Comparativa IRPH con Euribor para la hipoteca

Hoy vamos a hablar del IRPH, un tipo de interés variable bastante común en España, y haremos una pequeña comparativa con el Euribor, la referencia más usada en este país. Como podremos apreciar se trata de dos tipos muy parecidos en el fondo, aunque no en la forma.

 

El Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios

 

En realidad, deberíamos hablar en plural, ya que existen varios tipos de IRPH (general, de cajas, de bancos). Se trata de una media ponderada de los tipos de interés aplicados por las entidades bancarias para las hipotecas a más de tres años.

 

IRPH y Euribor

 

Si simplificamos mucho, y dado que el Euribor es el tipo de interés más usado con diferencia en España, el IRPH que publica el Banco de España cada mes es la media del Euribor más los respectivos diferenciales aplicados por las entidades financieras.

Por este motivo, el IRPH casi siempre será más alto que el Euribor, salvo subida muy brusca de este último. Pero también es un indicador mucho más fiable del coste real de las hipotecas en España, ya que incluye el diferencial. Normalmente, cuando un banco otorga un préstamo hipotecario usando con referencia el IRPH no se aplica ningún diferencial, o si se hace es mínimo.

 

Ventajas e Inconvenientes

 

A muy largo plazo (20 años o más), el coste de los dos sistemas son muy parecidos, ya que el IRPH es una media ponderada. Sin embargo, si se ha conseguido un diferencial pequeño sobre el Euribor, a largo plazo será mejor que el IRPH.

A medio y corto plazo, un sistema es mejor que el otro en función de la variación del Euribor. Si los tipos tienen una tendencia bajista, interesa más el Euribor (el IRPH seguirá reflejando los intereses anteriores durante bastante más tiempo, al tratarse de una media de los préstamos vigentes). En caso contrario, el de una subida de tipos, el IRPH se hace más interesante precisamente porque arrastrará durante más tiempo los intereses bajos.

Para la economía familiar, el IRPH es más fácil de llevar porque sus variaciones son más lentas, lo que da más tiempo para adaptarse. Sin embargo, desde el blog recordamos que optar por un tipo de interés variable, sea lo que sea, para endeudarse a largo plazo no es una buena opción, ya que conlleva cargar con unos riesgos que descontrolamos. Aunque sean más caros, los tipos fijos ofrecen mucha más seguridad.

 

Situación actual

 

En los últimos meses, el IRPH se ha encarecido notablemente, y está en torno al 3,6% para el conjunto de las entidades bancarias, mientras el Euribor está cerca del 2%. El diferencial entre ambos sistemas refleja también la realidad del mercado inmobiliario español: los días en los que los bancos prestaban a Euribor +0,5% han desaparecido, y hoy tiene suerte aquel que encuentre un crédito con un diferencial de 1%. Desde este punto de vista, la evolución del IRPH refleja mejor la situación del crédito en España que el dato bruto del Euribor.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)