Regalos baratos para San Valentín: escapa del consumismo

regalos-baratos-para-san-valentinSe acerca el 14 de febrero, fecha altamente consumista desde hace unos años. En teoría debería ser la ocasión para celebrar el amor en pareja o la amistad, pero en la práctica se ha convertido en una competición de regalos caros, como si el interés que prestamos a los demás se pudiese medir en euros. Hoy vamos a dar algunos consejos para celebrar el evento sin gastarse demasiado. Es nuestro artículo nº60 de los consejos para ahorrar.

Decorar la casa para una cena

No hace falta mucho dinero para transformar el comedor de tu casa en un lugar romántico. Un poco de orden, retirar elementos que quitan la harmonía del espacio, colocar velas, cubrir el suelo de pétalos de rosa, imprimir fotos en tamaño A4 para adornar la sala, y multitud de otras ideas que costarán tiempo y dedicación, pero no euros.

Seguro que eres capaz de crear un ambiente especial para una noche romántica. ¡Atrévete a probarlo!

Haz tu mismo el regalo 

  • ¿Sabes cocinar? En realidad no hace falta saber mucho. Existen numerosas páginas en Internet que te podrán proporcionar recetas fáciles para una cena especial. De nuevo, y en lugar de gastar mucho dinero en un restaurante elegante, puedes hacerlo tu mismo, o si quieres encargar algo. Solo por la diferencia de precio en las botellas de vino, te valdrá la pena organizar las cosas personalmente.
  • Puedes hacer muchos otros regalos. Si eres un poco manitas, por pocos euros se pueden hacer cosas de bisutería. Con un poco de imaginación puedes recoger flores salvajes y montar tu propio ramo de flores (aunque hay que reconocer que en este momento del año, en la península es un poco complicado). Pero en lugar de flores pueden ser plantas bonitas. Eso sí, no vale destrozar el medioambiente y arrancar a diestra y siniestra.
  • Puedes escribir un poema, grabar un video, hacer un montaje de fotos con arte. De nuevo, hacer las cosas por ti mismo permite regalar algo realmente personal y adaptado a la persona amada.

Alquilar una película

En lugar de irte al cine, puedes alquilar una película. De hecho puedes demostrar tu amor haciendo un esfuerzo para ver algo que normalmente te haría huir. Sin caer en tópicos, lo normal es que a los hombres les cueste ver una película romántica y que las mujeres no sientan mucho interés por las de zombies o de acción. Un buen acuerdo podría ser ver una de cada género.

Si quieres pasar una buena velada del 14 de febrero, no hace falta que te gastes una fortuna. Olvida la presión social consumista y móntate tu mismo una noche de diversión en pareja. El único límite es tu imaginación.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)