Usar botes para ahorrar dinero con monedas o billetes

botes para ahorrar dineroLa mayoría de las personas que se quejan de no poder ahorrar suelen tener más un problema de malos hábitos financieros que una falta de ingresos. Porque se puede acumular ahorros con cualquier nivel de ingresos, siempre que se tenga un nivel de vida acorde. Una de las mejores técnicas para ahorrar dinero es usando botes donde colocar una parte de los ingresos mensuales. Te voy a explicar cómo hacerlo.

¿Botes o cuentas bancarias para ahorrar dinero?

En primer lugar, me gustaría destacar que ahorrar dinero con botes es la forma más visual de hacerlo, pero no necesariamente es la más práctica. Hoy en día, puedes usar huchas digitales o cuentas bancarias para colocar tus ahorros mensuales. Pero usar unos tarros tradicionales puede ser interesante para adquirir el hábito de poner de lado una parte de tus ingresos. Por eso hablaré de esos botes.

En qué consiste la estrategia de los botes para ahorrar dinero

Vamos a hacer un ejercicio de imaginación. Supongamos que recibes tu salario mensual en efectivo, en billetes y monedas, a principios de mes. Para hacer un uso razonable del dinero, tienes varios botes donde vas a ingresar diferentes cantidades.

Los 6 botes para ahorrar dinero

  1. El mayor de los tarros irá destinado a tu alojamiento y suministros asociados, como el alquiler o la hipoteca, las facturas de la luz, del gas, Internet, el seguro de hogar, etc. Obviamente puede haber variaciones según las temporadas, pero más o menos destinarás un 40% de tus ingresos a esos apartados.
  2. Otro bote de dinero se destinará a la alimentación y los productos de primera necesidad, así como la ropa. En este colocarás aproximadamente un 20% de tus ingresos mensuales.
  3. Después, deberías estar pensando en aquellas compras gordas que tienes que hacer ocasionalmente. Como renovar el coche, comprar electrodomésticos, e inversiones similares. Allí pondrás un 10% de tu sueldo.
  4. No nos olvidemos del ocio, que debería recibir otro 10% de tu ahorro mensual. Allí entran restaurantes, bares, entretenimiento vario, etc.
  5. Si quieres mejorar tu perfil profesional, y, por lo tanto, a medio plazo, tus ingresos potenciales, puede ser muy interesante destinar un porcentaje de tu sueldo a formarte. No hace falta que sea mucho. Entre un 5 y un 10% puede ser suficiente.
  6. Te queda entre un 10 y un 15%, que debes destinar al ahorro y a la inversión, para ir generando más ingresos en el futuro. También puedes destinar parte de ese dinero a ayudar a los demás.

Ejemplo práctico con el presupuesto medio de una familia española

Según el INE, en 2019 el salario más frecuente en España fue de 18.490, que vamos a dejar en 18.000 por motivos de simplificación. Eso sería un ingreso mensual de 1.500 euros. Aplicando los porcentajes anteriores tendríamos lo siguiente:

  • 600 euros para pagar la vivienda y servicios asociados.
  • 300 euros para gastar mensualmente en el supermercado y en ropa.
  • 150 euros para ahorrar para futuras compras gordas como un coche.
  • 150 euros para ocio.
  • De 75 a 150 euros para formación.
  • Entre 150 y 225 euros para ahorro e inversión.

¿Por qué muchas personas no consiguen ahorrar pese a tener ingresos?

Es muy sencillo. Muchas familias o personas gastan más que esas asignaciones. Uno de los problemas más habituales son aquellos hogares que viven en un alojamiento demasiado caro para los ingresos que tienen. Pero muy frecuente también es el tema del gasto en ocio. 10% parece un límite demasiado estricto para muchas personas. No les basta, y se gastan también el tarro de la formación, el de las compras grandes y buena parte del tarro del ahorro.

Ten en cuenta que, si tienes un abono a un gimnasio, ya te estarás gastando 30€ al mes en ocio. Si a eso sumas una cena a la semana, con una cifra conservadora de 20€ por cena, son otros 80€. Cervezas, copas y demás, fácilmente son otros 60€ al mes. Y si contamos la parte proporcional de escapaditas y viajes, puedes añadir otros 100€ mensuales. Ya estamos en 270€ mensuales. Muy por encima de los 150€ que indicamos como referencia.

Analiza tus gastos y haz un presupuesto

La mejor forma de ahorrar es saber como gastas. Así te darás cuenta donde podrías recortar. No es complicado. Te basta con listar todos tus gastos mensuales y mirar qué porcentaje de tus ingresos representan. Si quieres tener una idea más fiable, puedes hacer una media sobre varios meses. Y no olvides tomar en cuenta la parte proporcional de los gastos que se hacen ocasionalmente, como seguros o viajes.

¿Cómo aplicar la estrategia de los botes para ahorrar dinero?

Evidentemente, no te vas a poner a sacar tu nómina del banco cada mes para luego repartirla en los diferentes tarros y luego ir pagando los gastos correspondientes. Lo que tienes que hacer es controlar especialmente los gastos que más se pueden incrementar. El ocio, el gasto en ropa, o en tecnología, pueden rápidamente engullir grandes cantidades de dinero.

¿Quieres comprarte un móvil nuevo? Ahorra en una hucha para compras gordas, y saca el dinero solo cuando tengas suficiente.

¿Estamos a día 10 y ya te gastaste tu presupuesto de ocio? Te esperas unas semanas, haces planes económicos, y el próximo mes lo repartirás mejor.

Y, sobre todo, sacas a principios de mes de tu cuenta corriente el dinero necesario para tus dos huchas de ahorro: la de las compras futuras y la del ahorro e inversión. Lo puedes hacer con una transferencia automática, como ya expliqué en un artículo anterior.

Otras formas de ahorrar usando botes de dinero

Para enseñar a los niños a ahorrar

Si das una paga a tus hijos, les puedes conseguir unos botes para ahorrar dinero, de tal forma que puedan aprender a apartar parte de sus ingresos para comprarse lo que anhelan. Sea un juguete caro o para otro objetivo, verán como su pequeño patrimonio va aumentando mes a mes. Puede ser interesante para enseñarles buenos hábitos financieros.

Cuando dejas de fumar

Dejar de fumar no es fácil, pero una de las formas de motivarse es adquiriendo unos de esos botes de dinero, para ir colocando el efectivo que vayas a ahorrar al dejar de fumar. Imagínate que solías fumar un par de paquetes a la semana. Te gastabas 5 euros en cada uno de ello. Si colocas un billete de cinco en el tarro cada pocos días, podrás ver el impacto financiero de tu esfuerzo.

Piensa que, después de tres meses, tendrás allí unos 120 euros para un capricho. Y si te esperas todo un año, serán casi 500 euros que tendrás ahorrado.

Para ayudar una causa benéfica

También puedes ir ahorrando dinero para ayudar a alguna ONG que te importe. Por ejemplo, podrías ir colocando cada semana uno o dos euros. Es muy poquito dinero, pero si mantienes esa costumbre durante mucho tiempo, al final podrás tener unas cuantas decenas de euros, o más, y hacer una transferencia a la causa benéfica que más te importe.

 

¿Lo ves? Hay múltiples formas de usar los botes para ahorrar dinero. Para mí, lo más importante es aprender a prescindir de parte de tus ingresos cada mes, para constituirte un patrimonio.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)