Para ascender en la empresa tienes que saber venderte

ascender en la empresa¿Eres de los que hacen un buen trabajo, pero no te han ofrecido un puesto de mayor responsabilidad? ¿Has visto como otras personas menos competentes lo lograban? Hoy te voy a dar unos consejos importantes para ascender en la empresa, y en su mayoría pasan por saber venderte, no limitarte a hacer un buen trabajo. Aumentarás mucho tus opciones de conseguir una promoción laboral. Y así no tendrás que ir a buscar trabajo a otra compañía.

Hacer un buen trabajo y ascender no siempre van de la mano

Si pensabas que bastaba ser eficiente en tu trabajo para conseguir una promoción laboral, siento decirte que las cosas son un poco más complejas que eso. Las empresas son organizaciones humanas, donde la comunicación desempeña un papel importante. Si trabajas bien, puede que tu jefe lo sepa, pero eso no significa que el resto de personas influyentes en la empresa estén al tanto. Y, si no saben quien eres y como trabajas, no pensarán en ti para cubrir nuevas vacantes.

Como la comunicación es tan importante, a menudo se puede ver como personas que son mediocres en sus trabajos consiguen ascensos, simplemente porque saben venderse bien. A largo plazo esa estrategia no suele funcionar mucho, porque la mediocridad no se puede esconder para siempre. Pero esos ejemplos muestran como ascender en la empresa no siempre está relacionado con hacer un buen trabajo. Más bien tiene que ver con una buena comunicación.

¿Qué hacer si no tienes habilidades políticas y de comunicación?

Durante mis años en grandes empresas me he encontrado con varias personas muy capaces y buenas en sus trabajos que no ascendían porque su personalidad era incompatible con el juego político. Eran personas más discretas, modestas, y hasta a veces tímidas. Eran grandes profesionales, pero no se veían comunicando y creando su propia marca personal.

Si es tu caso, siento decirte que lo que algo vale, algo cuesta. No tendrás muchas opciones de conseguir un ascenso si te quedas en tu zona de comodidad y sigues con tu perfil bajo, centrándote únicamente en hacer un buen trabajo.

Pero tampoco tienes que hacer un cambio de personalidad. Como verás a continuación, basta con emplear algunas técnicas de comunicación y tomar algunas acciones para incrementar tus opciones de ascender en la empresa. El objetivo básico es sencillo: que la gente sepa que existes y que trabajas bien.

El método para ascender en la empresa usando la comunicación

Refuerza tu autoconfianza y déjate ver

  • Cuando hables con una persona nueva en la empresa y te pregunta a qué te dedicas, ten preparado una pequeña explicación destacando lo interesante de lo que haces. No te limites a dar el nombre oficial de tu puesto sin más.
  • Participa en las reuniones. Aporta algún dato, alguna opinión valiosa. Tienes que vencer la timidez y dejar que los demás escuchen tu voz.
  • Acepta y agradece cuando otras personas te ofrecen reconocimiento. Muchas personas tienden a minimizar sus logros por modestia, y es contraproducente. Eso sí, es bueno descatar cuando un logro ha sido un trabajo de equipo.
  • Intenta hablar de forma más categórica. Muchas personas moderadas, entre las cuales me incluyo, suelen hablar matizando mucho sus palabras, porque saben que la realidad no suele ser blanca o negra. Sin embargo, a menudo tu audiencia puede confundir tu prudencia al hablar con una falta de confianza en lo que dices. Por ello, es mejor usar palabras más categóricas y menos matices, sin pasarse.
  • Habla siempre de forma positiva y constructiva.

Para ascender en la empresa tienes que hacer networking

Como ya explicamos antes, si solamente te conoce tu jefe, va a ser difícil que la gente influyente piense en ti para cubrir puestos interesantes. Por eso tienes que ampliar tu círculo profesional dentro de la empresa, y caer bien a la gente.

  • Intenta identificar quienes son las personas influyentes en la empresa. No solamente se trata de los jefes. También son otros empleados con potencial que más adelante pueden ascender en la compañía.
  • Aprovecha las oportunidades para conocer mejor a esas personas. Las empresas siempre tienen eventos que se prestan a conversaciones informales. En lugar de quedarte con los de tu departamento, ve a conocer a otras personas.
  • Se amable con todo el mundo. Las personas positivas caen muy bien a la gente. No te limites a ser simpático solamente con quien creas que pueda serte de ayuda.
  • No dudes en ayudar a otras personas a promocionarse. Si ves que otra persona es buena en su trabajo y hablas bien de ella, indirectamente te estás promocionando también.
  • Intenta ser auténtico. Si dices la verdad, la gente confiará en tu criterio. Las mentiras te pueden hacer quedar bien por un tiempo, pero no suele durar.

Como portarte en tu puesto de trabajo

  • Hacer un buen trabajo es algo fundamental. Es la garantía de que eres un activo valioso para la empresa. Pero no te limites a trabajar bien. Intenta buscar indicadores que muestran los resultados conseguidos para poder mencionarlos si fuera necesario.
  • Procura saber qué es lo que le importa a tu jefe. No se trata de hacerle la pelota, pero si haces particularmente bien los trabajos que le preocupan, entonces te valorará todavía más.
  • No te hagas indispensable para tu jefe. Si a tu jefe le generas la sensación de que te necesita en su equipo, la persona que más puede hacer para que puedas ascender en la empresa va a tener una razón de peso para evitar que cambies. Así que organiza tu trabajo de tal forma que puedas ser sustituido sin demasiadas complicaciones.
  • Intenta aportar innovaciones a tu puesto de trabajo. Elementos que aporten valor y muestren tus capacidades.
  • No dudes en participar en proyectos transversales. En las empresas siempre necesitan voluntarios para proyectos de reorganización, implantación de software, procesos de calidad o de protección de datos… Estar en esos proyectos te ayuda a hacer networking y darte a conocer. Tómalo en cuenta.
  • No olvides de comunicar a tu jefe tu deseo que ascender en la empresa, por ejemplo cuando habláis durante la entrevista anual. No te limites a pedir un aumento, piensa también en comunicar tus ambiciones a medio plazo.

 

¿Lo ves? Tampoco estoy hablando de convertirte en el Maquiavelo de la empresa para ascender. Son muchos consejos de sentido común, que te pueden llevar lejos. Y no tendrás que cambiar de empresa si estás feliz y progresando en la actual.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

  • No se encontró ningún artículo relacionado

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)