¿Seguro que aprovechas las tarjetas de fidelidad para obtener descuentos?

tarjeta de descuentoSi eres un lector habitual del blog sabrás que alguna vez hemos recomendado apuntarse a todos los sistemas de fidelidad gratuitos que te propongan las empresas donde sueles comprar alguna vez, porque así, puedes conseguir ofertas y descuentos en tus compras futuras sin tener siquiera que pensarlo.

Hay todo tipo de tarjetas

Probablemente las más conocidas sean las tarjetas de fidelidad que ofrecen las grandes cadenas de distribución y los programas de millas de las compañías aéreas (o más concretamente, de las alianzas de compañías aéreas), pero en realidad encuentras sistemas de descuento en todas partes, desde el cine hasta la tintorería pasando por algunas cadenas de restaurantes.

El buen uso de las tarjetas

El consejo que solemos hacer en este blog para ahorrar con las tarjetas es tomarlas como un descuento adicional, pero no modificar tu patrón de compra por tener una tarjeta. ¿Qué quiere decir eso? Simplemente que compres lo que necesites normalmente, y que resistes a la tentación de comprar más para obtener un descuento mayor. Porque, incluso con un descuento, si compras más de lo que tenías previsto habrás gastado más de lo necesario.

Ahora bien, a veces la tarjeta de fidelidad puede hacerte optar por una empresa en lugar de otra. Por ejemplo, pon que necesitas repostar gasolina y tienes a dos gasolineras cerca. Si el precio de venta es el mismo, lógicamente vas a optar por la marca de la que tienes una tarjeta de fidelidad y te ofrece más ventajas. Si eres miembro del programa gratuito de BP Premier Plus, sabes que si repostas en una de sus gasolineras acumularás puntos que luego puedes canjear por descuentos en Amazon.

El buen uso de los descuentos

Como en una página como Amazon puedes prácticamente comprar de todo, no es difícil que puedas usar este descuento para comprar algo que de verdad necesites. También está la opción de darte un capricho, por supuesto, pero como el planteamiento del blog es el ahorro sigo con la misma lógica, para que al final lo que hayas ahorrado por usar un programa de fidelidad se traduzca en un menor gasto en el conjunto de tu presupuesto. Quizás te tocaba cambiar de móvil, y aplicar el descuento obtenido en BP te permita conseguirlo bastante más barato. O cualquier otra cosa.

Lo importante es mantener la lógica del ahorro de principio a fin, buscando siempre la mejor relación entre calidad y precio, y aprovechando las campañas y ofertas de las empresas a tu favor.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)