¿Cuánto cuesta realmente comprar una casa?

costes compra viviendaEn los últimos meses, cada vez se escuchan más opiniones diciendo que podría haber llegado el momento de comprar una vivienda. Algunos argumentan que la caída de precios se ha terminado (aunque esto está por ver), otros hablan de los tipos de interés bajos, y parece que el volumen de transacciones está aumentando (aunque moderadamente). Pero, ¿cuánto cuesta realmente comprar una casa? ¿Qué otros gastos tiene aparte del importe pagado por la casa? Depende de la situación, pero vamos a intentar dar unas ideas de los diferentes costes.

¿Cuánto cuesta la compraventa de la casa?

Para poder adquirir un piso o una casa, además de pagar la transacción propiamente dicha, hay que pagar una serie de servicios e impuestos. Algunos son opcionales, pero la mayoría son impepinables.

Gastos obligatorios

  • Impuestos. IVA para una casa nueva, o el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) para viviendas de segunda mano. El IVA, que puede ser del 4% para una Vivienda de Protección Oficial (VPO) o de 10% para el resto de viviendas, se paga en el momento de la compra. El ITP, cuyo tipo varía entre el 6% y el 10% según las comunidades autónomas, se paga en un plazo de un mes a la Hacienda regional. Es decir, que en muchos casos, se compre vivienda nueva o de segunda mano, hay que pagar un 10% adicional de impuestos.
  • Gastos de notaría. Aunque no haya hipoteca de por medio, es obligatorio formalizar la compraventa por una escritura pública. El importe depende del notario, del valor de la casa, y de otros parámetros, pero como mínimo hay que contar con unos 400 o 500€ en concepto de honorarios. Si además hay hipoteca, hay que sumar otra escritura, y otro importe de entre 300 y 400€.
  • Gastos de Registro. Es obligatorio registrar la escritura en el Registro de la Propiedad. Este trámite también varía en función del número de personas involucradas en la transacción, el valor de la compraventa y otros parámetros. Puede costar entre 200 y 400€.

Gastos opcionales

  • Comisión de agencia. Es difícil encontrar la casa que encaje con tus necesidades y tu presupuesto, pero si quieres evitar pagar gastos de agencia y buscas una vivienda de segunda mano, en muchas ocasiones tendrás que pasar por una agencia. Dependiendo de la zona, cobran la comisión solo al vendedor (incluyéndola en el precio de venta) o a ambos. Si vives en una ciudad donde la práctica es cobrar a ambos, puedes esperar tener que pagar entre un 2 y un 3% de comisión, con una comisión mínima para pequeñas transacciones (rara vez cobran menos de 2.000€).
  • Gestoría. Como comprar una vivienda te obliga a tramitar bastante papeleo, lo habitual es que o la notaría o el banco de la hipoteca te proponga llevar los trámites por gestoría. Esto puede costar unos 250€ si no hay hipoteca, algo más si la hay.

cuanto cuesta comprar un piso¿Cuánto cuesta la hipoteca?

Me parece que la hipoteca merecía su propio apartado, ya que comprar una vivienda con un crédito encarece notablemente la operación. En los últimos tiempos, debido a la falta de financiación, hay una parte significativa de las compraventas que se hacen al contado, pero las hipotecas siguen siendo la forma más habitual de adquirir una vivienda. Veamos lo que implican.

  • Gastos financieros. Son varios, ya que algunas entidades cobran por abrir una hipoteca (por ejemplo un 1% del importe solicitado), además del tipo de interés. ¿Y cuánto más habrá costado la vivienda al finalizar el crédito? Todo depende de cómo evolucione el tipo de interés. Si cogemos como referencia una hipoteca a 20 años, un tipo medio del 3% implica pagar un sobre coste del 33%, un tipo medio del 5% implica pagar un 58% más.
  • Tasación. Al pedir una hipoteca, es necesaria una tasación, que suele costar alrededor de unos 300€.
  • Gastos adicionales. En caso de hipoteca, como indicamos antes, los gastos de notaría y de gestoría son más elevados, porque hay más trámites. El coste del registro también se incrementa algo, aunque no te forma tan significativa.

Reformar la casa

Si se compra una vivienda nueva o una de segunda mano que acaba de ser reformada, no será necesario hacer obras en la casa. Pero en muchas otras oportunidades, en menor o mayor grado, hace falta reformar la vivienda.

  • El lavado de cara. En caso de solo reformar la cocina y el baño, hay que contar con un coste aproximado de 3.000€ por baño o cocina. A eso habrá que sumar los impuestos. El IVA al 10% y las tasas que suelen cobrar los ayuntamientos (puede ser una cantidad fija además de un porcentaje del importe del presupuesto).
  • La reforma intermedia. En este caso, se cambian algunas cosas como el suelo en toda la casa, además de la cocina y el baño, se arreglan algunas tuberías y se hacen unos trabajos eléctricos. Una reforma de este tipo puede costar unos 10.000 a 15.000€, más impuestos y tasas.
  • La reforma completa. En este caso se cambian puertas, ventanas, suelos, se tiran tabiques, se hace fontanería y electricidad nueva, además de reformar cocina y baños, etc. Una reforma de este tipo no suele bajar de los 30.000€, y además hay que sumar el proyecto de obra del arquitecto (al menos unos 500€), los impuestos y tasas del ayuntamiento, los permisos para contenedor de escombros, etc.

cuanto cuesta comprar una casaDar de alta los servicios

Si compras una vivienda nueva o si el piso de segunda mano lleva tiempo desocupado, es posible que tengas que pagar por dar de alta servicios básicos como la luz, el agua, el gas, el teléfono o Internet. En algunos casos puedes hacer un traspaso de titular, en otros tienes que pagar un alta nueva.

  • La Luz. En teoría, cuando das de alta la luz tienes que pagar una cantidad que depende de la potencia contratada y que incluye tres partes: los derechos de extensión ( 17,37 €/kW + IVA), los derechos de acceso (19,40 €/kW + IVA) y el derecho de enganche (9,04€+IVA). Es decir que si contratas 4,6kW tendrás que pagar unos 215€ si es un alta nueva o que han pasado más de tres años desde la baja, unos 118€ si la baja fue reciente. A eso tienes que sumar que la compañía eléctrica te puede pedir un boletín eléctrico realizado por un electricista autorizado, y esto puede costar otros 100€. En otras palabras, solo para tener luz en casa puedes llegar a tener que pagar más de 300€.
  • El gas. Si has optado por tener gas natural en casa, y el servicio no estaba previamente dado de alta, también tendrás que pagar una cantidad de alrededor de 200€ entre derechos de acometida y derechos de alta.
  • El agua. La situación del agua es un poco diferente a los demás suministros, porque suele estar gestionada por empresas municipales públicas o semipúblicas. Si no había suministro antes, el coste de alta puede estar entre 50 y 150€, pero en la mayoría de los casos ya hay suministro, y solo hace falta hacer un cambio de titular, que suele ser gratuito.
  • Teléfono o Internet. En este caso, hay muchas compañías que regalan la instalación, con o sin compromiso de permanencia. Sin embargo, algunas compañías cobran el alta, que llega a rondar los 100€.

Los electrodomésticos básicos

Una vivienda no es nada sin al menos una nevera, una lavadora, un horno, un microondas, una placa de vitrocerámica:

  • Lavadora. Al menos 300€, por debajo suelen ser productos de dudosa calidad.
  • Nevera. Al menos 400€, salvo que se compre un modelo pequeño.
  • Microondas. Son económicos. Entorno a los 50€ ya se encuentran algunos modelos.
  • Horno. A partir de 200€ hay modelos buenos.
  • Vitocerámica. Cuesta unos 150€, unos 200€ si es de inducción.

Además, muchas viviendas suelen incluir un lavavajillas (250€) un termo eléctrico (200€) y otros aparatos.

Los muebles

Finalmente, son imprescindibles en una casa unos muebles básicos como camas, mesa de comedor y sillas, sofá, armarios… El presupuesto varía mucho en función del número de personas, del tamaño de la casa y del gusto personal, pero difícilmente se puede amueblar una casa por menos de unos 2.000€.

Sumando todo, como hemos podido ver con estos ejemplos, cuánto cuesta una casa no es solamente el precio de la compraventa y de los impuestos, sino los servicios profesionales asociados, los intereses de la hipoteca, las altas de los servicios, la compra de electrodomésticos y de muebles, las obras y las tasas.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)