Fondo de inversión garantizado: ¿una buena opción?

fondo de inversion garantizadoYa hemos comentado en el blog que cada inversor tiene que elegir los productos de inversión más acorde a su propio perfil, especialmente a lo que al riesgo se refiere. Y sin duda una de las opciones menos arriesgada es la figura del fondo de inversión garantizado, que vamos a repasar en este artículo.

Definición del concepto

Se trata de productos de inversión que garantizan que se conservará la totalidad de la inversión inicial bajo unas condiciones de fechas. En efecto, el cliente tendrá que mantener su dinero hasta una fecha futura predefinida para poder tener asegurada la cantidad total de la inversión. En ocasiones, estos productos también pueden asegurar una rentabilidad mínima.

Fecha de vencimiento

La fecha de vencimiento de los fondos de inversión garantizados es un momento clave para el inversor. En efecto:

  • Si retira su inversión antes de esta fecha, es posible que pierda una parte de la inversión inicial y/o los posibles intereses.
  • Si deja su dinero en el fondo después de la fecha, puede que ocurran muchas cosas: que haya una renovación bajo condiciones similares (por lo que de nuevo tendría que esperar al próximo vencimiento para estar seguro de poder retirar el dinero invertido en su totalidad), o puede que el producto se convierta en una cosa diferente, sin ninguna garantía, y por lo tanto un perfil de riesgo muy distinto para el inversor.

Tipos de fondos de inversión garantizados

  • Renta fija: se trata de productos que no solo garantizan el capital al vencimiento, sino también un tipo de interés predeterminado.
  • Renta variable: esos productos solo garantizan el capital al vencimiento, y se basan sobre unos criterios más o menos complejos, que pueden dar derecho a unos intereses (si las condiciones se cumplen) o a nada, si los productos subyacentes no han tenido los resultados esperados.

¿Qué cosas tiene que mirar cuando le proponen un fondo garantizado?

  • La fecha de vencimiento de garantía: debe adecuarse a su situación personal. Si va a necesitar el dinero antes, puede tener que pagar comisiones o incluso perder parte del capital porque lo retiraría fuera de la fecha en el cual está garantizado.
  • El garante: es la entidad que cubre la cantidad garantizada en caso de que el fondo no se haya comportado como se esperaba y el valor es inferior a la cantidad inicial invertida. Por lo tanto, es importante que el garante sea un organismo fiable.
  • La ventana de liquidez es un momento anterior a la fecha de vencimiento de la garantía, cuando la entidad permite que se recupere el dinero sin tener que pagar comisión por reembolso anticipado. Pero, como dijimos antes, en estas ventanas, la cantidad reembolsada no está cubierta por la garantía, por lo que podría haber pérdidas en caso de que el fondo hubiese perdido valor desde el momento de la inversión.
  • El periodo de comercialización es el tiempo durante el cual se puede invertir en el fondo sin tener que pagar comisiones de suscripción.

¿Es bueno invertir en un fondo garantizado?

Como hemos visto, con un fondo de inversión garantizado, tenemos la seguridad de recuperar a una fecha concreta el importe invertido, aunque esto pueda suponer no haber ganado nada de intereses. Cuando hablo de seguridad, estoy asumiendo que el riesgo de contrapartida por parte del garante sea nulo, lo que es una exageración, pero si hemos escogido una entidad solvente este riesgo sería muy bajo.

Para una persona que no quiera arriesgar demasiado pero busque algo de rentabilidad, un fondo garantizado en renta variable puede ser una buena opción:

  • El dinero inicial está garantizado al vencimiento
  • Puede haber una rentabilidad interesante si el producto subyacente se comporta de la forma esperada.

Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta que la garantía solo es válida a la fecha de vencimiento, ni antes, ni después. Por lo tanto hay que estar muy pendiente de esos productos de inversión, leer con cuidado los folletos y aclarar las dudas con el asesor financiero que comercialice el fondo. Y como siempre, recordar que las rentabilidades pasadas no garantizan las futuras.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)