¡Dejen quebrar los bancos!

dejen-quebrar-los-bancos

 Debido a la cantidad de visitas, he tenido que cambiar provisionalmente el diseño del blog, lamento las molestias.

Es increíble, desde que empezó la crisis, cuyo origen está precisamente en el endeudamiento excesivo general, y en particular del sector inmobiliario, nadie se ha planteado que los bancos que hayan cometido graves errores empresariales vayan a la quiebra. Parece que haya que salvarles a la fuerza, y que ni siquiera se pueda plantear dejarlos caer.

 

El único sector protegido

 

Han quebrado constructoras, promotoras, aerolíneas, agencias de viajes, empresas industriales, empresas de servicios, miles de empresas unipersonales, de pocos empleados y una cantidad significativa de grandes grupos, incluso multinacionales. En todos los sectores se da por hecho que si el negocio ya no es viable pueden quebrar. El único donde no se hace es con la banca.

 

Un motivo oficial poco creíble

 

Por supuesto, no es difícil imaginar la excusa oficial que se plantearía a cualquiera que abogara por dejar que la naturaleza económica siguiera su curso. Nos dirían que estas medidas de ayuda se hacen por nuestro bien, para proteger el dinero de los pequeños ahorradores españoles.

 

Estoy confuso. ¿No se suponía que los ahorros están garantizados por el Estado? Y no por poco. En teoría, cada cuenta está garantizada a la altura de 100.000€ por persona. Dudo mucho que la familia media se viese muy afectada. Los únicos que perderían serían aquellos que pudiendo separar sus ahorros entre varios bancos hubiesen decidido poner más de 100.000€ en una misma cuenta. Es un riesgo asumible.

 

La excusa del contagio

 

El siguiente argumento sería entonces explicarnos que este banco en particular representa un riesgo “sistémico”. Que es demasiado grande para dejarlo caer, ya que su caída provocaría una desconfianza en cadena, y reacciones difíciles de anticipar que podrían llegar hasta un pánico bancario, arruinando en cadena todo el sector.

 

De nuevo me cuesta entenderlo. ¿No se suponía que la solución al problema de las cajas era precisamente fusionarlas para que fuesen más fuertes y tuvieran un acceso más fácil a los mercados de financiación? Es decir: podríamos haber dejado caer ayer una caja pequeña o mediana, pero ahora que es un banco grande ya no se puede. ¿Y no será precisamente este el motivo de fusionarlas? Crear un problema mucho más grande para tener el argumento del riesgo sistémico. Sin caer en teorías conspiracionistas, parece cada vez más factible.

 

Pero el argumento del riesgo sistémico tampoco es válido. Precisamente porque en caso de pánico bancario, el gobierno siempre podría aplicar en última instancia medidas intervencionistas para proteger los otros bancos, siempre que el riesgo venga del contagio del pánico provocado por la quiebra del banco malo, y no por problemas internos de las otras entidades. Pero el gobierno nunca se ha planteado dejar caer a ningún banco, pequeño o grande.

 

El verdadero motivo

 

El principal problema en España está en las cajas, entidades cuya mala gestión viene precisamente de haber sido gestionadas por personas que no tenían ninguna formación bancaria: políticos, sindicalistas, miembros de organizaciones patronales, clero, etc. Hoy en día, estas personas, una buena parte de ellas incompetentes, siguen en sus puestos. Dejar caer a las cajas supondría perder poder económico y de influencia para la clase política, algo que ningún partido quiere asumir.

 

El problema más grave: se presta el dinero que no tenemos

 

Todo esto, pese a la gravedad del asunto, sería algo todavía asumible por parte de la sociedad si el dinero que se les presta a los bancos existiera. El problema es que no lo tiene el gobierno. A estas alturas, no creo que quede nadie en España que no sepa que todos (particulares, empresas, bancos, y administraciones) estamos endeudados por encima de nuestras posibilidades.

 

La principal prioridad de las políticas de austeridad del gobierno es precisamente reducir el déficit público para dejar de endeudarnos más cuanto antes. Se supone que los mercados ya no confían en nuestra capacidad para pagar nuestras deudas y no nos quieren prestar (o nos prestan cada vez más caro). Como según el gobierno eso es la prioridad, el objetivo de reducción de déficit es prioritario frente a la salud pública, a la educación, o incluso frente a la recuperación del consumo interno (con hachazos al poder adquisitivo como la subida del IRPF y del IVA).

 

¿Y ese dinero que no tenemos lo vamos a prestar a los bancos? ¿Vamos a intentar salvar a las entidades peor gestionadas porque es más importante que la salud o la educación?

 

Llego la hora de decir no

 

Ya lo sé, los ciudadanos no tenemos otra forma legal de expresar nuestra opinión que en las urnas, y se supone que tenemos que esperar otros tres años y medio para volver a tener este privilegio temporal.

 

¿Significa eso que no tenemos derecho a opinar y a protestar? Ya está bien.

Digamos ¡no!

¡Dejen quebrar los bancos!

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

23 pensamientos en “¡Dejen quebrar los bancos!

  1. Pingback: ¡Dejen quebrar los bancos!

  2. Pingback: ¡Dejen quebrar los bancos! | ¿Hasta cuando en crisis?

  3. REALIDAD

    Saludos
    En realidad lo unico que teoricamente esta garantizado por el estado son las cajas de ahorros, no los bancos. Por eso las quieren hacer desaparecer. Por otro lado no pueden permitirse que los bancos quiebren, ya que eso supondria la ruina inmediata para muchos millones de familias que se dejaron engañar por los bancos y guardaron sus ahorros en ellos en lugar de en las cajas de ahorros. Esta ruina de estas familias se sumaria a la de los parados, lo que haria que la gente definitivamente se hechara a la calle y se dedicara a linchar a banqueros y politicos, que es lo ultimo que quieren

    Responder
    1. Ideas y Ahorro Autor

      Las personas no tienen que perder sus ahorros. En cualquier caso perderían los que tuviesen más de 100.000€ en una cuenta, y que no hubieran pensado en diversificarlo.

      Ya habíamos escrito en este blog que el Fondo de Garantía no tiene dinero para cubrir una quiebra, pero como lo acabo de explicar en otro comentario, si el gobierno es capaz de encontrar decenas de miles de millones para salvar los bancos, uno puede lógicamente pensar que este mismo dinero se podría usar para reembolsar a los clientes, con un mecanismo rápido y eficaz.

      Responder
    1. Ideas y Ahorro Autor

      El fondo de Garantía está vacío porque su dinero se ha usado precisamente a rescatar bancos y cajas en lugar de servir a proteger los ahorros de las personas. Pero si el gobierno es capaz de conseguir decenas de miles de millones de euros para rescatar a los bancos, uno podría pensar que este dinero se podría aplicar a compensar a los ahorradores en caso de quiebra…

      Responder
  4. Pingback: Bitacoras.com

  5. Chies

    Y no hay que olvidar que en el caso actual de Bankia una de las cajas integrantes era Caja Madrid, y esta habia de ser absorbida por La Caixa, ahora CaixaBank, con el beneplácito de la caja catalana y del gobierno del Zapatero pero debido a las maniobras oscuras de la Aguirre para que el poder de decisión no saliera de su radio de acción se fustró la absorción y se realizó la macro-integración de varias cajas menores con Caja Madrid y se colocó a su frente el Rato, que por cierto ha fracasado en sus ultimos cargos políticos.
    Ahora resulta que Bankia se va a pique y la Caja Catalana está aguantando bastante bien el temporal.
    Referente a los pequeños ahorradores, primero de todo el dinero hasta 100.000 lo tienen asegurado, pero es que ademas el banco tiene algo de patrimonio, inmuebles (al valor que toque), prestamos condedidos y no morosos, etc. o sea que si se ha de liquidar siempre se recuperaran activos para hacer frente a parte de los depositos garantizados y el resto lo garantiza el estado, que si tiene dinero para abocar al banco que los emplee para los despositantes. Y los accionistas, pues bueno, el que compra acciones tiene que saber que es un riesgo que corre.
    Por lo que “Dejen quebrar a los bancos”, pero YA!!!!!

    Responder
  6. guillotinaMan

    Flipante, que encima haya comentarios defendiendo la “no-quiebra” de los bancos. Señores y señoras, quien haya metido sus ahorros, los han metido bajo unas condiciones, yo mi dinero miro dónde y como lo meto, si se pueden quedar sin sus ahorritos, pues ajo y agua, porqué como ha repetido hasta la saciedad el autor del post, hasta 100.000 Euros están respaldados. Todo lo que sobrepase de esa cantidad… ya huele a mierda y de las grandes. Ninguna familia media ahorra tanto. ¿Acaso el estado ha salvado las miles y miles de empresas pequeñas y medianas que han quebrado? ¿Porqué los bancos tienen esos privilegios? ¿Porqué un inútil que ha hundido un banco se lleva de finiquito 3,4 y 5 millones de euros (en el mejor de los casos)? dinero que ni vosotros ni yo ganaríamos ni en diez vidas trabajadas. Y todo eso, sin hablar que el rescate lo pagamos todos, porqué yo, que vivo en la miseria y llego a fin de mes a durísimas penas ¿porqué tengo que pagar el ahorro de nadie? Pero ánimos todos, el problema no es sólo los bancos, es la casta política que tenemos, los corruptos, las leyes que fomentan estas situaciones. Vivir por encima de nuestras posibilidades… dicen… pero yo creo que debería ser “robar por encima de nuestras posibilidades”. Eso es lo que ha pasado aquí. Me considero muy buena persona, pero con el tiempo me estoy empezando a dar cuenta de que con muy pocas balas se podrían arreglar muchas cosas.

    Responder
  7. Anónimo

    Me parece que no has pensado mucho el tema del artículo. Te explico las razones que yo veo y que he podido ir contrastando:

    Los bancos españoles deben dinero a los bancos franceses y alemanes. Si nuestros bancos quiebran, los suyos quedarían seriamente comprometidos, cosa que a nosotros nos da igual, pero ellos son los que nos compran deuda pública.

    Para que Francia y Alemania nos compren deuda pública, los intereses de Francia y Alemania deben estar asegurados. Es decir, hay que proteger sus bancos, porque si no, no nos compran más deuda pública. Por esta razón estamos obligados a rescatarlos y también nos modificaron la constitución de forma unilateral para que no pudiésemos hacer un quite sobre nuestra deuda.

    Sobre lo de Islandia, a diferencia de nosotros, no tienen su moneda vinculada a la de otros países como nos pasa con el Euro. Ellos podían devaluar su moneda para estabilizar su economía. Nosotros no podemos hacerlo con el Euro, pero sí con las pesetas. Lamentablemente, volver a la peseta significaría una nueva inflación por el cambio al alza de los precios, así como por la devaluación que la moneda sufriría. En Islandia el estado ha conseguido hacer recortes adecuados sin afectar a su estado del bienestar, pero a costa de devaluar la moneda, cosa que ha empeorado la calidad de vida con creces, pero sin perder derechos (preferible a lo nuestro sin duda, pero inviable aquí). No creas que allí comen nutella de caviar con las tostadas.

    En conclusión, no es que queramos rescatarlos, es que si no los hacemos, ante la imposibilidad de vender deuda pública, terminaríamos a la altura de un país en vías de desarrollo. En la UE habría muchos problemas derivados de nuestra quiebra, pero eso a nosotros nos da igual. Lo que nos importa es comer y si quiebran nuestros bancos, no comemos por esas razones.

    Responder
  8. Pablo

    Según he oído a los “gurús” de economía y estado, al parecer los famosos 100.000 € como tope de indemnización no significan que te devolverían esa cantidad si tienes más de 100.000€

    Se trata de a garantía máxima que puede ofrecer el estado. En realidad tener varios fondos con 100.001€ no garantiza que si quiebra un banco te devuelvan 100.000€ por cada fondo, te devolverán lo que puedan/quieran (hasta un máximo de 100.000 €).

    De todas formas, ciertamente, si tienen dinero para rescatar a un banco también lo tienen para rescatar personas.

    El mundo al revés…

    Responder
  9. daniel lopez

    Las monedas y billetes fiduciarios que no basan su valor en la existencia de una contrapartida en oro, plata o cualquier otro metal noble o valores, ni en su valor intrínseco, sino simplemente en su declaración como dinero por el Estado y también en el crédito y la confianza (la fe en su futura aceptación) que inspira. Sin esta declaración, la moneda no tendría ningún valor: el dinero fiduciario sería entonces tan poco valioso como los pedazos de papel en los que está impreso.

    Un billete actual es una clara representación de dinero fiduciario, por cuanto objetivamente considerado carece de valor. Su valoración viene dada por la autoridad monetaria que lo emitió, que goza de confianza entre los sujetos que la aceptan o sea en nuestro caso el Banco Central Europeo con Banco de Espana,supongamos que se rompe la maquina de hacer papelitos y se imprimen mas de los necesarios,que lo dudo,no estaria la solucion aqui.?

    Responder
  10. Dante

    Por favor, posteemos en twitter bajo el tag #DejemosQuebrarLosBancos y así podremos manifestar una gran opinión general, si realmente somos muchos los que lo hacemos.

    Responder
  11. Pingback: ¡Dejen quebrar los bancos! | Desde.CO

  12. anonimo

    hay muchos ciudadanos con dinero en esa entidad bancaria como yo son ahorros modestos pero es lo que tengo al igual que mucha gente de madrid y otros sitios de españa en menor medida, deja de decir monerias y piensa en los que estamos al pie del cañon sufriendo esto que no todos los que pierden son ricos y millonarios

    Responder
    1. Ideas y Ahorro Autor

      Repito, el dinero del Estado debería servir precisamente a garantizar los ahorros de los ciudadanos, no a rescatar los bancos.

      Responder
  13. Pingback: Y si no nos representan ¿entonces qué? | Nuria Aguado's Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)