleo actual no tiene un sueldo suficiente para ahorrar lo que quisieras, la lógica dicta que deberías buscar soluciones para aumentar tu nómina. Básicamente tienes tres opciones.

  • Negociar una subida de sueldo. Ni es fácil conseguirlo, ni tampoco es imposible. Muchas personas nunca la piden. Y, como dicen, “el no ya lo tienes”. Si se plantea de forma cordial, no tiene porque suponer ningún problema. Y aunque solo arañaras 10€ al mes, ya sería mucho mejor que no haber dicho nada y conformarte.
  • Ascender en la organización. Si eres un empleado público, puedes estudiar para oposiciones internas, y conseguir un puesto de mayor responsabilidad y mayor remuneración. En la empresa privada, es más complicado, porque influyen elementos más subjetivos. Pero si muestras tu interés por evolucionar y enseñas lo mejor de ti, quizás te elijan para el próximo ascenso.
  • Cambiar de empresa. En el sector privado, es la forma más efectiva y rápida de conseguir un mejor sueldo. Claro que implica algunos riesgos, como la pérdida de antigüedad, pero normalmente suele merecer la pena.

Quiero destacar que soy muy consciente de que en España se suceden las crisis económicas y que el paro es un problema estructural. Pero pese a eso, cada día muchas personas consiguen una subida de sueldo, un ascenso o cambian de empresa. Puede ser más o menos fácil según la coyuntura, pero siempre es posible.

Decenas de maneras de conseguir ingresos extras

Hay muchas formas de completar tu sueldo con pequeños ingresos. Por ejemplo, muchas empresas dan dinero por recomendar sus productos con amigos. Te dan 50€ por invitar un amigo a cambiarse de compañía de luz o por abrirse una cuenta bancaria. Hay ofertas de este tipo todo el tiempo. No es para hacer millonario, pero tampoco son cantidades insignificantes.

Llevo años recopilando trucos y consejos que te explican como conseguir dinero, con decenas de artículos que te cuentan todo sobre esos ingresos extras. Echa un vistazo, probablemente puedas encontrar alguna nueva fuente de dinero que te sirva.

#3 Como ahorrar dinero para el futuro gracias a la inversión

Tu estrategia de inversión es clave si quieres ahorrar para el futuro. Es más, cuanto antes empieces a invertir, mejor. Los rendimientos de las inversiones se acumulan con el tiempo, y pueden llegar a tener un efecto multiplicador muy notable sobre tu patrimonio, si lo consideras a largo plazo.

Empieza ya a invertir

50€ invertidos ahorra podrían valer el doble o el triple dentro de 20 o 30 años, y con una estrategia bastante conservadora. No lo dejes para más adelante. Es como plantar un árbol, si quieres disfrutar de su sombra no esperes para plantarlo.

Equilibra tu estrategia de inversión

La idea es sacar provecho a lo que has ahorrado gracias a tu esfuerzo sobre gastos e ingresos. Por lo tanto, ni quieres dejar tu dinero acumularse sin dar rentabilidad, ni te interesa arriesgarte mucho y perder el capital que te ha costado conseguir.

Cada persona tiene un perfil de inversor diferente. Algunas personas son más expertas que otras. Ciertos individuos tienen mucha aversión al riesgo, mientras otros disfrutan tomando decisiones más atrevidas y potencialmente más rentables.

Pero, sea cual sea tu perfil, tienes que equilibrar tu estrategia de inversión. El peso relativo de cada activo puede ser diferente según las personas, pero siempre tiene que haber una cartera diversificada.

Reparte tu patrimonio entre diversas opciones: bolsa, depósitos, activos inmobiliarios. Y, luego, dentro de cada tipo de activo tienes también que equilibrar. Por ejemplo, en bolsa no vas a comprar solo acciones de una empresa. Ni siquiera de un solo sector o de un solo mercado nacional. Vas a repartir entre compañías más estables o con mucho potencial, en actividades muy variadas, y en mercados de diversas partes del mundo. Ni siquiera lo tienes que hacer tú mismo, puedes contratar un robo advisor que gestionará tu inversión en función de tu perfil de riesgo.

La información es clave

Cuando buscas donde invertir, te puedes encontrar con decenas de opciones. Algunas son bastante sencillas, conocidas y seguras, pero otros son más complejas y bastante arriesgadas, cuando no directamente fraudulentas.

Para evitar las malas sorpresas, basta con aplicar dos consejos básicos.

  1. No inviertas nada en algo que no hayas entendido perfectamente. Además, revisa siempre si puedes perder el capital invertido o no, y cuales son las condiciones de salida.
  2. Si te ofrecen una alta rentabilidad, es porque el riesgo es alto. No existen la inversiones rentables y seguras. Si se trata de una inversión de poco riesgo, la rentabilidad será baja. Y, ¡cuidado!, una rentabilidad baja no implica necesariamente un bajo riesgo.

Algunos artículos para empezar a invertir

En el blog tengo varios posts que te pueden dar algunas pistas sobre como empezar a invertir. Tengo algunos sobre bolsa, con consejos para principiantes o reflexiones sobre inversión a corto o largo plazo. También te hablo de depósitos, del letras y bonos del Tesoro, o de comprar una vivienda para alquilarla. Y no olvidemos algunas informaciones fiscales sobre el tema, ya que elegir una u otra opción tiene un impacto notable sobre el IRPF.

Como ahorrar para el futuro: conclusiones

Hace ya muchos años empecé ese blog para intentar aportar mi granito de arena a la educación financiera. Si gracias a ese artículo, puede empezar a ahorrar para cualquier objetivo que tengas de futuro, para mi será misión cumplida.

Recuerda, solo son tres cosas, pero si las combinas lograrás grandes resultados: gasta de forma más eficiente, encuentra nuevos ingresos e invierte de manera inteligente. Así verás como poco a poco tu patrimonio crece, y puedes conseguir los objetivos que te hayas marcado.

¡Mucho ánimo!

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)