Control y accesos en el lugar de trabajo

control de accesoHoy vamos a dejar un poco de lado los artículos sobre la búsqueda de empleo, para hablar de un tema interesante: el horario laboral y el control de las horas de presencia en el trabajo. Y digo presencia, no trabajo, porque aunque los dos conceptos se confundan a menudo, no son para nada lo mismo. Estar presente muchas horas no es lo mismo que trabajar muchas horas.

La productividad es inversamente proporcional al tiempo trabajado

El rendimiento por hora trabajada de una persona que está ocho horas en su puesto de trabajo no es el mismo que aquella persona que está diez horas. Es un hecho básico. Somos humanos, nuestra capacidad de concentración, nuestra capacidad de aguante son habilidades que no podemos mantener con intensidad durante mucho tiempo.

Fíjate en un equipo de baloncesto. El quinteto inicial tiene que descansar cada rato porque si no los jugadores serían incapaces de mantener la intensidad de juego y acabarían bajando los brazos. En una empresa pasa lo mismo. No se puede esperar de una persona que rinda al máximo durante un tiempo demasiado alargado.

¿Quieres estadísticas? Según un informe de la OCDE, los españoles trabajaron de media en 2011 unas 1.690 horas, que podemos comparar con las 1.413 horas de los trabajadores alemanes. Al mismo tiempo, según Eurostat, la productividad española por hora es de 107 puntos (base 100: media europea), mientras Alemania tiene una productividad de 124.

El “presentismo” español

Pese a la evidencia, la cultura laboral española (y de los otros países latinos) no cambia. Sigue imperando algo que han llamado el “presentismo”. En España es más importante mostrar que echas horas que demostrar que eres productivo. Algunas personas simplemente tienen integrada esta cultura en su mentalidad, y otras no tienen más remedio que actuar en consecuencia por obligación (porque sus jefes creen en este concepto).

Tengo la impresión que poco a poco las mentalidades están cambiando, y veremos si en las próximas décadas, la situación laboral en España se asemeja más a los países del norte de Europa en lo que concierne los horarios reales.

El control es necesario

Sin embargo, con o sin esa cultura del “presentismo”, es importante poder tener un seguimiento del tiempo de presencia de los empleados en sus puestos de trabajo. Para el propio asalariado es una garantía de que no se le exige estar más tiempo de lo que marcan la ley o los convenios. Para la empresa, es una herramienta para mejorar la organización repartiendo de una forma diferente la carga de trabajo si se constatan grandes variaciones entre horario teórico y horario real.

Para este seguimiento existen muchas herramientas y muchos proveedores. Con una búsqueda rápida en Google, vemos que una de ellas pueden ser los controladores de acceso de Cucorent, que usan las tecnologías modernas para ajustarse lo más posible a la realidad. Ofrecen, por ejemplo, sistemas de tarjetas, con huellas dactilares o de reconocimiento facial para evitar que un empleado pueda fichar por otro y medir de forma óptima el tiempo de presencia en el trabajo.

Muchos especialistas de los Recursos Humanos tienen opiniones distintas sobre el uso de este tipo de tecnologías y sobre la práctica de medir y controlar el tiempo de los trabajadores. Algunos son de la opinión de que este tipo de tecnología solo genera un impacto negativo sobre los empleados ya que podría generar una sensación de estar siendo vigilado todo el tiempo y no enseña ni incita al empleado a aprender a gestionar su propio tiempo, y se muestran más a favor del Coaching y la automotivación de los trabajadores.

Otros, se muestran a favor de los Controles de Acceso y Presencia como un mecanismo de control que establece reglas y normas en el lugar de trabajo, agregando estructura y orden en la empresa e incitando a que todos trabajen cuales piezas de reloj, juntos y coordinados.

Sea cual sea tu opinión, es indiscutible que este tipo de sistemas de control de acceso y presencia son muy útiles para gestionar las horas trabajadas.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

  • No se encontró ningún artículo relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)