Consejos para salir de deudas: ahorrar para desendeudarse

salir de deudas

No me canso de repetir en el blog que es mejor evitar los créditos, con contadas excepciones. Por ejemplo, uno de mis primeros artículos fue sobre el dilema entre crédito y ahorro. Sin embargo, ¿qué hay de las personas que ya están metidas en préstamos y se sienten atrapadas? Hay soluciones para salir de las deudas. Te voy a dar unos  consejos para aprender como ahorrar y desendeudarse. Se trata del artículo 37 de mi guía sobre como ahorrar dinero.

¿Por qué tienes que salir de las deudas?

Los créditos parecen al principio una herramienta muy práctica para conseguir lo que quieres. Si estás en una apuro temporal, parece una solución cómoda. Si quieres hacer una compra grande, dividirlas en cuotas mensuales resulta aparentemente más fácil.

Pero la herramienta se puede convertir rápidamente en una trampa. Los intereses reducen tu capacidad adquisitiva. Eso te impide ahorrar, y te hace más vulnerable a cualquier contratiempo financiero. Un desempleo temporal o un gasto imprevisto se convierten en situaciones imposibles. Recurrir nuevamente a un préstamo parece entonces la única solución. La bola se hace más grande y la situación se complica todavía más.

Empiezas a aparecer en las listas de morosos. Ya no puedes contratar servicios básicos. Parece entonces que la única salida es recurrir a la ley de Segunda Oportunidad, pero eso implica deshacerte de todos tus bienes. Lo pinto muy oscuro, pero por desgracia es la situación para muchas personas que se quedan atrapadas en el circulo vicioso del crédito.

Por suerte, hay soluciones. Si tomas control de tus finanzas personales, podrás salir de las deudas y mejorar tus cuentas. Podrás desendeudarte y ahorrar. Y es más sencillo de lo que parece, aunque requiere esfuerzos.

1º- Toma conciencia de que solo puedes gastar menos de lo que ingresas

Ya lo sé, es un consejo muy tonto y muy obvio. Pero el caso es que mucha gente no lo aplica. La razón por la que te endeudaste suele ser precisamente porque has estado gastando más que tus ingresos te permitían.

El primer paso para salir de las deudas es que interiorices que la única forma de conseguirlo es generando un excedente de dinero mensual que te permita devolver los créditos.

2º- Identifica cuales son los gastos indispensables y los que no

El ser humano es un animal de costumbres. Cuando estamos acostumbrados a ciertos gastos, son tan normales para nosotros que nos parecería un sacrificio exagerado tener que prescindir de ellos. Sin embargo no necesitamos tanto para vivir. La lista de las cosas imprescindibles es muy corta: un lugar para vivir (con sus servicios básicos de luz y agua), comida, ropa, productos para el aseo personal y de la casa y un medio de transporte.

No voy a insistir sobre los gastos prescindibles, porque hablaré de ellos en el párrafo siguiente. Aquí te quiero decir que muchas de las compras de primera necesidad se pueden optimizar para gastar menos y empezar a generar el excedente que te ayudará a salir de las deudas.

¿Quieres ejemplos?

  • Pocas cosas hay más necesarias que la comida, ¿verdad? Pero puedes gastar mucho menos si aplicas mis consejos para ahorrar en la compra. Puedes optar por las marcas blancas, fijarte más en precios unitarios, escoger proteínas más baratas, y muchos más consejos que he detallado en el artículo.
  • No se puede bajar el coste del alquiler mensual. Falso. Se puede. Existe la posibilidad (pequeña) de negociar una rebaja con el propietario. Y, sobre todo, puedes mudarte a un sitio más barato. Es un esfuerzo, pero cuando el objetivo es desendeudarse, puede compensar.
  • En algunas circunstancias, también se puede modificar la hipoteca.
  • Y, por supuesto, puedes rebajar tus recibos de agua o la factura de electricidad aplicando unas medidas sencillas.
  • Si usas el coche para ir a trabajar, puedes aplicar unas recomendaciones para ahorrar en combustible, pero también puedes deshacerte del coche e ir en transporte público si existe la posibilidad.

3º- Recorta drásticamente tus gastos accesorios

Si de verdad vas en serio con lo de salir de las deudas, tienes que aceptar que vas a tener que hacer unos esfuerzos. Donde tendrás que recortar más en tus gastos de ocio. Sé que en España este tipo de recomendaciones son difíciles de aceptar, pero deberías tomarlas en cuenta.

  • Deja de ir al bar y a restaurantes. Queda con amigos en casa. Sale mucho más barato y puedes socializar igual o más.
  • Busca alternativas baratas para las vacaciones. Si desendeudarte implica no irte lejos ni mucho tiempo, hazlo. A la larga, te compensa. Cuando mejores tu situación financiera ya podrás volver a disfrutar de esas cosas.
  • Dejar de fumar, además de ser bueno para la salud, es sobre todo una fuente enorme de ahorro. Fumar dos paquetes al día supone un gasto mensual de 170€, un verdadero lujo.
  • Sigue haciendo deporte, pero no necesariamente en el gimnasio. Puedes ir a correr. Es bueno para la salud y sale barato.

4º- Para salir de las deudas, créate una reserva de seguridad

En cuanto la reducción de los gastos te permita generar unos excedentes de dinero, es fundamental que empieces por constituirte una pequeña reserva de seguridad. Es colchón financiero te permitirá solucionar los imprevistos que siempre pueden surgir.  Ya sabes a lo que me refiero: una avería con el coche, una multa, un viaje imperativo, una derrama, etc.

¿Por qué constituir esa reserva? Muy sencillo. Si dedicaras desde el principio todo el excedente de dinero a reducir tus deudas, tendrías el riesgo de volver a endeudarte en caso de imprevistos. Sería un poco absurdo, ¿no crees?

Además, ver que eres capaz de ahorrar para esa reserva te motiva a seguir tomando medidas para mejorar tus finanzas personales.

5º- Ve pagando los créditos uno a uno

Con los excedentes de dinero, es conveniente que vayas pagando las deudas una por una, cancelándolas de forma anticipada. Pese a que pueda haber intereses de cancelación, a medio plazo sale mucho más rentable.

¿En qué orden deberías saldar tus deudas?

En principio es más eficaz empezar por el crédito con el tipo de interés más alto. Porque es el préstamo más caro, y por lo tanto el que más perjudica tus finanzas.

Sin embargo, también tiene sentido tomar en cuenta también la deuda pendiente de cada crédito. Cuanto más pequeño sea el valor que te quede por pagar, más fácil será saldarlo. Aunque no te suponga un gran ahorro, tendrá un efecto psicológico. Verás como tienes menos deudas, y te motivará a seguir actuando.

Se da la casualidad de que, habitualmente, los créditos más caros son los más pequeños. El TAE de un préstamo rápido es elevadísimo. El tipo de interés de las tarjetas de crédito suele ser muy alto también. Así que empieza por esos en tu estrategia para salir de deudas.

Una vez que se ha pagado un crédito, el excedente disponible para desendeudarse aumenta, porque los gastos bajan. Así se te hace más fácil pagar el siguiente crédito. Se consigue un efecto bola de nieve: al principio cuesta disminuir la deuda pero poco a poco se hace más rápido y más liviano.

6º- Obten ingresos adicionales para salir de deudas más rápido

Para acelerar el proceso una buena solución es aumentar tus ingresos. Eso se puede hacer consiguiendo una fuente regular de ingresos. Hablo de cosas como trabajar unas horas el fin de semana o por las tardes, en sitios como una cadena de comida rápida, o haciendo de canguro, dando clases, etc. Tengo una guía completa sobre como conseguir ingresos, y te invito a que le eches un vistazo.

La otra opción es vender las cosas que no usas en casa. Solemos acumular muchos trastos que no vamos a volver a usar nunca más. Aunque cada cosa no valga mucho, cuando vas sumando puede ser un dinero interesante, especialmente para saldar alguna deuda pequeña.

7º- Celebra los logros obtenidos

Los consejos que te he dado pueden suponer muchos sacrificios. En momentos, el camino puede resultar demasiado duro. Por eso es importante que celebres los éxitos que vayas obteniendo. Por ejemplo, cuando saldes un crédito, es puedes organizar un plan que salga de tu rutina ahorrativa. Me refiero a ir a un restaurante y disfrutar de una noche de ocio. Evidentemente, todo con control y sin abusar del gasto. Pero es importante darse premios.

 

Y esos son las cosas más importantes que quería compartir contigo sobre como salir de las deudas. Como ves, creo que es perfectamente posible desendeudarse y ponerse a ahorrar. Si quieres compartir como conseguiste saldar tus créditos, puedes compartir en los comentarios.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)