Como invertir para el futuro: planes de pensiones y otros instrumentos

invertir para el futuroSi no tienes previsto un plan de jubilación privado (a parte del sistema público), deberías plantearte alguna solución de inversión a largo plazo. Te voy a explicar porque es importante que empieces a ahorrar ahora, y explicarte como invertir para el futuro, con algunos de los instrumentos que tienes a tu disposición. Los planes de pensiones solo interesan a las personas con ingresos altos, te lo adelanto. Pero, vamos allá.

El delicado futuro del sistema actual de pensiones

Las tendencias demográficas nos llevan a unos ajustes importantes en el sistema público de pensiones tal como lo conocemos actualmente. Este sistema se basa sobre un principio de reparto: los trabajadores de hoy pagan por los jubilados de hoy.

Las tendencias que complican la viabilidad del sistema de reparto

La dificultad viene de dos factores que ocurren al mismo tiempo:

  • Por un lado, gracias a los avances médicos, tenemos la suerte de poder vivir cada vez más años.
  • Por el otro, las familias tienen cada vez menos hijos.

Estos dos factores llevan a tener cada vez menos trabajadores por cada jubilado.

Las tendencias que ayudan a mantener la viabilidad del sistema

Los dos elementos citados antes son los únicos factores que influyen en el balance del sistema. Para compensar la bajada de la natalidad, hace tiempo que los países desarrollados se apoyan en la inmigración. Y hay otro elemento importante: el incremento de la productividad. Hoy en día, un trabajador produce mucho más riqueza que hace 30 o 50 años. Si fuésemos capaces de aumentar la productividad significativamente, el sistema podría ser sostenible mucho tiempo.

Una degradación progresiva del sistema

De momento, el incremento de la esperanza de vida y la reducción de la natalidad parece que están teniendo más impacto que la inmigración o la mejora de la productividad. En los últimos años, en España como en otros países desarrollados, el sistema de reparto está teniendo algunas dificultades.

Los gobiernos solo disponen de tres variables para ajustar: subir el importe de la cotización, ampliar la duración de cotización y reducir el importe de las pensiones, y lo han ido haciendo poco a poco en todos los países desarrollados. De momento han tocado las primeras dos variables (las menos impopulares) pero es posible que llegue un momento en el cual tendrán que hacer ajustes más drásticos. Incluso es posible que se llegue a la situación de una generación que pague mucho más cotizaciones, tenga que esperar hasta muy tarde para jubilarse y cobre significativamente menos que las anteriores.

Aun así, el sistema público de pensiones me parece el más justo y seguro. Espero que consigamos aumentar la productividad para que se pueda seguir con el reparto entre generaciones por mucho tiempo.

Es recomendable completar la pensión con otros ingresos

Como es posible que las pensiones públicas sean menores que las actuales en un futuro. Es recomendable pensar desde ahora en otras fuentes de ingreso. De allí que se piense en como invertir para el futuro, que es el objetivo de este artículo.

Los planes de pensiones, una forma de ahorro que desgrava, en teoría

La teoría sobre los planes de pensiones

Cuando hablas con tu banco, lo normal es que te cuente solo la mitad de la película. Te va a decir verdades, y en teoría todo es muy bonito. Primero te van a comentar que las aportaciones a planes de pensiones desgravan en España, y es cierto. De allí que sigan el razonamiento destacando que  crearse un fondo privado tiene doble ventaja: permite ahorrar a la vez que se obtiene una deducción de impuestos.

A continuación te van a explicar como puedes elegir un fondo de pensiones totalmente adaptado a tus necesidades y a los riesgos que estás dispuesto a asumir. Existen muchos perfiles de fondos, desde los más arriesgados (con una gran mayoría de renta variable) hasta los más conservadores (centrados en la renta fija). Como siempre, la rentabilidad de la inversión dependerá del perfil de riesgo del fondo. A más riesgo más beneficios (o pérdidas) potenciales. Si la idea es constituirte una renta complementaria, un perfil mixto puede ser la mejor solución. Consiste en garantizar una parte y arriesgar otra para mayores beneficios.

Las limitaciones de los fondos de pensiones

Eso son las dos informaciones que no te suelen dar al principio, y que tienen mucha importancia cuando quieres invertir para el futuro:

  • La primera es que, dado el propósito de los fondos y los beneficios fiscales asociados, no se pueden rescatar hasta la jubilación. La única excepción es en una situación de paro, y ha sido una novedad de los últimos años, por el alto nivel de desempleo provocado por la crisis económica. Es un dinero con el que no puedes contar.
  • La segunda es que todo el dinero rescatado del plan de pensiones tributa en el IRPF el año del cobro. Eso implica que si recuperas todo el dinero de golpe, pagas más impuestos que los que ahorraste en su tiempo. Y si decidieras cobrarlo poco a poco, en caso de fallecimiento, el saldo pendiente estaría sometido a muchos impuestos para los herederos.

¿Entiendes lo que te comento? Significa que si rescatas de golpe 100.000€ de tu plan de pensiones, pagarás impuestos en la renta con el tramo máximo, cuando lo que te ahorraste de IRPF cuando hiciste las aportaciones fue mucho menos. Y aunque lo rescates poco a poco, se sumará a lo que cobras de pensión. Como las pensiones están sometidas al impuesto sobre la renta, es posible que acabes pagando más impuestos que los que te ahorraste antes.

Si embargo, hay una categoría de personas que tienen interés a usar los fondos de pensiones. Me refiero a las personas con ingresos superiores a los 53.000 anuales. De todos modos iban a pagar muchos impuestos, por lo que aportar al plan de pensiones les ahorra impuestos hoy y no les costará más cuando lo recuperen. Para el resto de personas, es mejor contar con otras soluciones.

Otras formas de invertir para el futuro: bolsa, depósitos, planes de inversión

Si lo que buscas es asegurarte un capital para la jubilación, como hemos visto antes no siempre te interesan los planes de pensiones, por su fiscalidad desfavorable a la hora de rescatar el dinero. Pero hay otras opciones.

Puedes por ejemplo estudiar la posibilidad de poner dinero en fondos garantizados, invertir en depósitos, optar por la bolsa, o invertir en planes de inversión. Cada herramienta tiene sus ventajas e inconvenientes, y su interés depende de tu perfil.

Si no tienes conocimientos financieros y no quieres arriesgar, puedes optar por un depósito a tipo fijo, que te dará una pequeña rentabilidad. Hay unas pequeñas penalizaciones si quieres rescatar el dinero antes de tiempo, pero nunca afectan al capital (solo los intereses).

Si tienes algunos conocimientos financieros y si quieres formarte, puedes ir invirtiendo en bolsa y constituir tu cartera de valores. También puedes hablar con los asesores financieros de los bancos y analizar los productos que tienen. Te tocará entonces sopesar los riesgos y beneficios.

Estas inversiones suelen tributar como rendimientos del capital (y no del trabajo), por lo que pagarás unos impuestos razonables respecto al IRPF del rescate del fondo de pensiones.

Además, no podemos olvidar la opción favorita de los ahorradores españoles: invertir en ladrillo. Es una estrategia que sufrió un bajón con el estallido de la burbuja, pero si compras a un precio razonable, puede ser un buen producto de inversión.

Empieza a ahorrar e invertir lo antes posible

En todas las estrategias que tienen como objetivo invertir para el futuro, el tiempo es un factor fundamental. Por eso, si eres joven y ves la jubilación como algo muy lejano, empieza a ahorrar y a sacar rentabilidad a tu capital desde ya. No importa la estrategia que escojas, pero no lo dejes para más tarde.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

4 pensamientos en “Como invertir para el futuro: planes de pensiones y otros instrumentos

  1. Se ve que os interesa promulgar los fondos pensiones: solo faltaría que dieráis ya el plan de tal o cual banco o aseguradora en la que tenéis intereses privados; yo los desaconsejo radicalmente: prefiero invertir en RV en blue-chips españoles, p.e y que todo el mundo conoce ya sea más o menos experto bursátil, te dan entre 6-10% dvdo. exento irpf hasta 1.500€ y, si sube el valor pues vendes cuando quieras (el dinero no está retenido NUNCA); si baja, como pasó cd Leman pues mala suerte y a esperar cobrando dvdo. (de mayor cuantía que cualquier ipf actualmente); porque cuando el mdo. rebota ten por seguro que lo hacen subir en un 99.9% los 5 o 6 valores de mayor vol. mce

    1. Raúl,

      Se equivoca y permitame decirle que no comparto su forma de acusarnos solo por escribir un artículo que no comparte. No tenemos ningún interés privado en promocionar los fondos de pensiones. Los hemos presentado como una opción para ahorrar para la jubilación, en previsión de la muy probable degradación del sistema público de pensiones en las decadas venideras. Evidentemente, existen otras opciones de ahorro, e invertir en acciones es una opción. Sin embargo, cualquier inversión en bolsa, por muy consolidadas que esten las empresas, tiene un riesgo importante. Tiene razón, el problema de los fondos de pensiones es la imposibilidad de sacar el dinero, pero tampoco se puede sacar anticipadamente el dinero de la pensión del sistema público. Creo que asegurarse una pensión y ahorrar con disponibilidad del dinero son dos cosas complementarias, y que cada uno puede valorar lo que le interesa o no.

  2. La idea de que hay que asegurarse un complemento para la jubilación es muy acertada, pero la forma de hacerlo la menos indicada. Un Plan de Pensiones es una decisión muy poco acertada, y explico por qué:

    – Están exentas durante su duración las aportaciones que se hagan (hasta un cierto límite que depende de la edad que se tenga, 10.000e anuales los menores de 50 y 12.500e los mayores de 50). Pero, y AQUÍ ESTÁ EL TRUCO: En el momento de rescatar el Plan de Pensiones, todo el capital (aportaciones + rendimientos generados) tributa como rendimiento del trabajo, por lo que debe declararse (y tributar por ello) en IRPF. Es decir, que si es una cantidad importante puede que tenga que pagar a Hacienda hasta el 43% del total del Plan de Pensiones, dependiendo del tramo en el que me sitúe para el IRPF.

    – Una opción, en vez de rescatar el Plan de Pensiones íntegro, es hacerlo mediante una renta mensual (tributaríamos cada año lo rescatado, por lo que presumiblemente sería a un tipo más bajo ya que es menor cantidad y nos colocamos en tramos inferiores). El problema de esto es que, si palmas, todo lo que falte por cobrar de ese Plan de Pensiones se lo queda el banco. Tus herederos no verán ni un duro.

    – Los Planes de Pensiones invierten en Fondos de Pensiones. Eso quiere decir que con el dinero que se aporta, el banco va “jugando” en mercados financieros. Si no se trata de un Plan Garantizado (que asegura cierto capital a vencimiento) podemos encontrarnos con la desagradable sorpresa de que al rescatar el valor del Plan sea inferior al total de aportaciones que se hayan hecho (es decir, que hayan tenido rentabilidad negativa y hayamos perdido pasta)

    – Los Planes de Pensiones no se pueden rescatar hasta que te jubiles, o en el caso de invalidez, enfermedad grave o paro de larga duración. Vamos, que el dinero que se mete ahí queda enjaulado y, si nos hiciese falta por algún imprevisto, no podríamos rescatarlo. Siguiendo con el ejemplo anterior, si vemos que está perdiendo valor porque su Fondo Asociado tiene rentabilidad negativa, no nos queda más remedio que “ajo y agua”. Para el que no lo sepa, a joderse y aguantarse.

    Por todos estos motivos, creo que es mejor invertir el dinero en otros instrumentos que no sean Planes de Pensiones. Existen planes de ahorro garantizados, o la posibilidad de meter el dinero en depósitos. Pueden comprarse acciones y aprovecharse del dividendo… Hay bastantes opciones más para asegurarse un capital en la fecha de jubilación que no solo los Planes de Pensiones. Y en la mayoría de los casos, son más interesantes.

    En mi opinión, tener un Plan de Pensiones en el que realizar aportaciones solo es útil como instrumento fiscal cuando la aportación nos permite reducir la base imponible del IRPF y bajar de tramo (pasar de un escalón en el que se nos cobra un X % a otro en el que se nos cobra menos).

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)