Buenos propósitos para 2014: mejorar tus finanzas personales

buenos-propositos-2014Se acerca el final del año, y creo que es un buen momento para repasar unos consejos muy importantes para tener una mejor gestión de tus finanzas personales. Cuando se trata de dinero, las cosas en realidad son muy sencillas: tienes ingresos, tienes gastos, y se trata de que los primeros sean superiores a los segundos a lo largo del tiempo.

1º- Controla tus finanzas

Como buen propósito para el 2014 puedes empezar por apuntar que tienes que hacer una lista. Recopila todos tus ingresos y gastos y aprende más sobre las partidas más importantes de tu presupuesto.

Tienes muchas formas de hacerlo: desde el clásico cuadernito, pasando por la hoja Excel o algunos de los programas que te presentamos hace tiempo que facilitan las cosas cargando tus datos desde tus cuentas bancarias.
Es muy difícil mejorar algo si no sabes como va. Haciendo un presupuesto podrás no solo identificar tu comportamiento de compra, sino también ir midiendo tus progresos mes a mes.

2º- Empieza a ahorrar con un objetivo

Me gusta repetir que dejar de gastar un euro tiene el mismo efecto en tu economía personal que ingresar un euro más, por lo que lo más fácil y rápido para mejorar tus finanzas personales es empezar a ahorrar.

Si no sabes como empezar, en el blog tenemos una lista muy extensa de consejos de ahorro que te permitirán reducir significativamente muchas facturas. Puede que sea necesario un poco de disciplina, pero la mayoría de esos consejos no implican empeorar tus condiciones de vida.

Es muy importante que te pongas un objetivo claro. Por ejemplo, reducir de 10€ mensuales la factura del móvil, de 5€ mensuales la de la luz, etc. Si no te pones un objetivo claro (y realista), será muy difícil que hagas progresos.

3º- Busca ingresos alternativos

Reducir gastos siempre es posible, incluso cuando pensamos que ya hemos hecho un gran esfuerzo, pero llega un momento en que mayores recortes implican una bajada demasiado significativa de las condiciones de vida. La alternativa es entonces buscar otros ingresos.

Hay muchas formas de ganar dinero adicional. En el blog hemos explorado decenas de ellas. Ninguna es una formula mágica, y algunas son callejones sin salida, pero seguramente podrás encontrar una forma que te convenga.

Eso sí, si no consigues otros ingresos, es preferible renunciar a parte de tu comodidad que caer en la trampa de los créditos. Las deudas tendrás que pagarlas siempre, y será peor, por lo que te equivoques, y no procures mantener un nivel de vida artificial recurriendo al crédito fácil.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)