Trabajar con un coach de orientación laboral y profesional: pros y contras

coach orientación laboralSi te cuesta encontrar un trabajo, o no tienes claro cual debería ser tu carrera profesional, una alternativa interesante es poner tu orientación laboral en manos de un coach. Vamos a ver en qué consiste esa figura, como te puede ayudar a estructurar tus planteamientos y a encontrar tu empleo ideal. Terminaremos el post con un análisis de las ventajas e inconvenientes de colaborar con un profesional para tu orientación de carrera.

¿Qué es la orientación laboral?

También conocida como orientación profesional, se trata de un asesoramiento que te ayuda de diversas maneras:

  • Si no tienes claro el tipo de trabajo al qué deberías dedicarte, la orientación laboral te ayuda a encontrarlo, gracias a herramientas como el balance de competencias.
  • Si lo que te gustaría hacer requiere conocimientos y experiencias diferentes a las que tienes, el proceso te ayuda a adquirir las habilidades y competencias que necesitarás. Eso se puede hacer mediante un plan de formación, o a través de puestos de trabajo que te ayudarán a completar tu perfil profesional.
  • Si tus aspiraciones laborales encajan con tu perfil, entonces la orientación profesional te ayuda en el proceso de búsqueda y análisis de información sobre el mercado de trabajo. Te asesora en la elaboración de tu currículo, para adaptarlo mejor a los requisitos del puesto de trabajo que te interesa. Y también te prepara, con entrenamiento destinados a poder superar los procesos de selección que tendrás que realizar cuando te presentes a un empleo.
  • Cuando ya tienes trabajo, la orientación laboral te permite seguir planificando tu carrera profesional, y actualizarte para mantener y ampliar tus competencias.

¿Qué es un coach en orientación profesional?

El término de coach viene del mundo deportivo, y en la actualidad puedes encontrar asesores para lograr tus objetivos en muchas partes de tu vida. En el ámbito del trabajo, el coach de orientación laboral te ayuda a tomar las decisiones importantes y entrenarte para lograr tus objetivos.

La metáfora deportiva es muy clara. Al igual que el entrenador del Real Madrid no baja al campo a marcar los goles, tu coach de orientación laboral no va a tomar las decisiones por ti, ni presentarse a los procesos de selección en tu lugar. Pero te puede dar pautas para que seas capaz de encontrar por tu cuenta la carrera laboral que realmente te gustaría, y te puede entrenar para que prepares un currículum atractivo o sepas comportarte en una entrevista de trabajo y responder a las preguntas habituales.

¿Qué ventajas hay en acudir a un coach en orientación laboral?

Expertos formados

Generalmente, los profesionales que se dedican a este tipo de asesoramiento tienen formación en recursos humanos y en psicología. Conocen muy bien los errores más habituales de las personas que buscan trabajo, y pueden aportar un consejo valioso para mejorar las opciones de lograr un empleo.

La ventaja de la honestidad

Demasiadas personas ignoran lo que están haciendo mal, porque las empresas no lo dicen. Si tu currículum no es atractivo, simplemente no lo seleccionan. Si tu prestación durante una entrevista de trabajo no es buena, se limitan a decirte que te llamarán para darte el resultado del proceso de selección, pero no suelen dar mucho detalle. Y, si lo hacen, usarán argumentos como “buscábamos una persona con un poco más de experiencia” o “había otro candidato cuyo perfil encajaba mejor con el puesto”. Nunca te dirán que no supiste convencer, y, menos aún, el por qué no les convenciste. La etiqueta no lo permite.

Sin embargo, el coach te hablará con claridad, ya que su trabajo no consiste en proteger tus sentimientos, sino en ayudarte a conseguir trabajo.

Un servicio personalizado

Muchos organismos públicos tienen, en teoría, un servicio de orientación laboral. Pero, como suele ocurrir, tienen que atender a muchas personas en poco tiempo, por lo que no pueden ofrecer un servicio personalizado, ni tampoco profundizan mucho en las técnicas de redacción de currículum o de preparación de entrevistas.

Con un coach de orientación, tienes una atención totalmente personalizada, y puedes trabajar con más tiempo, en varias sesiones, sobre los elementos importantes para tu futuro laboral.

Inconvenientes de trabajar con un coach

No es barato

Está claro que conseguir un trabajo puede compensar una pequeña inversión. Pero también es verdad que, para una persona sin empleo, el coste de unas sesiones de coaching en orientación laboral puede ser un poco elevado.

No todos los profesionales son buenos

El coaching está de moda, y son muchas las personas que deciden lanzarse en este mundo sin tener necesariamente las habilidades personales o los conocimientos necesarios para poder asesorar correctamente a sus clientes. Por eso, antes de empezar a trabajar con un coach, infórmate, busca opiniones de otros usuarios, y asegúrate de que tiene el nivel para poder ayudarte.

Al final, el trabajo lo tienes que hacer tú

Si te crees que otra persona puede resolver tus problemas, estás equivocado. Recuerda, el coach no sale al campo a jugar, esa es tu responsabilidad. Así que tienes que tener muy claro que al final te tocará a ti trabajar y esforzarte, y que lo que te puede aportar el asesoramiento solamente te facilitará la tarea. Insisto en esta parte, porque algunas personas confunden coach con mago, y porque algunos coachs se exceden en sus promesas.

 

Dicho eso, me parece que un coach de orientación laboral puede ser una gran aportación para una persona que quiere replantearse su carrera o que tiene dificultades en encontrar un trabajo pese a presentarse a muchos procesos de selección.

¿Probaste trabajar con un coach? ¿Cómo te fue? ¡Comparte tu experiencia!

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)