Ingresos extras para las comunidades de vecinos

ingresos-extras-para-comunidades-de-vecinosLa mayoría de los españoles viven en pisos en propiedad, que asimismo hacen parte de comunidades de propietarios. Por lo tanto, una de las formas de conseguir ingresos extras es aprovechar el potencial del edificio, compartiendo con el resto de viviendas las rentas generadas por esas fuentes alternativas de dinero.

Publicidad en la fachada o en la azotea

Aunque no estemos en el mejor momento para conseguir ingresos publicitarios, algunos emplazamientos estratégicos pueden suponer rentas muy interesantes. Un edificio céntrico puede aprovechar unas obras para colocar una lona publicitaria. Otro situado cerca de una circunvalación muy transitada puede aprovechar la azotea para colocar un cartel.

De todos modos, esas medidas requerirán la aprobación del 60% de los vecinos y la solicitud de una licencia municipal para asegurar que el soporte publicitario cumple con todos los requisitos (principalmente seguridad y estética).

Es difícil estimar los ingresos, porque varían de unas pocas decenas de euros al mes a decenas de miles, en función del tamaño del soporte y de la ubicación del edificio.

Antena de telefonía

Otra posibilidad es la instalación de un repetidor de telefonía móvil. En este caso, las operadoras prefieren los edificios altos y dependerá de la necesidad que tengan de completar o mejorar su red de comunicaciones.

Aunque se puedan conseguir unos ingresos interesantes (hasta varios miles de euros al año), es cierto que es una alternativa con más molestias. Primero por la duda sobre el impacto de las ondas sobre la salud de los vecinos, y en segundo lugar porque la instalación puede provocar algunas molestias (cables, emisión de calor). Al igual que para la publicidad, hace falta la aprobación del 60% de los vecinos.

Placas solares

La instalación de placas solares puede ser doblemente beneficiosa para una comunidad de vecinos. Por un lado, permite reducir significativamente el gasto energético, y por el otro, normalmente se producen excedentes que se pueden vender a las grandes eléctricas, aunque en los últimos años los cambios normativos hayan hecho que ya no sea tan interesante económicamente.

La instalación tiene un coste, pero se puede considerar como una inversión, por los ahorros que se van a conseguir y las posibles rentas extras.

Aprovechar el resto de zonas comunes

Muchos edificios tienen zonas comunes de las cuales se puede sacar partido. La antigua vivienda del portero se puede alquilar, los salones que tienen otras comunidades también se pueden alquilar temporalmente para eventos. Si las instalaciones incluyen zonas deportivas (pistas de tenis, de pádel o piscina), se pueden aprovechar para la organización de competiciones.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)