Contratar a un abogado te puede ahorrar tiempo y dinero

Una cosa es querer ahorrar, y otra muy diferente es querer hacerlo uno solo por su cuenta siempre. Una persona tiene una serie de habilidades y conocimientos, pero raramente los tiene todos. En ocasiones, la mejor estrategia es apoyarse en un profesional que puede resolver el tema con más celeridad y mejores resultados que si lo intentaras por tu cuenta. Suele ser el caso con los temas legales. Contar con un buen abogado te puede hacer ganar mucho tiempo, y ahorrar bastante dinero. Aquí tienes unos ejemplos.

Multas

Si tienes un coche, en un momento u otro te tocará enfrentarte con una multa de tráfico. Hasta los mejores conductores pueden tener un despiste y aparcar en el sitio equivocado, o sobrepasar por descuido el límite de velocidad permitido. En esos casos, la Administración normalmente te permite recurrir, pero la verdad es que como particulares no solemos tener los argumentos convincentes para anular el castigo. Un abogado especializado puede conseguir grandes resultados en este capítulo.

Desacuerdos con la comunidad de vecinos

La convivencia en un edificio puede llegar a ser muy complicada. Aunque siempre se intenta llegar a un acuerdo pactado, a veces no es posible. Temas como los ruidos y sobre todo el reparto de los costes en diversos gastos comunes pueden enquistarse y permanecer mucho tiempo sin solucionar. En esas situaciones, contratar un buen abogado te permite que se respeten tus derechos, y puede que también te ahorres mucho dinero.

Reclamaciones con seguros

Las compañías de seguros proporcionan servicios muy útiles, pero en casos de siniestros importantes, puede ocurrir que no quieran hacerse cargo. Puede que no quieran asumir la responsabilidad, o que ofrezcan una compensación inadecuada. Para poder obtener lo que quieres, muchas veces necesitas entrar en cláusulas particulares y en argumentos de derecho. De nuevo, para un particular, puede ser bastante complicado, y la ayuda de un letrado es más que bienvenida.

Litigios laborales

Por desgracia, la situación del mercado laboral en España se presta a ciertos abusos por parte de las empresas. No son pocas las que vulneran los derechos de sus trabajadores, incluso en el momento más trágico, que es cuando les despiden. Algunas intentan disfrazar de procedente un despido arbitrario, otras hacen triquiñuelas en el finiquito para pagar menos. Pero si tienes a tu lado un abogado especialista en derecho laboral, puedes identificar mejor los abusos y reclamar que se cumplan tus derechos. En la mayoría de los casos, eso significa recuperar un dinero que sino, probablemente no hubieras percibido.

Herencias

El debate que vi ayer en Twitter sobre el impuesto de sucesiones me ha hecho pensar en este tema que es importante para muchas familias. Cuando fallece un familiar, a menudo los herederos tienen que pagar unos impuestos importantes. Hablar con un abogado antes de que suceda lo peor permite organizar las cosas, y analizar otras opciones, como la donación en vida, para ver que supuestos pueden ser más interesantes desde el punto de vista fiscal.

 

Esos son solo unos pocos aspectos en los cuales un abogado puede hacerte ahorrar mucho dinero. Por supuesto hay más, así que piénsatelo.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)