¿Dónde alojar el dominio de tu negocio online?

servidoresEn este blog, hemos comentado varias formas de ganar dinero basadas en pequeños negocios online, siendo los más habituales quizás el blog y el comercio electrónico. Para esos negocios, normalmente se recomienda tener un dominio propio (que da más seriedad). Pero concretamente, tienes que elegir donde alojar no solo el dominio sino también tu web, con su estructura y datos (texto, videos, fotos). Veamos tus opciones.

Tener tu propio servidor

Esta opción la cito solamente porque es una posibilidad, pero para un pequeño negocio online no suele servir, porque exige conocimientos técnicos y comprar tu propio servidor. En general podría considerarse para webs muy grandes y mucho tráfico, y aun así no necesariamente valdría la pena.

Tener un servidor compartido

Es lo que ofrecen muchos proveedores de alojamiento web. El principio es el siguiente: la empresa de la empresa de hosting tiene uno o varios servidores potentes, y alquila espacios a diferentes clientes. Normalmente, este tipo de servicio viene con unos límites establecidos, para asegurar que todos los clientes puedan usar el servidor al mismo tiempo sin saturarlo. Por ello, en estos servicios se suele ofrecer una cantidad máxima de espacio en el disco duro para los datos, y también un límite de uso de datos en la banda ancha, junto con otras limitaciones técnicas.

Esta solución puede llegar a funcionar para pequeñas páginas, siempre que se contrate el servicio con un proveedor fiable, porque el mercado es heterogéneo en este aspecto.

alojamiento de dominioLos servicios en la nube

Desde hace unos años, se habla mucho de la nube, que es una forma de gestionar los servicios de Internet diferente. En lugar de tener la información solo en un sitio (un servidor físico en un lugar concreto), se reparte la información entre muchos lugares, normalmente diseminados geográficamente, de allí que soluciones como esta se denominen “cloud hosting” o alojamiento en la nube. Entre las ventajas principales de este tipo de servicio están la seguridad (la información suele estar duplicada y disponible en varios lugares) y la flexibilidad para escalar los requisitos técnicos (ya que se usa una amplia red de servidores físicos).

Está solución suele tener una buena relación calidad precio, además de ser adaptable a la situación de cada cliente y a la evolución de esa situación.

Recomendaciones generales

Sea la que sea la solución de alojamiento que hayas decidido contratar, creo que es importante que selecciones a tu proveedor en función de esos criterios:

  • Reconocimiento: mejor ir por una empresa ya conocida, ya que quieres poder tener activo tu dominio siempre, y que si hay algún problema técnico, que se vea solucionado con la mayor brevedad.
  • Precio bajo: está bien pagar unos pocos euros mensuales por el servicio de alojamiento de tu negocio online, pero no tendría mucho sentido gastarte mucho más, ya que estamos hablando principalmente de complementos de ingreso. Si por ejemplo ganas dinero con un sistema de referidos (por ejemplo de Amazon), haciéndolo bien puedes obtener decenas de euros al mes, pero no mucho más.
  • Flexibilidad: tu proveedor debería darte la posibilidad de poder cambiar a un servicio de características técnicas distintas si lo requieres (tanto si necesitas más como si necesitas menos).
Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

  • No se encontró ningún artículo relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)