Invertir en crowdlending: ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Dónde?

invertir en crowdlendingEl crowdlending es una modalidad de financiación que pertenece al crowdfunding y que está teniendo mucho éxito en los últimos años. Vamos a ver qué es, las ventajas que tiene desde el punto de vista de un inversor, además de ver un ejemplo de plataforma. En un entorno de tipos de interés bajos y de incertidumbre sobre la bolsa, invertir en crowdlending puede ser una alternativa interesante para parte de tu estrategia patrimonial.

¿Qué es el crowdlending?

Seguramente a esas alturas ya sepas que el crowdfunding es un sistema, generalmente basado en plataformas de Internet, donde un grupo de personas hace pequeñas aportaciones para financiar un proyecto o a una persona. Hay plataformas para emprendedores, creativos, o simplemente personas que pasan por un momento delicado y necesitan ayuda financiera.

En inglés, crowd significa multitud o muchedumbre, to fund significa financiar, y to lend se traduce por prestar. En muchas plataformas de crowdfunding los usuarios simplemente donan el dinero.  Sin embargo, un sistema de crowdlending es diferente. Permite a unos inversores prestar dinero a una persona u organización. El importe se tiene que devolver al final del periodo estipulado, con los intereses correspondientes.

Para garantizar el cobro, las plataformas de crowdlending suelen seleccionar los expedientes uno a uno, y pedir garantías.

Invertir en crowdlending con Lendsecure

Antes de hablar de las razones por las cuales un inversor debería considerar la posibilidad de invertir en crowdlending, me ha parecido más claro escoger un ejemplo de plataforma para explicar como funciona. En este caso, se trata de Lendsecure, una empresa letona establecida sobre un nicho de mercado: la financiación de proyectos de agricultura.

Tres tipos de préstamos

Es un planteamiento interesante, porque da la oportunidad a los agricultores de conseguir financiación más fácilmente que con el sistema bancario tradicional, a la vez que permite a los inversores conseguir una rentabilidad interesante para sus ahorros.

Concretamente, hay tres tipos de préstamos.

  • Unos sirven para financiar las cosechas, y su garantía es el valor de las mismas. Por ese motivo, la plataforma incluye un seguro para eliminar el riesgo de una pérdida de cosecha por eventos climáticos u otros. En concreto, el agricultor usa el dinero de la venta de la cosecha para pagar el préstamo contratado.
  • Otros créditos sirven para financiar herramientas, como tractores o similares, y tienen como garantía los equipos comprados.
  • La plataforma también otorga hipotecas sobre la compra de terrenos, donde la contrapartida son las tierras compradas.

Datos financieros sobre los proyectos

Si echas un vistazo a la plataforma, verás que la mayoría de los proyectos para financiar tienen una duración de unos meses. La mayoría tiene un plazo de entre uno y dos años, pero también hay créditos a 2 o 48 meses.

El tipo de interés suele superar el 10%. Cuando redacté el artículo, la mayoría de las operaciones indicaban un retorno anual del 11%, algunas incluso un poco más.

Otro indicador importante es el LTV o ratio Loan To Value, que mide el peso del crédito sobre el valor de la contrapartida. Cuando más bajo sea el LTV, menos riesgo tiene la inversión. Para darte un ejemplo que te sonará, en el caso de las hipotecas, los bancos no suelen prestar más del 80% del valor de tasación. En la plataforma, verás como muchos proyectos tienen un LTV alrededor del 50%, y a veces mucho menos. Lendsecure indica en su web que la media es un 37%.

Las garantías

En la página indican que cada proyecto viene con una o varias garantías, como garantías personales de los propietarios de los negocios, seguros y acuerdos a tres bandas, en los cuales el comprador de la contrapartida se compromete a pagar el crédito. Como cada operación puede tener condiciones y garantías diferentes, los inversores tienen que leerlas con atención.

¿Cómo funciona?

Es muy sencillo. Tan solo necesitas darte de alta, ingresar dinero y en unos pocos clics podrás aportar financiación a los proyectos que te parecen más interesantes. Cada crédito tiene sus condiciones, y evidentemente, un inversor tiene que analizar cada perfil antes de prestar, porque siempre existen riesgos y tienes que ser responsable con tu dinero.

Generalmente, los intereses se pagan mensualmente, así que podrás obtener ingresos con regularidad. Al final del préstamo, se devuelve el dinero a cada inversor.

¿Por qué invertir en crowdlending?

Veo varias ventajas para aprovechar una plataforma de crowdlending para invertir parte de tus ahorros.

La diversificación

Por diseño, esas plataformas favorecen el reparto de riesgo. Como aportas pequeñas cantidades a proyectos diferentes, no estás poniendo todos los huevos en la misma cesta. Pero la diversificación viene también del tipo de inversión. Seguramente tengas dinero en depósitos, en acciones, o incluso en activos inmobiliarios. Con el crowdlending usas otra forma de rentabilizar tus ahorros, mediante pequeños préstamos. Es una manera de diversificar tus estrategias de inversión.

Invertir en crowdlending da una rentabilidad mayor a otras opciones

En el ejemplo citado antes, con retornos superiores al 10%, está claro que la rentabilidad es mucho mayor a lo que podrías obtener por otras vías. En ese momento de tipos bajos, los depósitos dan muy poco, y la bolsa tiende a estar sobrevalorada, lo que diluye la rentabilidad de los dividendos. Eso sí, analiza muy bien los riesgos de la inversión, no olvides que suele haber una correlación entre riesgo y retorno.

Ayudar a colectivos que no tienen un acceso fácil a la financiación

Muchos de los proyectos financiados en plataformas de crowdlending lo tendrían más complicado en el sistema bancario tradicional. Si volvemos al ejemplo anterior, si prestas dinero a agricultores europeos, muchas veces estarás participando a proyectos sostenibles a la vez de permitir a unos emprendedores desarrollar su actividad. En otras palabras, participar en esas plataformas también tiene un impacto social.

 

Lo dicho, échales un vistazo a las plataformas de crowdlending, y valora si invertir en pequeños préstamos encaja con tu perfil de inversor.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

  • No se encontró ningún artículo relacionado

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)