Como ahorrar cuando tienes que llamar a un número de pago

Hoy en día el gasto en llamadas es muy reducido, ya que es posible llamar usando aplicaciones que usan datos en lugar de línea, sin contar que muchas personas disponen de planes de minutos dentro de su contrato. Sin embargo, muchas empresas te obligan a comunicarte con ellas a través de un número de pago, y eso puede rápidamente convertirse en un gasto importante. Por eso es importante que conozcas este truco para ahorrar.

El fijo asociado al número de pago

Por ley, los números de pago, también conocidos como números de tarificación especial, están asociados a un número fijo normal (provincial) que no lleva recargo. Pero claro, las empresas no publicitan este fijo, sino el teléfono de pago, para intentar cobrar un máximo cada vez que un usuario intenta ponerse en contacto. El truco es encontrar cuál es el teléfono gratuito, y aquí en teoría es complicado.

La fuerza de la comunidad y las páginas de divulgación de números gratuitos

Viendo que para muchas personas era complicado comunicarse gratuitamente con los servicios de atención de las empresas, han aparecido diversas páginas dedicadas a censar todos los teléfonos de contacto de las grandes compañías, y, cuando es posible, a indicar el número de teléfono fijo asociado, para que puedas llamar sin que te cueste dinero. Por ejemplo, puedes seguir este enlace si buscas el teléfono gratuito de seguros Pelayo. Es el de una página que se dedica a listar las formas de contactar con las empresas, y que se llama telefonogratuito.com. Otra opción para obtener el mismo teléfono es ir a esa otra página, que es como un wiki donde los usuarios indican los teléfonos que han identificado en su experiencia personal. Se llama No más 900, y el dominio es nm900.net.

Hay que tener en cuenta que a menudo las empresas van cambiando el fijo asociado, porque se dan cuenta que tienen llamadas que evitan el número de pago, por lo que no siempre se consigue un número gratuito actualizado. Sin embargo, como no cuesta nada de tiempo ir revisando si existe un número gratuito para la llamada que quieres hacer, merece la pena. La mayoría de las veces te ahorrarás unos cuantos euros en tu factura, así que no hay que pensárselo mucho.

Una ley desactualizada

En teoría, las empresas están obligadas a disponer de un teléfono fijo provincial al que puede acceder cualquier usuario. En la práctica, los esconden, y cuando un usuario llama al número 902 para informarse del número gratuito, se puede encontrar con la sorpresa de que le hacen esperar para “buscar el número fijo”, obligándole a pagar por su osadía.

La verdad es que debería haber una ley que prohibiese simple y llanamente los números 902 para servicios de atención al cliente, igual que finalmente ya no se cobra el roaming en la Unión Europea. Pero, mientras llega esa ley, seguirá siendo necesario buscar los equivalentes en las páginas especializadas.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)